domingo, 23 de junio de 2013

Calderón simuló y traicionó compromisos con víctimas de narcoguerra: Sicilia



MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- A dos años del diálogo que sostuvieron en el Castillo de Chapultepec familiares de víctimas de la guerra antinarco y el gobierno de Felipe Calderón, el poeta Javier Sicilia acusa que el exmandatario traicionó y simuló los acuerdos que se tomaron en ese histórico encuentro.
En entrevista con Reforma, Sicilia asegura que la peor traición de Calderón es la Ley General de Víctimas, pues a pesar de que el panista se comprometió a impulsarla, ésta quedó empantanada al final de su sexenio.

Destacó que hace dos años cuando se armaron las mesas de trabajo para temas de justicia, del cambio de la guerra contra el narcotráfico y la Ley de Víctimas había mucha esperanza pero luego, como siempre sucede con el gobierno y con el Estado, enfatizó, loa acuerdos acabaron traicionados.
Sicilia consideró que la Ley de Víctimas fue un compromiso traicionado de forma terrible ya que fue secuestrada y llevada a nivel de campaña electoral. Luego, agrega, apareció a destiempo, “querían cambios que iban a dañar la ley y terminó (Calderón) por meterla y entramparla en una controversia constitucional”.
El poeta recordó que durante los Diálogos por la Paz, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad solicitó crear un Sistema Nacional de Atención a Víctimas, a lo cual Calderón respondió con la creación de Províctima.
Sin embargo, esa fue otra simulación, consideró Sicilia, pues a esa instancia creada en septiembre de 2011 careció de recursos, infraestructura y personal necesarios para desarrollar su labor.
“Províctima fue una reacción inmediata de Calderón a esos diálogos para tratar de asumir el problema de las víctimas, de la criminalización, de esa ausencia de justicia, de esa ausencia de protección, pero como una respuesta inmediata estaba muy mal planteada: aunque el personal era bueno y su directora espléndida, no tenía recursos, y contaba con poca capacidad y personal para responder al tamaño del problema, de la tragedia humanitaria”, dijo Sicilia al diario.
Recordó que aun cuando en el encuentro en Chapultepec pidieron a Calderón un Monumento a la Memoria, éste respondió con un memorial sin nombres en un campo militar, lo cual considera un insulto y un elogio a la fosa común, “un elogio de Calderón a su propia guerra”, señaló.
El 23 de junio de 2011, después de dialogar con familiares de víctimas de la guerra contra el narcotráfico, Calderón rechazó cambiar su estrategia militar y policiaca.
En aquella ocasión dijo que mientras no se formularan propuestas viables, seguiría combatiendo a los “criminales”, aunque aceptó que era preferible pasar a la historia como el presidente con miles de muertos que no haber hecho nada.
“La verdad es que prefiero, insisto, que me juzguen -a veces creo que injustamente, en fin, la historia lo dirá- por haber actuado, que por haberme quedado quieto”, sostuvo Calderón en el encuentro realizado en el Castillo de Chapultepec.
Días después de la reunión con Calderón, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad sostuvo un encuentro en el Castillo de Chapultepec con 40 diputados y senadores de todos los partidos políticos para discutir la Ley de Seguridad Nacional.
Los cambios a dicha ley están actualmente en la congeladora, debido a que los legisladores no pudieron ponerse de acuerdo en varios temas, destaca Reforma.
Tras las reuniones con el gobierno federal, incluso el Movimiento por la Paz registró pérdidas ya que tres de sus activistas, Pedro Leyva, Trinidad Cruz y Nepomuceno Moreno, fueron asesinados.
Sicilia dijo que ahora, con el priista Enrique Peña Nieto en el gobierno, lo único que ha cambiado es el discurso, “pero la realidad no muestra cambios”.
Indicó que el único avance en el gobierno de Peña ha sido la promulgación de la Ley de Víctimas.
“Los muertos siguen, los desaparecidos siguen y la justicia es muy pobre, esa es la realidad del país. Aunque quieran cambiar la percepción, los ciudadanos que vivimos diariamente las calles de este país, las carreteras, sabemos que no es así”.
Respecto al padrón de desaparecidos, afirmó que se dio a conocer de una forma desafortunada y que las autoridades federales no han hecho pública la depuración que ofrecieron.
Aseguró que hasta el momento desconocen de qué manera este padrón ayuda a las indagatorias de las autoridades.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.