lunes, 24 de junio de 2013

Giran órdenes de aprehensión contra Granier



Patricia Dávila

MÉXICO, D.F. (apro).- El Juzgado Cuarto de Distrito en Tabasco giró dos órdenes de aprehensión en contra del exgobernador de Tabasco, Andrés Rafael Granier Melo, por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.
La Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República (PGR) notificó a Granier Melo —que está en un hospital de la Ciudad de México— del cambio de su situación jurídica.

En un comunicado emitido hoy, la PGR, encabezada por Jesús Murillo Karam, indicó que las órdenes de aprehensión se libraron debido a las consignaciones presentadas en días pasados por el gobierno del estado de Tabasco.
En las próximas horas, se explica en el documento, el juez cuarto de Distrito determinará el lugar donde Granier será puesto a su disposición.
Actualmente, Granier se encuentra internado en la Unidad Coronaria del Hospital Ángeles del Pedregal de esta ciudad desde la madrugada del pasado 14 de junio.
Ese día, Granier reportó molestias en el pecho, después de que afrontara una maratónica comparecencia ante la PGR.
Un día antes, Granier había llegado a la Ciudad de México, proveniente de la ciudad de Miami, en donde se encontraba radicando. Su objetivo era presentarse a declarar de manera “voluntaria” ante la PGR, con el objetivo de explicar su patrimonio y su relación con la riqueza de quien fuera su secretario de Finanzas, a quien se le decomisaron 88 millones de pesos en efectivo, y pudo comprar un auto y motocicletas de superlujo sin que su salario diera para ello.
De acuerdo con el abogado de Granier, desde antes de declarar, médicos de la institución revisaron a Granier y confirmaron que está enfermo del corazón y que sufre de hipertensión.
Su inesperado ingreso al hospital ocurrió cuando ya se sabía que la PGR estaba por trasladarlo a Tabasco, para comparecer ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en calidad de indiciado.
“Me habló al cuarto (…) me dijo que sentía un dolor en el pecho, que le faltaba aire para respirar”, señaló Eduardo Luengo Creel, abogado del exfuncionario estatal, en entrevista con Carlos Loret de Mola.
El abogado Luengo Creel dijo que a pesar de ello el deseo del exmandatario era comparecer y enfrentar la acusación: “Por eso vino sin amparo alguno”, señaló. Sin embargo, en cuanto pisó México Granier solicitó, justamente, dos amparos.
El letrado también indicó que exhortaría al procurador de Tabasco para que su declaración fuera tomada a su salida de la unidad coronaria.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.