domingo, 9 de junio de 2013

Liga MX: la compraventa de plazas



Raúl Ochoa y Beatriz Pereyra

En México el dinero derriba obstáculos. Así lo confirma el caso de Amado Omar Yáñez Osuna, dueño de Oceanografía, empresa contratista de Pemex, quien adquirió las franquicias de tres equipos de la Liga MX de futbol. Uno de los requisitos que esta organización impone a sus inversionistas, pero que en este caso ignoró, es que tengan solvencia moral y económica y no ser parte ni haber participado en negocios turbios. Desde hace años a este empresario se le relaciona con transacciones realizadas mediante tráfico de influencias con destacados panistas como Juan Camilo Mouriño y César Nava, amén de que fue socio de Manuel Bribiesca, hijastro de Vicente Fox.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Por más que quienes dirigen el futbol mexicano se empecinan en tratar de convencer de que la liga del deporte más popular del país está encaminada a adquirir el rango de “premier”, con sus decisiones demuestran que esto sólo es un sueño.
Como si fuera una liga llanera, la Liga MX que dirige Decio de María Serrano toleró que para el Torneo Apertura 2013 Querétaro siga teniendo equipo en la Primera División, a pesar de que Gallos Blancos descendió y que La Piedad se quedara sin el club que con méritos deportivos se ganó un lugar en el máximo circuito, pues los Reboceros emigraron a Veracruz para encarnar la cuarta versión de los Tiburones Rojos.
En ese intercambio, el Real San Luis dejó de existir y se mudó a Chiapas, que se quedó sin Jaguares cuando TV Azteca le vendió el equipo felino a Amado Omar Yáñez Osuna, el empresario petrolero dueño de los “nuevos” Gallos Blancos de Querétaro a quien su tráfico de influencias con el poder político durante los sexenios panistas lo condenan.
El pasado 27 de mayo, De María confirmó que el dueño de Xolos de Tijuana, Jorge Hank Rhon, adquirió “por tiempo determinado” 60% de las acciones de Dorados de Sinaloa –operación que culminará antes de cinco años cuando termine en México la multipropiedad de equipos– y anunció las mudanzas en la Liga de Ascenso Mx: Zacatepec 1948 ocupará el lugar de Irapuato, Atlético San Luis el de Veracruz, Delfines el de Pumas Morelos y Alebrijes de Oaxaca el sitio de Tecamachalco.
En este nuevo mapa del futbol mexicano lo que domina son los intereses económicos y políticos de quienes pueden abrir la cartera y tienen relaciones con funcionarios públicos para venderle y comprarle a quien sea, negocio en el que los aficionados sólo sirven para llenarles los bolsillos.
Después de tantos movimientos, De María terminó por reconocer que esta situación le restó seriedad al proyecto de convertir la MX en una liga premier y deterioró la imagen del concepto creado para el futbol mexicano.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.