domingo, 28 de julio de 2013

Cifras mentirosas del gobierno para convencer de la crisis en Pemex y CFE

Andrea Becerril y Roberto Garduño

Legisladores de PRD y PT denunciaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto comenzó ya una campaña mediática catastrofista con el propósito de hacer creer a la opinión pública que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) están en crisis y la única opción es la reforma constitucional en materia energética que permita la privatización de las dos paraestatales.
Es deshonesto que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, asegure que Pemex tiene pérdidas, él sabe perfectamente que eso es falso, ya que aporta más de 40 por ciento de los recursos del presupuesto federal, recalcó el coordinador de los senadores del PT, Manuel Bartlett.

El vocero de los diputados del PRD, Carlos Reyes Gámiz, consideró sospechoso que el gobierno federal ahora sostenga que Pemex es la única empresa a escala mundial con pérdidas multimillonarias. Adelantó que su partido prepara una campaña informativa permanente para explicar a la sociedad que el gobierno federal miente con el anuncio de una pérdida de 53 mil 400 millones de pesos.
Por separado, el senador Bartlett Díaz hizo notar que igual que lo hizo el entonces presidente Felipe Calderón, en 2008, ahora Peña Nieto trata de engañar a los mexicanos con propaganda basada en cifras y datos mentirosos, para abrir el camino a la entrega del petróleo y la electricidad a trasnacionales.
Es una vergüenza que Videgaray, quien sabe perfectamente lo que pasa en Pemex, precisamente por la política de la Secretaría de Hacienda de quitarle la mayor parte de sus ingresos, salga a hacer campaña para la privatización. Es una mentira enorme decir que Pemex tiene pérdidas, no pierde nada, le arrebatan, vía impuestos, la mayor parte de sus ingresos.

CFE y los contratos leoninos
Agregó que en el caso de CFE hay pérdidas porque las empresas extranjeras, que generan ya 50 por ciento de la electricidad en el país, cobran muy caros sus servicios. Le cuestan muy caros a la CFE por los contratos leoninos que les dieron y que obligan a que se les compre toda la energía que producen.
Esta es la realidad que el gobierno trata de ocultar, recalcó.
A su vaz, el diputado perredista Reyes Gámiz señaló la situación es muy similar a la que se ha dado desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en que se trata de crear un ambiente propicio para la privatización de Pemex, al colocar a la empresa al borde de la quiebra.
Ahora no es distinto, la actual campaña busca ambientar entre los ciudadanos la posibilidad de la privatización. Es una campaña interesada en abrir al capital privado las tareas sustantivas de la petrolera.
El vocero de los legisladores del sol azteca consideró que ahora que existen señales de alerta en la economía, que podrían llevarnos hasta una nueva recesión, la administración de Peña Nieto ha decidido tomar la ruta de impulsar, para el próximo periodo ordinario de sesiones, la aprobación de la reforma constitucional en materia energética.
Con ello, estarían ganando tiempo para que la crisis en los mercados y en las actividades empresariales no corra en vía paralela a la del desastre del manejo del sector energético.


Fuente La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.