martes, 6 de agosto de 2013

Investiga CNDH a militares por violar a una joven de 15 años en Tamaulipas



Gloria Leticia Díaz

MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dio inicio a una investigación sobre presuntos abusos sexuales y robos cometidos por efectivos del Ejército destacamentados en Tamaulipas contra una adolescente de 15 años.
En un comunicado la CNDH informó que por instrucciones de su  presidente, Raúl Plascencia Villanueva, visitadores adjuntos, una médica y una psicóloga se trasladaron a Nuevo Laredo, Tamaulipas, para atender a la menor, presuntamente abusada sexualmente por dos miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y robada por otro elemento de la misma dependencia.

Basado en notas periodísticas, el organismo señala en su comunicado que la menor fue agredida el pasado 10 de julio en un hotel de la ciudad fronteriza, por lo que Plascencia Villanueva ordenó abrir una investigación de oficio.
Según el organismo, una vez que se atienda a la menor, solicitará información a la Sedena y recabará información sobre lo sucedido para después tomar una determinación que podría derivar en una recomendación.
No es la primera ocasión en que miembros del Ejército se ven involucrados en casos de abuso sexual contra mujeres, en el contexto de la lucha contra el narcotráfico.
Los casos más emblemáticos son los de dos mujeres indígenas del estado de Guerrero, Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú, quienes fueron abusadas sexualmente por miembros del Ejército en 2002.
Las agresiones se registraron en la montaña de Guerrero, donde se extendió la presencia militar con el argumento de la lucha contra el narcotráfico.
Ambas mujeres mantuvieron vivas sus denuncias y las llevaron hasta el máximo tribunal del continente americano –la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH)– con las que lograron dos condenas para el Estado mexicano por su responsabilidad internacional en las violaciones cometidas contra las mujeres indígenas.
De acuerdo con una solicitud de información ciudadana dirigida a la Sedena en la que se pide el número de averiguaciones previas abiertas por violaciones a derechos humanos contra civiles del 2000 al 2012, la dependencia reconoció 36 víctimas, entre ellas dos hombres.
Según esa documental pública, las entidades donde se cometieron los agravios son: el Distrito Federal siete casos, en Guerrero cuatro; en Tabasco, Veracruz  y Baja California tres; en Sinaloa, Jalisco y Baja California Sur dos, en Nuevo León, Chihuahua, Puebla, Chiapas, Estado de México, Sonora, Morelos, Colima y San Luis Potosí una.
La relación no incluye el caso de 13 bailarinas abusadas sexualmente en Castaños, Coahuila, en julio de 2006 y al menos cinco casos más durante una incursión militar en  Michoacán, en mayo de 2007.
De acuerdo con el informe de la Sedena –folio 0000700071812 emitido por su unidad de enlace– en los 36 casos se implicó a al menos 43 miembros del Ejército, por parte de la Procuraduría de Justicia Militar, pero no indica cuál fue el destino de los presuntos responsables de los abusos.
Tampoco incluye los casos emblemáticos de Rosendo Cantú y Fernández Ortega, por los que supuestamente se procesó a 120 soldados.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.