lunes, 16 de septiembre de 2013

Abuchean al gobernador de Chihuahua durante la ceremonia de El Grito



Patricia Mayorga

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobernador César Duarte Jáquez pasó un mal rato durante la ceremonia del Grito de Independencia al ser abucheado en al menos tres ocasiones por los asistentes al festejo patrio.
Como en la Ciudad de México, el evento fue conducido por dos conductores de Televisa, Laura G y Facundo, y en la parte musical estuvieron los grupos Primavera, Los Recoditos y Julián Álvarez.
El público comenzó a llegar a la plaza a las 16:00 horas con la idea de apartar un buen lugar, a pesar de los filtros de revisión que tuvieron que pasar. Además, personal de diferentes corporaciones estatales y municipales, en colaboración con el Ejército, resguardaron la seguridad.

Como un presagio de los reclamos que se escucharían durante la noche del Grito de Independencia y en redes sociales, en el Palacio Municipal se fundió la primera letra “v” de la  frase “Viva México” que el edificio en el marco de las fiestas patrias, por lo que se podía leer: “Iva México”.
Los usuarios de redes sociales aprovecharon la pifia para reclamar al gobierno de Enrique Peña Nieto la iniciativa de reforma hacendaria que pretende gravar aún más a la clase media.
Alrededor de las 23:00 horas, el gobernador Duarte Jáquez salió al balcón, el cual se remodeló hace un año, con un costo de 2 millones de pesos, a pesar de que los chihuahuenses criticaron dicho gasto por inútil.
El mandatario estrenó también la campana. La colocaron un día antes de la ceremonia y hasta ahora se desconoce el costo de la misma.
La campana antigua es una réplica de la original. Hace nueve años, se cambió el lugar para dar el Grito de Independencia, a otro balcón ubicado en la avenida Venustiano Carranza, a un costado del Palacio de Gobierno, debido a que en la plaza Hidalgo (frente al edificio gubernamental) ya no cabía la gente.
Los nueve años anteriores, los gobernadores utilizaban una campaña más pequeña para dar el Grito, pero este año, César Duarte decidió colocar una campana grande, justo arriba del nuevo mega balcón.
Anoche, cuando el gobernador salió a dar el Grito de Independencia, la gente lo abucheó por lo menos en tres ocasiones. Los gritos de rechazo se agudizaron cuando gritó “Chihuahua Vive” y “El cielo bendiga a Chihuahua”, frases que ha acuñado durante su administración.
La gente respetó el “Viva”, cuando nombró a cada uno de los héroes de la Independencia, pero también gritaron contra Duarte cuando proyectaron la imagen con la frase “Chihuahua vive” sobre el Palacio de Gobierno, con luces de colores verde, blanco y rojo.
En Juárez, el alcalde Héctor Murguía Lardizábal también fue abucheado en su última ceremonia del Grito de Independencia.
En la frontera se congregaron en la escultura llamada “X”, cuya colocación también ha sido polémica. Ahí se presentaron los cantantes Espinoza Paz, Reik y Banda MS.
La asistencia a ambos eventos, en la capital y en Juárez, estuvo muy concurrida. En Juárez se calculó que acudieron alrededor de cien mil personas y en Chihuahua, el gobierno asegura que fueron alrededor de 130 mil.
Protestan maestros en desfile
Por primera vez en muchos años, maestros de esta capital y Juárez aprovecharon el desfile cívico-militar patrio para exigir “escuelas y trabajo”.
En Chihuahua, un grupo de 70 maestros del Movimiento Insurgencia Magisterial hizo acto de presencia en una calle alterna al desfile.
Los docentes llegaron con pancartas y entonando consignas: “¡Queremos escuelas, queremos trabajo, queremos hospitales, no queremos federales!”; “¡No, no nos da la gana ser una colonia norteamericana; sí, sí nos da la gana ser una nación libre y soberana!”; “¡Zapata decía, si no hay justicia al pueblo, no hay paz para el gobierno!”, entre otras.
El grupo de profesores permaneció alrededor de una hora cerca del desfile y posteriormente se retiró, mientras los militares resguardaban la parada desde edificios oficiales y en unidades colocadas en lugares estratégicos alrededor de palacio de gobierno.
En el desfile, los contingentes más vitoreados fueron los de los ejemplares caninos de las corporaciones de las policías estatal y municipal, así como los bomberos y el helicóptero con el que se rescató a una familia durante una de las inundaciones por el registro de lluvia en la capital.
En Juárez, un centenar de docentes se incluyeron como un contingente más en el desfile de la frontera.
Un grupo de agentes antimotines impidió integrarse a los docentes, aunque finalmente el secretario de Seguridad Pública municipal, Julián Leyzaola Pérez, autorizó que se sumaran los maestros.
Los profesores llegaron hasta el templete de las autoridades municipales expresando sus consignas, pero fueron ignorados por éstas.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.