miércoles, 19 de junio de 2013

Cada senador del PAN recibió $430 mil; ‘‘nadie’’ lo autorizó

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

En medio de la confrontación entre los dos grupos que se disputan el poder y los dineros de la bancada panista en el Senado, ayer salieron a relucir maniobras para impedir que los corderistas reformen los estatutos y aparecieron más irregularidades en el manejo de los millonarios recursos del grupo parlamentario del blanquiazul. En ese contexto, se hizo público que en pleno proceso electoral en 14 entidades se transfirieron 430 mil pesos a cada uno de los 38 senadores, presuntamente para sufragar actividades en apoyo a los candidatos de Acción Nacional.
De la responsabilidad de haber aprobado tal erogación se acusaron mutuamente al mediodía el ex responsable financiero de la bancada, el corderista Jorge Luis Lavalle, y el nuevo coordinador maderista, Jorge Luis Preciado, quién declaró incluso que fue por ello que destituyó a Lavalle como vicecoordinador de administración.

Por la noche, Preciado reculó y acompañado por Lavalle y legisladores de ambos bandos bajó a la sala de prensa para señalar que éste no es responsable, que fue ‘‘un error de comunicación, una confusión administrativa’’, y que investiga quién aprobó la transferencia de esos más de 16 millones de pesos. Aseguró que esa suma no es para respaldar a candidatos panistas en campaña y que los senadores deberán comprobar el uso de los 430 mil pesos, destinados a actividades legislativas y oficinas de atención ciudadana, entre otros.
Versión muy distinta fue la que Preciado difundió horas antes para tratar de desmentir a Lavalle, quien dijo que él no autorizó esos recursos ya transferidos. ‘‘Habrá que preguntárselo a Preciado, porque fue algo que hizo él directamente. Yo no he firmado absolutamente nada’’.
Poco después, Preciado fue a la sala de prensa para sostener que fue Lavalle quien de forma unilateral tomo la decisión. Mostró copias de un escrito del 11 de junio, en el que él mismo devolvió los 430 mil pesos.
En reunión privada, Lavalle lo encaró y luego de una ríspida discusión a puerta cerrada Preciado cedió y juntos fueron con la prensa para que éste rectificara. Leyó un breve comunicado, pero no aclaró las muchas dudas sobre el particular. Estuvieron presentes Luisa María Calderón, Ernesto Ruffo y otros legisladores corderistas y maderistas.
Al mismo tiempo, Preciado maniobró para tratar de impedir que se lleve a cabo hoy la reunión, convocada por 22 legisladores corderistas, en la que modificarán los estatutos de la bancada a fin de quitar al nuevo coordinador el control del dinero y de las decisiones torales. Como los documentos internos establecen que en caso de reformas estatutarias si el coordinador no está presente su lugar lo ocupará al vicecoordinador que él designe, Preciado destituyó ayer ‘‘por dos días’’ al vicecoordinador Francisco Domínguez.
Además de la controvertida entrega de 300 mil pesos que hizo Roberto Gil a Juan Ignacio Zavala, cuñado del ex presidente Calderón, hubo otros financiamientos; el más reciente, solicitado por el propio Preciado, Cordero, Lavalle y el coahuilense Fernando Salazar; este último para dar un tercer pago por 50 mil dólares al despacho de abogados estadunidenses que llevan en Texas el juicio contra prestanombres del ex gobernador Humberto Moreira. Antes, la bancada transfirió 100 mil dólares más a ese bufete,pero lo hizo a través de su Fundación Humanismo Político.
Al respecto, el senador Javier Corral Jurado, demandó que se abran las cuentas del grupo parlamentario ‘‘comprobante por comprobante, transferencia por transferencia’’ y se suban a Internet. La transparencia que el grupo ha exigido para sindicatos y órganos descentralizados debe darse en el caso de los recursos de la bancada, que son públicos, expresó el chihuahuense.
Corral recalcó que los senadores ganan muy bien y tienen apoyos adicionales, como para obtener además préstamos a tasa cero para dárselos a los amigos.
Finalmente, el senador Roberto Gil Zuarth, por separado, reconoció que en la Comisión de Justicia que él preside está contratado como asesor Juan Ignacio Zavala Gutiérrez, hijo de Zavala Gómez del Campo, que también se desempeña como asesor, pero de la mesa directiva del Senado.

Fuente La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.