sábado, 15 de junio de 2013

La narcoguerra ante los ojos de Europa



Marco Appel

Un informe al Parlamento Europeo confirma el fracaso de la guerra calderonista contra el narcotráfico que trajo consigo decenas de miles de muertos y desplazados. Esta política, señala el documento, exacerbó la violencia y la expandió hacia otras áreas geográficas, al tiempo que marcó la pauta para la diversificación de las actividades criminales como el robo, la extorsión y los secuestros.
BRUSELAS.- Un informe elaborado por los servicios de análisis del Parlamento Europeo concluye que el presidente Enrique Peña Nieto continuará con la misma estrategia de combate al narcotráfico que su antecesor Felipe Calderón, la cual, afirma, “no logró bajar significativamente los niveles de violencia” y, al contrario, en ocasiones hasta la “exacerbó” o generó sólo “el desplazamiento de las actividades criminales a nuevas áreas geográficas”.

El informe de 36 páginas y de difusión restringida titulado Mexico Country Briefing 2013, actualizado hasta el 17 de abril último remarca: “Existen fuertes presiones sobre Peña Nieto y su gobierno para que abata los niveles de violencia y contenga de alguna manera el poder de los cárteles de la droga y del crimen organizado… Dado que el nuevo presidente se ha comprometido personalmente a continuar una lucha implacable contra los cárteles del narcotráfico, en parte para disipar las preocupaciones de algunos sectores en el sentido de que el nuevo gobierno del PRI intentaría buscar un arreglo con los cárteles, es improbable un cambio radical en las políticas impulsadas por el gobierno de Calderón”.
El despliegue de las Fuerzas Armadas en el combate contra el narcotráfico “continuará en el corto y mediano plazos, en particular porque existen pocas alternativas realistas e inmediatas a la participación militar”, analiza, y añade que el propio Peña Nieto ha declarado que el Ejército sería retirado sólo de manera gradual.
Elaborado por Jesper Tvevad, experto en Latinoamérica del Departamento Político de la Dirección de la Dirección General de Políticas Externas del Parlamento Europeo, el informe –una copia del cual obtuvo Proceso– fue solicitado por la Delegación del Parlamento Europeo en la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea, el órgano de contacto legislativo entre ambas partes.
Aunque este tipo de informe no fija una postura institucional, puesto que no es discutido y votado por los eurodiputados, su importancia radica en que refleja una preocupación europea sobre México y que su contenido puede influir en la toma de decisiones de esa institución.
Pese a que el informe de Tvevad se plantea como un análisis global del estado económico, político y diplomático en que se halla el país, por lo que su parte medular se ocupa de la manera en que llegó Peña Nieto a la Presidencia y cuál es la actual repartición del poder, el balance sobre el sexenio de Calderón en materia de narcotráfico, seguridad y derechos humanos merece un capítulo entero.
“Con frecuencia, el exitoso combate de algunos cárteles creó más espacio para las actividades de otros grupos del narcotráfico o intensificó la pugna entre cárteles por el control de los mercados locales de drogas y las rutas de distribución”, indica Tvevad.
(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1911, ya en circulación)

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.