viernes, 20 de septiembre de 2013

Se agudizó la desacelaración en el segundo trimestre del año: Banxico



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- El Banco de México (Banxico) reconoció que la desaceleración de la economía mexicana se agudizó en el segundo trimestre del año por la debilidad de sus dos motores: las exportaciones y el mercado interno.

Al dar a conocer la Minuta número 22 que detalla la reunión de la Junta de Gobierno con motivo del anuncio de política monetaria, a la que asistieron el gobernador del banco central, Agustín Carstens, los subgobernadores y el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, la institución señaló: “Durante el segundo trimestre de 2013 se agudizó la desaceleración que la economía había venido presentando desde la segunda mitad de 2012. Esta desaceleración fue más rápida y generalizada que lo previsto hace unos meses”.
De hecho, el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo 0.7% en el segundo trimestre, según las cifras desestacionalizadas, situación que no ocurría desde la crisis económica de 2009.
Según la minuta de Banxico, estas nuevas cifras muestran que, desde el tercer trimestre de 2012, el sector industrial había presentado una contracción más severa.
“Esta desfavorable evolución fue reflejo, principalmente, de una caída en los niveles de actividad del sector de la construcción, así como un persistente estancamiento de la industria manufacturera”, precisó.
Aunado a lo anterior, la desaceleración más notoria fue la del sector servicio la cual se derivó de la pérdida de dinamismo tanto de aquellos servicios asociados a la demanda externa, como de los más relacionados a la interna.
El Banco de México también advirtió que la evolución del gasto interno sugiere que éste continuó registrando un deterioro en sus niveles en los meses recientes.
En particular, en lo que corresponde al consumo privado, destaca que las ventas al menudeo y mayoreo siguieron presentando niveles relativamente más bajos que los observados hasta mediados del año pasado.
Por su parte, la información más reciente indica que la inversión fija bruta continuó mostrando señales de debilidad en el segundo trimestre del año.
Dicho desempeño obedece a la tendencia negativa de la inversión en construcción en el sector de vivienda, así como al estancamiento de las importaciones de bienes de capital.
A principios de este mes, el Banco de México recortó la tasa de interés interbancaria a un día a 3.75%, desde un 4% con el fin de darle fluidez a la economía.
De acuerdo con los miembros de la Junta de Gobierno, lo anterior se debió a los posibles episodios de riesgo y sus consecuencias sobre la estabilidad financiera derivados de una reducción en la compra de activos por parte de la FED; y a una percepción de complacencia por parte del mercado al no alcanzar la inflación del 3% de forma permanente.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.