sábado, 21 de septiembre de 2013

Viven otro viacrucis para regresar al DF por la autopista Del Sol



ACAPULCO, Gro. (proceso.com.mx).- Irma Meneses se despidió de su hijo Arturo ayer, a las 3:30 de la tarde, cuando consiguió abordar el autobús Estrella Blanca que lo llevaría desde esta ciudad hasta el Distrito Federal, un trayecto que normalmente se hace en menos de cinco horas. Fue hasta las 5:00 de la mañana que el muchacho se reportó a casa para avisar que estaba llegando a la capital del país.
Él fue uno de los pasajeros que “inauguró” la autopista Del Sol, reabierta parcialmente por el gobierno federal ayer al mediodía, después de que se limpiaron 19 de los 20 derrumbes.
Cálculos oficiales estiman que 22 mil personas podrían evacuar Acapulco por tierra en sus autos particulares o en camiones.

“Se fue sin comer porque estuvimos haciendo fila desde las 10 de la mañana, no había tanta gente pero creo que muchos apartaban su lugar y metían a más. A mi hijo le tocó subir como a las 3, me despedí de él ya arrancándose el autobús y nos iba mandando mensajes en el camino hasta las 10:30. Después ya no pudimos contactarlo”, relata la mujer, quien pasó la noche en desvelo, preocupada por no saber más de su hijo.
Arturo es acapulqueño, estudia en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) en el Distrito Federal y regresó a casa para pasar las fiestas patrias. Al igual que 40 mil turistas, otros miles de acapulqueños que residen en otros estados, el alumno quedó varado por las inundaciones ocasionadas por la tormenta tropical Manuel. Aunque buscó diversas opciones para regresar al DF y no seguir perdiendo clases, fue hasta ayer que pudo abordar un autobús y comprar su boleto de regreso.
“Era la primera vez que volvía después de haberse ido a México a estudiar. Perdió la semana y un examen en el Politécnico, y por fin pudo irse porque nunca pudo caber en un avión. Pagamos por su pasaje, a él no se lo dieron gratis como dicen en las noticias”, relata la mujer.
Dijo que otro amigo de Arturo que salió a las 2:00 de la tarde sufrió un retraso similar. Escribió un mensaje de texto a su familia a las 9 de la noche avisando que estaban pasando por Chilpancingo. Recorrió siete horas un tramo que regularmente se hace en hora y media.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que quienes transiten por la polémica autopista Del Sol -una carretera rescatada y con largo historial de derrumbes- no tendrán que pagar peajes en las casetas, desde su reapertura y hasta el domingo.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.