lunes, 10 de junio de 2013

Evidencia ‘Morris’ el desencanto hacia políticos, afirma el escritor Juan Villoro



Noé Zavaleta

XALAPA, Ver. (apro).- La candidatura virtual del Gato Morris a la alcaldía de Xalapa apunta a un desencanto ciudadano hacia los políticos tradicionales y refleja una crisis en la oferta de candidatos en Veracruz, consideró el escritor Juan Villoro, autor de La casa pierde y Los culpables.
En entrevista en el marco del festival de lectura organizado por la Universidad Veracruzana (UV) en Coatzacoalcos, el novelista y articulista mexicano señaló que el Candigato Morris representa una “victoria simbólica” por su éxito en el ciberespacio y el cisma político que provocó entre los reales aspirantes a la alcaldía de Xalapa.

En broma, Villoro expresó: “Ya hasta el IFE se pronunció sobre el tema, como si fuera una posibilidad real de que gobernara el gato, ya nada más falta que se pronuncie la asociación de veterinarios para determinar si le ofrece su apoyo o no”.
El también premio Herralde 2004 por su novela El testigo, recordó que en Brasil ya hubo un caso similar cuando la población, harta de candidatos sin arraigo ni identidad popular, decidió “postular”, a manera de sorna, a un elefante que, el día de las elecciones, ganó.
“Había un elefante muy popular en el zoológico y la gente estaba cansada de tener candidatos que no la representaba y ellos votaron por el elefante y, sorprendentemente, ganó. Creo que el caso del Gato Morris es semejante”, consideró.
En México, además del Candigato Morris en Xalapa, cibernautas de Juárez, Chihuahua, emularon el fenómeno y decidieron lanzar a CHON, un burro de pelaje café cuyo eslogan es: “Mejor un burro como presidente, que un presidente burro”.
En otros municipios de Veracruz, aunque con menor impacto en las redes sociales, ha surgido Zelma, Candigata para Fortín de las Flores, cuyo eslogan es: “Para los gatos, una rata buena es una rata para el desayuno, voy con hambre por Fortín”.
Otro caso es el de Cerro Azul, al norte de la entidad, donde surgió Peluzza como aspirante a la presidencia de ese pequeño municipio.
Ante ese singular fenómeno, Villoro expuso que la función del político es una de las más desacreditadas por la sociedad:
“Una de las cosas más graves es que tenemos una política meramente representativa: somos poderosos el día de la elección pero, ¿qué sucede una vez que sales de las urnas? El candidato que gana puede hacer muchas veces lo que quiere”.
Frente a la popularidad de Morris, cuya página oficial ya rebasó los 80 mil likes y continúa acaparando la atención de tuiteros, políticos y académicos, el presidente del Tribunal Electoral de Veracruz, Daniel Ruiz Morales, pidió a los potenciales electores votar por “candidatos reales y no ficticios” el próximo 7 de julio.
“Considero que es oportuno que la ciudadanía se enfoque en los candidatos reales, no en candidatos ficticios, por que lo único que se provocaría es una anulación de votos y, con el mínimo de votos que saque cada candidato registrado, va a haber un ganador”, advirtió Ruiz Morales.
Al término de la sesión ordinaria para desahogar juicios por conflictos intrapartidistas, el magistrado enfatizó que la aparición de Morris no representa algún riesgo en la organización de la elección local en la que se renovarán 212 alcaldías y 30 diputaciones, pues se trata de un candidato “ficticio”.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.