sábado, 27 de julio de 2013

Niño tzotzil que fue humillado participa en reconstrucción de hechos



MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El Centro de Atención a Menores Víctimas e Incapaces de Tabasco (CAMVI) realizó este sábado una reconstrucción de hechos en el caso del menor de origen tzotzil que sufrió abuso de autoridad por parte de empleados del ayuntamiento de Centro.
El gobierno municipal despidió a los inspectores Juan Diego López Jiménez y Carmen Torres Díaz y la Procuraduría General de Justicia del Estado fincó cargos contra ambos por los delitos de abuso de autoridad y robo con violencia moral, de acuerdo con la averiguación previa CAMVI-II-537/2013 abierta por la Dirección de Atención a Víctimas Vulnerables.

El menor llegó este mediodía a la zona peatonal donde López Jiménez lo obligó a tirar al suelo los dulces que vendía, para relatar la forma en que ocurrieron los hechos e identificar el lugar.
El niño, llamado Feliciano Díaz Díaz, acudió acompañado de una intérprete y de Antonio Villarreal, quien lo representa legalmente por parte del CAMVI del DIF.
Al comparecer ante personal del CAMVI, María Díaz, tía del niño, relató que el lunes 22 de julio, cerca de las 14:30 horas, su sobrino llegó llorando hasta el lugar donde ella vende ropa y le contó que un adulto (Juan Diego López Jiménez) del área de Reglamentos del ayuntamiento de Centro, le había agarrado la canasta y tirado los dulces al suelo, llevándose tres cajetillas de cigarros.
La mujer, que también se dedica a la venta de dulces y cigarros, detalló que hace una semana trajo al pequeño porque está de vacaciones y quería obtener ingresos para sus útiles escolares.
También dijo que el menor vive con sus abuelos Salvador Díaz Pérez y Dominga Hernández Pérez en San Juan Chamula.
Este sábado Feliciano señaló a la fiscal del CAMVI, Teresa Guarda, el sitio exacto donde ocurrió el incidente con el inspector López Jiménez, quien se encuentra prófugo.
Luego el menor fue regresado a casa de su tía, quien también se dedica al comercio ambulante.
Anoche el niño declaró en las oficinas del DIF junto al CAMVI, a donde llegó en compañía de su tía y una traductora de la lengua tzotzil para dar su versión ante la agente del Ministerio Público del CAMVI, Elsa Catalina Díaz Sánchez.
El procurador de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, estuvo presente en la declaración de Feliciano, y advirtió que se castigarán la arbitrariedad y vejaciones a las que haya sido sometido el menor.
El caso cobró notoriedad luego de un video que circuló en las redes sociales donde el inspector de comercio ambulante aparece humillando al menor, despojándolo de tres cajetillas de cigarros y obligándolo a tirar los dulces al suelo.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.