miércoles, 21 de agosto de 2013

El hundimiento del PAN: Calderón responsable de poner a Madero



Álvaro Delgado

La Asamblea Nacional Extraordinaria del PAN –efectuada el sábado 10 para aprobar los nuevos estatutos del partido –provocó la irritación de varios militantes, entre ellos Jorge Manzanera Quintana, quienes acusan al dirigente Gustavo Madero por su cerrazón y sus arbitrariedades, pero sobre todo, dicen, por su docilidad ante Enrique Peña Nieto. El otrora mesurado Manzanera se lanzó con todo y contra todos, incluido el expresidente Felipe Calderón, a quien por primera vez acusa de deslealtad por haber puesto a Madero al frente de ese partido.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- El reservado Jorge Manzanera Quintana, operador electoral y confidente de Felipe Calderón desde hace un cuarto de siglo, decide hablar públicamente por primera vez de la crisis que hunde al Partido Acción Nacional (PAN).
Lo hace obligado, alega, por la conducta arbitraria de Gustavo Madero, presidente de ese partido, cuya “cerrazón” sin precedente ha conculcado los derechos de la militancia.
“Hay una total ruptura del estado de derecho interno”, afirma, y anuncia que impugnará los nuevos estatutos del PAN, aprobados en la 17 Asamblea Nacional Extraordinaria, el sábado 10, viciada –explica– por una votación incierta y por “artículos escondidos” que representan un “engaño” a los panistas.
En esa sesión se violentó también –afirma– la libertad de expresión y se impuso un “férreo control” con cuerpos de seguridad y cámaras de video que se usarán para identificar y sancionar a los “provocadores”, como llamó Madero a los inconformes por el “fraude” cometido en la Arena Ciudad de México.
La Asamblea Nacional, que se reanudó luego de que en marzo se suspendió por falta de quórum, es “impugnable totalmente” ante el IFE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, asegura Manzanera, quien dice que lo que busca es salvaguardar el derecho de la militancia a elegir por voto universal a sus dirigentes.
Manzanera contrasta la conducta de Madero con su docilidad ante el priista Enrique Peña Nieto, pese a los malos resultados del gobierno y a los abusos en las elecciones que siguen impunes. “Es una complicidad irresponsable”, define.
Sostiene que el PAN es oposición –“no gusta a Madero, pero real y técnicamente es así”– y debe ser contrapeso del gobierno. “Se debe apoyar lo que sirva a México, pero no hacerlo en el silencio, el ostracismo y en eventos públicos para firmar documentos. No puede haber un acompañamiento silencioso de complicidad con este gobierno”.
Entre tantas omisiones de Madero ante la conducta de los priistas, Manzanera recuerda los abusos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Hidalgo para obtener “carro completo”, justo el estado que gobernaron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador Jesús Murillo Karam.
“Fue un caso tremendo donde golpearon a nuestros dirigentes y Madero no hizo una denuncia. Y un detalle importante: Fue uno de los estados que no visitó en campaña. Tampoco la delegada del CEN, Laura Rojas, se paró en el estado. Entonces vayamos sacando lecturas”.
En la amplia entrevista con Proceso la mañana del jueves 15 –cuando el PAN comenzó a difundir un spot triunfalista de Madero sobre la Asamblea Nacional– Manzanera aclara: “¡Calderón no está detrás de mí! ¡Yo tengo libertad!”
Habla por primera vez de la deslealtad de Calderón en la elección interna de presidente del PAN en 2010, cuando contendieron Madero y Roberto Gil Zuarth. “Cerró el proceso jugando en dos pistas”.
Aunque ilusionó a Gil, terminó apoyando a Madero y por eso, cuando Margarita Zavala reclamó a aquél haber abandonado a Calderón por no aceptar posiciones en el CEN, Manzanera reviró: “El presidente nos dejó solos primero”.
Operador electoral de la campaña de Gil Zuarth, Manzanera describe a detalle las maniobras desde el gobierno de Calderón para hacer ganar a Madero, cuyo calderonismo lo llevó a ser coordinador en el Senado tras la destitución de Santiago Creel en 2008 y las amenazas de la organización ultraderechista El Yunque de romper con el PAN si el ganador era el primero.
“No olvidemos la historia reciente de cómo llegó Madero a la coordinación y cómo llegó también a la presidencia. Dicen que había una manipulación para nombrar al Consejo Nacional. Bueno, Madero llegó con un Consejo Nacional nombrado durante la presidencia de Felipe Calderón…
Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1920 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.