domingo, 18 de agosto de 2013

Mi querido México esta conmocionado y mi corazón llora.. :-(



Elsa Canelon

México es una tierra hermosa, generosa, con el cielo mas grande y mas azul del mundo, con las nubes mas surrealistas y artísticas; y es que México esta hecho de puro arte, color, texturas, formas, olores y la belleza mas extraordinaria; especialmente hermoso es el corazón de su gente, donde las mujeres tienen manos suaves y buenas para hacernos sentir en casa con una sonrisa sincera que ilumina las miradas de pura esperanza. Ese es mi México, que ahora esta pachuco, quebrantado, enfermo, débil... porque se esta desangrando a través de sus hijos, de su juventud que no ve el futuro porque esta perdida en un bosque de humos, cenizas y fango, con las conciencias alteradas, con el cerebro empalagado de sustancias que parecían dulces, pero que envenenan el cuerpo y el alma, sin que el amor familiar pueda rescatarlos.

Mi México tiene una enfermedad crónica y degenerativa, escupe sangre, y llora día a día a través de las madres por la muerte de la infancia y de la juventud que algunos no quieren que lleguen a ser adultos.
Pero el bien siempre prevalece, el amor es mas grande y generoso que la podredumbre de los ladrones de inocencias, de almas, de niños, de recién nacidos, de la paz de los hogares. Si todos ponemos nuestra intención en el amor hacia el vecino y sus hijos como si fueran los nuestros, podremos proteger a nuestra niñez y juventud para salvar esta generación.

Todos los hijos son nuestros hijos, todas las mujeres Mexicanas somos hermanas, hijas del mismo Sol, de la misma Luna, todos los Mexicanos somos una familia, y así debemos defenderla de los depredadores, con garras y dientes. Nuestro compromiso es cuidar unos de los otros..! Vamos, hagamos esto, estemos atentos a lo que vemos, escuchamos, observamos y que no haya mas silencio, ni miedos, gritemos las verdades al viento, denunciemos a los extraños en actitud sospechosa, reforcemos el lazo familiar y de raza que nos une - desde antes de Cristo - para erradicar el mal en todas sus formas, para que sea de amor y compasión el lazo indisoluble que exista entre todos y tengamos el coraje de defender nuestra casa, nuestra cuadra, nuestro barrio, nuestra urbanización, que no se quede sin denunciar cualquier amenaza contra nuestra paz, gritemos a la cara de esos demonios que buscan a nuestros niños que se vayan por donde vinieron.

Hagamos una campana ciudadana fuerte e impenetrable como el acero, para que esos cobardes ladrones de inocencias vean en todas las esferas sociales que no tenemos miedo; tomemos fotos, hagamos vídeos, publiquemos sus caras en pancartas, denunciemos sin piedad; que las Autoridades competentes comprendan que con ellos o sin ellos los Mexicanos seguimos siendo una familia unida que se puede defender, que si ellos son servidores públicos es porque nosotros los escogimos, pero igualmente los podemos remover si no cumplen con su obligación de velar por nuestras comunidades.

La vigilancia debe ser de todos, la denuncia debe ser sin miedo, recuperemos este bello país de las mil maravillas para que sea de nuevo una tierra generosa de paz, justicia y provisión para todos, mientras nuestros antepasados velan por nosotros desde las estrellas.

Elsa Canelon-Karg 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.