jueves, 20 de junio de 2013

Jueves negro: se devalúa el peso 3.3 % y la Bolsa cae 3.91%



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- El anuncio de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos —reducir sus compras— sigue desatando un oleaje en los mercados financieros internacionales y México no fue la excepción:
El peso terminó hoy con una devaluación de 3.3%; la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la jornada con una baja de 3.91%; mientras que en el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) se encendieron los focos amarillos.
De entrada, en el Consejo integrado por las autoridades de la Secretaria de Hacienda (SHCP), el Banco de México (Banxico), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), soltó:

“Las recientes declaraciones en el sentido de que la Fed podría comenzar a reducir su ritmo de compras de activos financieros hacia fines de este año, aunado a la publicación de diversos indicadores que apuntan a que continuará la mejoría en la economía de los Estados Unidos han propiciado ajustes de portafolio a nivel internacional que han afectado a los mercados financieros de las economías emergentes, incluyendo a México.”
Mediante un comunicado, con motivo de su décima segunda sesión ordinaria, el CESF agregó que lo anterior ha sucedido al tiempo que los bancos centrales de otras economías avanzadas, como la zona del euro y Japón, han incrementado sus estímulos monetarios.
Eso sí, el Consejo aclaró que si bien no se ha podido evitar que la mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales se refleje en nuestro país, los sólidos fundamentos de la economía mexicana han permitido que los mercados financieros nacionales se ajusten de manera ordenada.
Entre esta marejada financiera, las autoridades federales de este país enfatizaron la necesidad de aprobar la reforma financiera y otras que serán presentadas en el segundo periodo de este año como la hacendaria y la energética, las cuales “diferenciarían aún más a nuestro país en cuanto a su capacidad para enfrentar choques provenientes del exterior”.
Por lo pronto, el CESF dijo que se mantendrá alerta a la evolución de los mercados financieros internacionales, así como al impacto que el aumento observado en la volatilidad de las principales variables financieras pudiera tener sobre el sistema financiero nacional.
Mientras eso sucede, el tipo de cambio cerró en 13.40 pesos por dólar a la compra y 13.41 a la venta, es decir, tuvo una depreciación de 43.79 centavos frente a los 12.97 pesos por cada billete verde en el día de ayer; esto coloca a nuestra moneda en su peor nivel en los últimos 11 meses.
En el mismo tono, la BMV registró su peor baja desde septiembre del 2011 al registrar una variación negativa de mil 527 unidades (-3.91%) respecto al nivel anterior, dando como resultado 37 mil 517 puntos. Las empresas más afectadas en este día fueron Peñoles, Elektra, Liverpool y Frisco, principalmente.
Este resultado de la BMV está en línea con los mercados estadounidenses que fueron los primeros en ser afectados por la volatilidad: El Dow Jones perdió 2.34%; Standard & Poor’s 500 bajó 2.50 por ciento; mientras que el índice tecnológico Nasdaq descendió 2.28%.
Y así en las principales bolsas del mundo: La Bolsa de Madrid retrocedió 3.41%; en Milán, el Índice FTSE MIB cayó 3.09%; en París, el CAC cayó 3.66%; en Londres, el Índice FTSE 100 bajó 2.98%; mientras que el DAX de Francfort disminuyó 3.28%; mientras que del otro lado del mundo, el Índice Nikkei 225 de Japón descendió 1.74%.
Así transcurrió este jueves en los mercados financieros, en medio de la volatilidad y vientos de incertidumbre.
Para el secretario de Hacienda (SHCP), Luis Videgaray lo ocurrido hoy fue “una reacción abrupta y exagerada”.
En entrevista radiofónica, el funcionario adelantó que la volatilidad de la moneda mexicana persistirá en los próximos días, aunque los movimientos en los mercados son una “sobrerreacción” al discurso del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
Para Videgaray, el tipo de cambio está sirviendo para absorber estos choques y que no se transmitan al resto de la economía, como ocurría en años anteriores.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.