miércoles, 26 de junio de 2013

Se dice Andrés Granier un perseguido político



Patricia Dávila

MÉXICO, D.F. (apro).- El exgobernador Andrés Granier no se salió del guión prestablecido desde que regresó a México procedente de Miami, donde se refugió después de terminar su polémico mandato en Tabasco.
Desde la rejilla de prácticas y ante la titular del Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales del Distrito Federal, Taissia Cruz Parcero, el exmandatario se declaró inocente de los cargos que se le imputan y reiteró que es víctima de una “persecución política” por parte del actual gobernador de su estado natal, el perredista Arturo Núñez.
“No cometí ilícito alguno, hemos pertenecido a familias de solvencia económica y moral”, subrayó.

Luego de que el secretario de Acuerdos del juzgado leyó sus generales y le informó que la Procuraduría General de la República (PGR) lo acusa del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) por 35 millones 338 mil 315 pesos durante los ejercicios fiscales de 2009 a 2012, Granier explicó los motivos de su ausencia.
Visiblemente decaído, sin poder permanecer de pie, –“me acaban de operar”, se justificó–, dijo: “Manifiesto que me encontraba fuera del país por tres motivos, uno por un distanciamiento político con el actual gobernador de Tabasco, Arturo Núñez; dos, porque tengo un problema de salud que atendía en Miami, del corazón y de la próstata, y tres, porque recibí amenazas del crimen organizado durante mi gestión, una fue un mes antes de que concluyera mi administración,  que iban a atentar contra mi vida”.
Continuó:
“Sin embargo, me presenté en la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada) porque es mi voluntad (aclarar) todos y cada uno de los cargos que se me imputan, porque creo en las leyes mexicanas y porque me queda claro que ésta es una persecución política del gobernador Arturo Núñez”, dijo.
Con la declaratoria de inocencia y la solicitud de la duplicidad del término constitucional –de 72 a 144 horas–, del inculpado para poder aportar las pruebas de su inocencia, la juez dio por concluida la comparecencia después de 40 minutos.
La diligencia no estuvo exenta de incidentes, el más inquietante fue cuando las piernas no le obedecieron a Granier y flaqueó. El episodio obligó a la jueza a suspender la audiencia. Una doctora, apoyada por una enfermera, revisó la presión arterial del exgobernador y le suministró una pastilla.
Por ese motivo, el agente del Ministerio Público Federal no quiso interrogar a Granier.
A las 14:10 horas, la juez declaró terminada la audiencia y dio un plazo de 144 horas, es decir seis días, para resolver la situación jurídica del exmandatario.
La noche del martes 25, Granier Melo fue trasladado de la PGR al área de enfermería del Reclusorio, ya que su defensor solicitó que se le proporcionara asistencia y monitoreo permanente debido a la afección cardiaca que lo mantuvo 12 días en el hospital Ángeles del Pedregal, de donde fue dado de alta ayer martes.
Después de 12 días de hospitalización en la Unidad de Cardiología del nosocomio, las autoridades médicas notificaron sobre su condición tanto a la PGR como a la Procuraduría General de Justicia de Tabasco. Granier, no obstante, fue trasladado en calidad de detenido, debido a las dos órdenes de aprehensión giradas la mañana del lunes por el juez Cuarto de Distrito en Tabasco.
La SEIDO ejercitó la acción penal en contra de Granier Melo por el presunto mal manejo de más de 989 millones de pesos, que el gobierno federal entregó a su administración en el periodo 2010-2012, para gastos de seguridad, educación, salud, programas sociales y de protección civil, ante contingencias por desastres naturales.
Delito ya prescribió
Después de la diligencia, Eduardo Luengo Creel, el abogado de Granier, afirmó que el delito de lavado de dinero del que es acusado su cliente ya prescribió, pues la PGR está considerando sus ingresos de 2006, cuando aún no era gobernador de Tabasco.
El litigante dijo que las pruebas aportadas por la PGR contra su cliente no son suficientes para declararlo culpable.
“Ustedes han sido testigos que la acusación por supuesto lavado de dinero de los más de 35 millones de pesos es falsa. Esto pone en evidencia dos cosas: una, que el químico nunca ha sido auditado, que es indispensable para que se formule una acusación, y dos (la PGR) considera los ingresos del químico Granier del 2006, antes de que fuera gobernador, y que por disposición fiscal ya están prescritos”, expuso Luengo.
“La acusación confirma que es una persecución política, los montos no corresponden a lo que Granier firmó durante seis años como gobernador”.
Al litigante se le cuestionó sobre quién estaba detrás de la persecución política que mencionó.
“El gobernador Arturo Núñez, ¿más claro?”, respondió.
Juez pide notificar a Granier sobre imputación por defraudación fiscal
El exgobernador Andrés Granier recibirá en cualquier momento la notificación de la formal prisión por el delito de defraudación fiscal.
Y es que el juez Cuarto de Distrito en Materia Penal, con sede en Tabasco, solicitó vía exhorto a la PGR que pidiera al juez federal en turno de esta capital notificar al exmandatario sobre la consignación de su expediente sobre la acusación de defraudación fiscal.
En la audiencia de este miércoles, Granier Melo fue notificado únicamente del presunto delito de lavado de operaciones con recursos de procedencia ilícita, es decir, lavado de dinero.
Se espera que en cuanto sea notificado el juez de turno del Distrito Federal se proceda nuevamente a consignar el expediente del inculpado, se cumplimente la orden de aprehensión en reclusión, y suba a la rejilla de prácticas para la toma de declaración preparatoria por el delito fiscal que se le imputa.
El juez de Distrito en Tabasco fue el que liberó las órdenes de aprehensión solicitadas por la PGR en contra del exgobernador de Tabasco, sin embargo, por los riesgos del traslado del Distrito Federal a Villahermosa por la salud de Granier, solicitó por exhorto que un juez federal en la capital del país realizara las diligencias correspondientes y se hiciera cargo de determinar la situación legal del exgobernador.
Monitorea GDF a Granier
El Gobierno del Distrito Federal está pendiente de la salud de Granier, informó el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.
Comentó que en caso de ser necesario, el exmandatario podría ser trasladado a la torre médica del penal.
“Está bien de salud, pero está sometido a un tratamiento médico que tiene que ver con un cateterismo que le realizaron, es la información que tenemos. Si la pregunta es si debe estar en ingreso, en efecto la evaluación que se hizo por parte de los médicos es que no corre riesgo el que esté ahí.
“Y estaremos muy atentos viendo cómo evoluciona su problema médico y estar atentos para que en caso necesario sea atendido de manera oportuna, por supuesto es una posibilidad que sea trasladado a la torre médica, si así lo determinan los médicos del Sistema Penitenciario y de Salud del Distrito Federal”, dijo.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.