jueves, 15 de agosto de 2013

Siete de cada diez reclamaciones en tarjetas de crédito son por fraude



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- De las 2.7 millones de reclamaciones que presentaron los usuarios de tarjetas de crédito en el 2012 por consumos no reconocidos, 70% obedeció a un “posible fraude”, alertó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef).
De acuerdo con la institución encabezada por Mario di Costanzo, en el año pasado 1.9 millones de mexicanos que suelen realizar transacciones con plástico se vieron involucrados en posibles fraudes a través de las Terminales Punto de Venta (TPV), con 1.5 millones;, además mediante compras a distancia o por internet, con 356 mil 89 casos; y en operaciones en cajeros automáticos, con 50 mil 645 personas afectadas.

“Por canal de operación, los datos muestran que la mayoría de las operaciones reclamadas se registran en las TPV; es decir en los diferentes comercios que reciben el pago con plásticos, ya que el índice de reclamación fue de 27.3 operaciones reclamadas por cada 10 mil operaciones realizadas”, explicó la Condusef.
Lo anterior indica que del total de “presuntos fraudes”, aproximadamente 82% se llevó a cabo en casi 630 mil TPV que hay en nuestro país y 18% restante tuvo su origen en compras por internet y en operaciones en cajeros automáticos.
La Condusef recomendó a las instituciones financieras, extender el uso del Chip and PIN, que consiste en añadir un nivel adicional de seguridad a una transacción en línea típica requiriendo el comercio o prestador de servicios a los titulares de la tarjeta que proporcionen de manera confidencial su número de identificación personal (NIP) para que la operación pueda ser procesada.
A los operadores de redes de las TPV pidió que generen una mayor conciencia del comerciante o prestador de servicios respecto del uso y resguardo seguro de los equipos, de quién o quiénes pueden tener acceso a ellos y realizar operaciones con el cliente, así como el de requerir como una sana práctica a los tarjetahabientes algún tipo de identificación, para disminuir el mal uso de plásticos robados.
Mientras que para las operaciones sin presencia física de la tarjeta, llamó a analizar, en conjunto con las autoridades financieras, la posibilidad de que, en adición a los datos usuales que se requieren del plástico, el usuario tenga un segundo NIP para transacciones de internet, en portales distintos a los de su banco.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.