viernes, 28 de junio de 2013

En el IFE “reina el maiceo, no la dignidad”, responde López Obrador



MÉXICO, D.F. (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador repudió la propuesta de la Unfi, que es dirigida por el exempleado del Sistema de Administración Tributaria en tiempos del priismo y panismo Alfredo Cristalinas, en la que sostiene que rebasó los topes de campaña, al tiempo que exonera al ahora presidente Enrique Peña Nieto.
En su cuenta de Twitter, López Obrador publicó tres mensajes, en los que se lanza contra el dictamen:

“Los del IFE-TRIFE nos condenan y exoneran al corrupto de EPN. Los compran y envilecen con 400 mil al mes. Reina el maiceo, no la dignidad”, escribió al mediodía de hoy.
Poco después volvió a la carga: “Reitero: ejercí y comprobé 233 millones, 100 abajo del tope pero los inefables del IFE-TRIFE buscan equipararme con el corrupto de EPN…”
Para concluir, expuso: “Vuelvo a aclarar con detalle el monto y la forma como se ejerció y comprobó el gasto en mi campaña a la presidencia”, seguido de un enlace en el cual se podía ver la carta que en enero pasado dirigió a la opinión pública, antes de que la Unif difundiera un primer dictamen.
La polémica
A finales de enero pasado y en una polémica sesión, el IFE decidió que no iba a multar al PRI por el caso Monex.
Cuando la sesión estaba en una votación dividida, el entonces consejero Sergio García Ramírez —exfuncionario de gobiernos priistas, que justo por su cercanía con los involucrados había anunciado que no votaría— decidió que, a fin de cuentas, sí tomaría partido. Con esto, la balanza se decantó a favor del priismo.
Pocos días después —el 6 de febrero—, la Unif presentó al IFE su dictamen sobre gastos en las campañas y propuestas de multas.
En ese documento, proponía sancionar a López Obrador con 129 millones de pesos por exceder los gastos de campaña.
En contraparte, se aseguraba que la coalición que impulsó a Peña Nieto no había gastado un solo peso de más, lo que desató la inconformidad de los partidos de izquierda, de intelectuales y de grupos sociales como #YoSoy132, que recordaron el inmenso despliegue publicitario que todos los mexicanos percibieron.
La coalición Movimiento Progresista, por lo tanto, denunció el hecho y reiteró que ellos no habían sobrepasado el tope legal de erogación. Argumentó que la Unfi les estaba sumando los gastos de la campaña presidencial con los de aspirantes a diputados y senadores, cosa que no hacía con las campañas priistas.
En ese contexto y ante la presión civil, el consejo general del IFE decidió rechazar ese dictamen y pedir uno nuevo a la Unfi. De hecho, los consejeros admitieron que habían recibido el dictamen un día antes de esa votación.
La nueva versión del documento es la que el próximo martes debatirá el IFE. Sin embargo, algunos consejeros y partidos políticos propondrán diferir unas semanas más la discusión debido a que se trata de un dictamen de poco más de 5 mil hojas.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.