viernes, 28 de junio de 2013

Uso empresarial de software pirata pone en riesgo economía y empleos: IMCO



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- Ante el elevado porcentaje de empresas mexicanas que utilizan software pirata, la probable aprobación a escala federal de la Ley de Competencia Desleal en Estados Unidos, provocaría una pérdida económica al país, equivalente a 4% del Producto Interno Bruto (PIB), además de la afectación de 500 mil empleos, alertó el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).
Por ahora, esta legislación rige sólo en los estados de Louisiana y Washington. Sin embargo, las autoridades de ese país analizan ampliarla a más estados de la Unión Americana obligando a toda empresa que exporte a Estados Unidos a utilizar software auténtico.

Según el estudio Nuevas tendencias de protección en materia de propiedad intelectual: Retos y Oportunidades para México, elaborado por el IMCO y presentado hoy, México es vulnerable a una eventual ampliación de esta ley.
De entrada, el director de Tecnología del IMCO, Rodrigo Gallegos, alertó que “con sólo Texas y California que la aprueben, que nos compran cerca del 30% de las exportaciones —a Estados Unidos— nos cambiarían la jugada de un plumazo”.
El problema es que 57% de las empresas mexicanas utiliza programas computacionales sin licencia en su proceso de producción. Este nivel es el segundo más alto entre los países que son socios comerciales de Estados Unidos, solamente rebasado por China, donde 78% de sus compañías usa software pirata.
De acuerdo con el reporte, aunque la ley exenta a servicios y productos como alimentos, bebidas, medicamentos y productos protegidos por derechos de autor, como los libros y discos, ésta afecta directamente nuestras principales exportaciones manufactureras.
La Ley de Competencia Desleal plantea que el dueño de la tecnología de la información o el fiscal del distrito notifica al presunto detractor por el uso de tecnologías ilegales. A partir de ese momento, el detractor tendrá 90 días para dejar de usar la tecnología, mientras que la sanción puede variar desde una multa hasta la cancelación definitiva de ventas en el estado.
México es un país manufacturero. Es el principal exportador de televisores de pantalla plana, el segundo exportador de refrigeradores y el tercer exportador a nivel mundial de celulares. Además de que uno de cada seis autos que se venden en el vecino país del norte es producido en México.
Es decir, el sector automotriz, de aparatos eléctricos, electrónicos y el dedicado a la metalurgia serían los principales afectados.
Gallegos precisó que habría estados que se verían más afectados que otros en México. Es el caso de Coahuila, entidad que envía a Estados Unidos 30% de sus exportaciones y de las que dependen 20% de sus puestos de trabajo.
Para el directivo, las exportaciones mexicanas podrían tener una gran oportunidad de regularizar esta situación antes que sus competidores, especialmente en sectores como el de electrónica. De esta manera no sólo podrían minimizar el riesgo de sufrir sanciones o la prohibición de ventas futuras, sino obtener un lugar privilegiado en sus negociaciones comerciales.
En este sentido, reducir la tasa de piratería de 57% a 19%, que es el nivel similar a Estados Unidos a través de la compra de licencias de software o adquirirlas temporalmente mediante el denominado computo en la nube o en su caso, transitar al software libre, aumentaría el valor de la industria en 8 mil millones de dólares y generaría 18 mil nuevos empleos.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.