martes, 23 de julio de 2013

Liberan a tres comunitarios en Guerrero



Ezequiel Flores Contreras

CHILPANCINGO, Gro., (apro).- Los tres integrantes de la policía comunitaria perteneciente a la Coordinadora regional de Autoridades Comunitarias (PC-CRAC) fueron liberados esta madrugada luego de ser aprehendidos por elementos de la Marina por el presunto delito de portación de arma de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas en el municipio de Olinalá.
En represalia por dicha acción, los grupos de autodefensa retuvieron al director de Seguridad Pública municipal, Lorenzo Medardo, así como seis policías municipales y un agente del Ministerio Público del fuero común. Ninguno de ellos ha sido liberado aun, según confirmó la coordinadora de la PC-CRAC, Nestora Salgado.
La dirigente del grupo de autodefensa que opera en la región de la Montaña explicó que ninguna autoridad municipal se ha acercado con ellos para firmar un acuerdo de liberación de los funcionarios municipales y estatales.
Además, reiteró que el gobierno de Ángel Aguirre pagó la fianza de los tres comunitarios, a pesar de que el gobierno estatal, en un escueto comunicado, rechazó dicha la versión difundida desde el pasado lunes por el dirigente de la PC-CRAC en la región de Costa Chica, Eliseo Villar.

“Lo que estamos pidiendo es que vengan autoridades municipales por su gente y firmen un acuerdo para que quede constancia publica de la liberación de los retenidos”, indicó Nestora Salgado, quien denunció que el Ejército y la Marina mantienen sitiada la cabecera municipal por las acciones de la comunitaria.
También aclaró que la comunitaria no va a entregar el armamento decomisado a los seis policías municipales de Olinalá, debido a que las autoridades federales no regresaron las tres pistolas que la marina les quitó a los comunitarios.
Ayer por la noche, más de un centenar de integrantes de la PC-CRAC, procedentes del municipio de Tixtla, irrumpieron cerca de las 21:50 horas en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR).
Los manifestantes –mujeres, jóvenes y hombres desarmados– bloquearon los accesos al inmueble para presionar a la agente del Ministerio Público federal, Isidra García Sánchez ante el retraso en la libración de tres policías comunitarios de Olinalá.
Ello debido a que previamente autoridades estatales y dirigentes de la PC-CRAC habían pactado la liberación de los comunitarios mediante un acuerdo político suscrito en la residencia oficial Casa Guerrero en esta capital, para destrabar el conflicto generado a raíz de la detención de los policías comunitarios Martín Acevedo, Carlos Sánchez Zepeda y Eulogio López Suárez cuando realizaban recorridos en la cabecera municipal de Olinalá, armados con pistolas calibre .9 milímetros y 38 súper.
En respuesta, agentes comunitarios detuvieron al director de la policía municipal de Olinalá, Lorenzo Medardo; a seis preventivos y al agente del MP del fuero común, Francisco Bello Pineda.
Por la noche de ayer, de manera simultánea, integrantes de la PC-CRAC bloquearon diversos tramos carreteros en la región de la Montaña y la Costa Chica, informó el coordinador de esa organización en Huamuxtitlán, Cristóbal Rendón.
Los tramos carreteros obstruidos fueron: carretera Tlapa-Huamuxtitlán; Tlapa-Tlatlauquitepec y Ayutla-San Luis Acatlán, indicó el dirigente comunitario, zonas de influencia de la Policía Comunitaria que abarcan regiones de la Montaña y la Costa Chica.
La presión ejercida por los integrantes de la PC-CRAC obligó a la agente del Ministerio Público de la federación a liberar bajo fianza a los tres comunitarios, quienes salieron de la delegación de PGR a las 00:25 horas de este martes.
En junio pasado, durante el pasado conflicto magisterial, el gobierno estatal también pagó las fianzas de los dirigentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).
Ayer por la tarde, el dirigente de la PC-CRAC, Eliseo Villar Castillo, detalló que el gobierno de Ángel Aguirre Rivero pagó 9 mil pesos de fianza por cada uno de los tres policías comunitarios que fueron aprehendidos en las primeras horas de este lunes.
Entrevistado en la delegación de la PGR, al sur de esta capital, Villar Castillo reprochó la actitud de las autoridades en contra del movimiento de autodefensa, pues por un lado, dijo, el Ejército y la Marina están deteniendo a miembros de la PC-CRAC, y por el otro el gobierno de Aguirre paga las fianzas para que salgan en libertad bajo caución.
“El hecho de que el gobierno nos detenga y luego pague para liberarnos es un juego, es un hostigamiento. Están presionando con el fin de que nos animemos a integrar el mando único, pero no lo van a lograr porque hay acuerdo de asamblea de que vamos a seguir siendo autónomos”, subrayó el dirigente de la PC-CRAC.
Minutos antes la coordinadora de la PC-CRAC en Olinalá, Nestora Salgado, advirtió que bloquearían la carretera federal que conecta la región de la Montaña con el centro de la entidad, como medida de presión para obtener la libertad de sus tres compañeros.
Sin embargo, los coordinadores de la PC-CRAC de los municipios de Huamuxtitlán, Tixtla y San Luis Acatlán, encabezados por Eliseo Villar, se reunieron con autoridades estatales en la residencia oficial Casa Guerrero, en esta capital, y negociaron la liberación de los comunitarios y los funcionarios retenidos.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.