viernes, 23 de agosto de 2013

Por desinformación, maestros rechazan reforma educativa: Peña Nieto



MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de las protestas de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes mantienen cercadas las instalaciones del Senado y la Cámara de Diputados en rechazo a la reforma educativa, el presidente Enrique Peña Nieto reiteró la necesidad de aprobar las modificaciones para mejorar la calidad de la educación en México y contribuir con ello a la mejora y al desarrollo del país.

Durante la firma del Convenio de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAM), en el que participan los estados de Hidalgo, Estado de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala y el Distrito Federal, el Ejecutivo afirmó que los mentores rechazan la reforma educativa por desinformación, pues creen que sus derechos serán afectados, pero en realidad “les brindará oportunidades”.
Las modificaciones legales reconocerán a los docentes y les brindarán estabilidad, reglas claras y certeza de que su ascenso será por méritos, puntualizó.
Añadió:
“El valor de las políticas públicas, cuando se tiene visión, se mide a partir de los beneficios que dichas acciones tengan en el mediano y largo plazo, a partir de los impactos positivos en la vida de nuestra población”.
Eso mismo ocurre con la reforma educativa, apuntó Peña Nieto, pues está pensada para dar calidad a los niños. Sin embargo, subrayó, “aún hay sectores que por desinformación creen que serán afectados, cuando la realidad es lo contrario, la reforma educativa brindará a los maestros oportunidades que hoy no tienen”.
Asimismo, aseguró que su gobierno es el primero en reconocer la labor de los docentes, pero la sociedad demanda que estén comprometidos con la educación.
En ese sentido, expresó su reconocimiento a los diputados y senadores por la aprobación de dos de las tres leyes reglamentarias en materia educativa, la madrugada de ayer, y destacó que hace votos para que a la brevedad sea avalada también la Ley del Servicio Profesional Docente.
Remarcó que mientras algunos realicen un cuestionamiento por lo que no se logró, el gobierno federal reconoce al Poder Legislativo por lo que sí pudo concretarse.
Al respecto, dirigentes de la CNTE afirmaron que la aprobación de esas dos leyes secundarias es una “traición”, porque mientras se negociaba con los diputados una posible liberación de San Lázaro y la no discusión de las nuevas normas, “simplemente se fueron y las votaron en lo oscurito y fast track en el Centro Banamex”, puntualizó Rubén Núñez Ginés, de Oaxaca.
Inicia una nueva etapa: SNTE
En contraparte, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz, manifestó que con la aprobación de las leyes secundarias inicia una nueva etapa del sistema educativo nacional, encaminado a reafirmar que la enseñanza pública gratuita es un derecho de todos los mexicanos.
En entrevista, el líder magisterial aseguró que para el SNTE es una conquista que en la nueva ley prevalezca el carácter obligatorio, público, laico y gratuito de la enseñanza, y “que se incorpore en la nueva Ley General de Educación el concepto de calidad es fundamental”.
También calificó como un logro de sus agremiados que las características de la evaluación hayan quedado como el gremio había solicitado, en particular que no vaya a ser realizada por el gobierno, sino por académicos acreditados por el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa.
Detalló que esta evaluación tiene un carácter formativo y no punitivo, lo que implica que una vez evaluados, los profesores podrían ser capacitados en las áreas en las que hayan mostrado ciertas debilidades.
Díaz de la Torre se dijo comprometido a alcanzar los objetivos de calidad educativa que fija la nueva ley, pero aseguró que para conseguir los fines planteados por la reforma de Peña Nieto es necesario el compromiso de todos, incluidos los padres de familia.
Los maestros deben de saber que con estas dos leyes se da sentido a la reforma, a la evaluación y a la capacitación que los maestros requieren.
“Por eso el SNTE apoya la reforma educativa, porque una vez que se preservaron los derechos de los trabajadores, que se definió lo que va a hacer cada quien, que lo hagan y que entendamos que es un proceso de mediano y largo plazo. Las reformas educativas no producen resultados por decreto”, subrayó.
Sobre las movilizaciones de los maestros disidentes, el líder magisterial se deslindó: “Está claro que hay otros aspectos políticos de la agenda de la CNTE que no se corresponden ni con lo educativo ni con los derechos laborales de los trabajadores. Esa no es la estrategia adecuada”.
Francisco Bravo, líder de la Sección 9 de la CNTE lamentó la posición de Juan Díaz respecto de la reforma educativa, y también calificó como un “albazo” la aprobación de la Ley del Instituto Nacional de Evaluación Educativa en el Poder Legislativo, sin consultarlos como había sido el compromiso tanto del gobierno federal como de los propios diputados y senadores.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.