viernes, 27 de septiembre de 2013

Activistas del 68 rebautizarán el Memorial de Víctimas de la Violencia



Gloria Leticia Díaz

MÉXICO, D.F. (apro).- Activistas del Comité 68 harán uso al Memorial de Víctimas de la Violencia del Campo Marte: Inscribirán más de 7 mil nombres de personas perseguidas, abusadas y reprimidas por los distintos gobiernos de México desde los años 50 a la fecha, como parte de los festejos del 45 aniversario del movimiento estudiantil de 1968.
En conferencia de prensa, integrantes de ese grupo adelantaron que decidieron renombrar el monumento como “Memorial de las Víctimas de la Violencia de Estado”.

En vísperas de la marcha que cada año se realiza de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo capitalino, los activistas convocaron a los gobiernos federal y de la capital a respetar la manifestación, así como a evitar el envío de cuerpos policiacos, sobre todo granaderos, lo que para los organizadores significa una provocación.
Sobre la inscripción de los más de 7 mil nombres, el exlíder estudiantil Félix Hernández Gamundi dijo que el Comité 68 tomó la palabra al expresidente Felipe Calderón para utilizar algunas de las 64 placas de acero instaladas en el Campo Marte dedicadas a quienes han sido víctimas de la violencia de Estado, “porque la impunidad se perpetúa con el olvido”.
Los nombres, explicó, están agrupados en sectores (estudiantes, periodistas, campesinos, militantes de partidos opositores, sindicalistas, intelectuales y mujeres asesinadas por motivos de género) y fueron extraídos de distintas fuentes, como libros, periódicos, revistas, y organizaciones civiles, entre otras.
El activista destacó que la exposición de los 7 mil nombres es una muestra de que “la represión y estigmatización de las luchas sociales es una práctica de Estado permanente, puede haber un cambio de partido (en el gobierno), pero no implica un cambio de la naturaleza represiva. En ese sentido es un paso de relevos”.
Víctor Guerra pidió al gobierno de Enrique Peña Nieto la plancha convertida en centro de acopio para atender a los damnificados de los meteoros de hace unos días. “Estamos solicitando al gobierno federal que desocupe el Zócalo capitalino de los cuerpos policiacos y militares que tiene ahí apostados porque, si bien es cierto que retiraron a los maestros para supuestamente tener un libre acceso al Zócalo, desde que los maestros se salieron de ahí las fuerzas policiacas y militares se apoderaron del Zócalo y han permanecido en las misma condiciones”, apuntó Guerra.
Hernández Gamundi pidió al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera que no envíe granaderos para evitar que los manifestantes lleguen a la Plaza de la Constitución, “ya que la marcha será como hace 45 años, pacífica, hay que recordar que fueron los policías y los militares los que provocaron y los que agredieron”.
Advirtió que la marcha, que partirá a las 15:00 horas de Tlatelolco con dirección al Zócalo llegara “hasta dónde nos sea posible”.
Como lo hicieran hace 45 años, los activistas del Comité 68 demandaron la disolución del cuerpo de granaderos, la liberación de presos políticos —entre ellos el profesor Alberto Patishtán—, la presentación de desaparecidos, y la no criminalización de la protesta social.
También insisten en el enjuiciamiento al expresidente Luis Echeverría por los crímenes de lesa humanidad, se pronunciaron contra las reformas peñanietistas, a favor de la educación gratuita y la solidaridad con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
En la conferencia se presentó el estudiante de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Adrián Santillán Carmona, quien denunció la existencia de una estrategia para reprimir la manifestación del próximo 2 de octubre.
Acusó a personal del Metro de trabajar en colusión con porros de la UNAM para señalar a estudiantes que simpatizan con movimientos sociales, con el fin de detenerlos en las instalaciones de transporte colectivo y que no participen en la movilización.
Denunció que el pasado 19 de septiembre, cuando un grupo de estudiantes participaron en una manifestación, fue detenido dentro del metro Hidalgo, y a compañeros que estaban con él se les impidió ingresar a la estación.
“Me dijeron que estaba detenido, y no daban el motivo, pero fue gracias a la presión de los usuarios que vieron la arbitrariedad y de mis compañeros que no me llevaron, por esos hechos presenté una queja ante la Comisión de Derechos Humano del DF”, comentó.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.