viernes, 27 de septiembre de 2013

Cordero a Videgaray: “En sólo 10 meses hundieron al país”



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Hacienda (SHCP), Luis Videgaray, recibió una “lluvia” de reproches durante su comparecencia ante el pleno del Senado.
El senador del PAN y extitular de Hacienda, Ernesto Cordero, acusó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de haber llevado al país al deterioro en sólo diez meses.
“Bastaron diez meses para que el promisorio futuro económico del país se desdibujara. México ni siquiera va a crecer el uno%”, acusó el excoordinador del PAN en el Senado.

Ahora, desde otra tribuna, Cordero Arroyo defendió la “estabilidad y crecimiento” y el “momento de México” logrado por el gobierno panista de Felipe Calderón:
“Hoy estamos tratando de comprender cómo el momento de México, que ustedes heredaron, se convirtió el momento del error; por ello es ineludible que hablemos sobre cómo recuperar el crecimiento y la estabilidad que permitió a las familias mexicanas formar un patrimonio, durante lo últimos años, y cómo no poner en riesgo la solidez de las finanzas públicas”, arremetió.
Cordero, quien una tarde de febrero del 2011, desde Palacio Nacional, aseguró optimista que una familia mexicana con un ingreso de 6 mil pesos mensuales le alcanzaba para pagar colegiaturas, la renta, alimentos y hasta un coche, hoy le enmendó la plana a Videgaray, su sucesor en la SHCP.
“Hoy el pronóstico de crecimiento oficial, de la Secretaría de Hacienda, se encuentra en 1.8, y me apena mucho señalárselo, secretario, pero me parece que es usted demasiado optimista, lamentablemente para las familias mexicanas, como vamos, México ni siquiera va a crecer al uno%”, vaticinó.
Sin embargo, el panista aprovechó la situación para presumir los números logrados en la administración pasada.
“Hace casi diez meses el Partido Acción Nacional entregó al PRI un país con una muy buena perspectiva de futuro, debido al trabajo responsable, hay que decirlo, de los gobiernos panistas. Durante 2012 México fue reconocido a nivel internacional como una economía emergente que, gracias a su prudente conducción de las crisis económicas globales y las políticas responsables, y con visión de futuro, recuperaba un fuerte crecimiento económico”.
El senador continúo ensalzando los supuestos logros de las administraciones panistas federales en materia económica:
“Mientras muchos países simplemente dejaron de crecer, México registró una tasa de crecimiento promedio de 4.3% del producto interno bruto, llegando en 2010, inclusive, a tener un crecimiento superior a 5%. Estamos hablando de tres años continuos de crecimiento aun cuando la peor crisis económica internacional, en tiempos recientes, no había sido superada”.
Eso sí, Cordero repartió culpas a los demás secretarios de Estado, quienes no ejercieron el gasto público, situación que orilló a la economía a replegarse aún más.
“Los secretarios responsables, sus colegas, están verdaderamente pasmados, parecen no entender nada de nada, parecen no entender la responsabilidad que tienen de aplicar el gasto público de manera oportuna; y es así que dependencias clave en mantener el dinamismo de nuestra economía, muestran una disminución a la ejecución del gasto, algo que es verdaderamente preocupante”.
Para no variar, el exprecandidato presidencial del PAN mostró su supuesta preocupación por las familias mexicanas, quienes a su parecer serán afectadas por la iniciativa de reforma hacendaria.
“Vienen a pedirle a las familias mexicanas que vuelvan a hacer un sacrificio, le vienen a pedir a los padres de familia que gasten menos en sus hijos para que gaste más el gobierno, vienen a proponernos que aumentemos la carga impositiva a costa de la generación de empleo, cuando lo que necesitamos desesperadamente es que se invierta y se abran espacios de trabajo”, reprochó Cordero.
Pero el panista no fue el único que se lanzó contra el secretario de Hacienda. También lo hizo Manuel Bartlett, del Partido del Trabajo (PT), quien sentenció que la reforma hacendaria tiene un tinte demagógico.
“Primero, todo este festinamiento (sic) de que no van a aplicar el IVA en alimentos y medicinas, como lo tenían preparado, ese un acto demagógico. Ya sabemos cuál fue el objetivo, vamos a quitarle una bandera a la izquierda.
“Pero lo que pasa es que al quitar esa bandera se han dado un tiro en el pie, porque estaban preparados para otra situación económica, y han tenido que alterar todo para poner lo que tenían preparado para cumplir sus objetivos en esta reforma, ahora lo distribuyen de una manera, a la que todo mundo se ha referido y con la que nadie está de acuerdo. Nadie”.
Bartlett también llamó mentiroso a Videgaray:
“Que capacidad para mentir. Es una reforma fiscal hacendaria que va a meter al país en un enorme problema… Y si además siguieran con el problema de Pemex, porque aquí está ya metido el tema Pemex, que nunca nos han explicado cómo le van a hacer para compartir la riqueza petrolera con las transnacionales, pero aquí están ya los apuntes de un sistema fiscal que había de analizar con mucho más cuidado, porque ahí está.”, agregó el senador del PT.
Y luego concluyó “no se vale, señor secretario, no se vale engañar a los mexicanos. No está el país en una situación como para venir con este tipo de soluciones falsas”.
Pese a la andanada de críticas, el titular de la SHCP dijo que existe una percepción incorrecta de que la propuesta de reforma hacendaria del Ejecutivo incluye gravar con IVA la vivienda social.
Luego precisó que el artículo 42 de la Ley del Infonavit establece que la vivienda social no será objeto de gravamen alguno, lo que se mantiene vigente en sus términos en la propuesta del Ejecutivo federal.
“Es decir, no se ha propuesto ni se propondrá el que exista IVA para la vivienda social, y esto es importante aclararlo, porque en una propuesta fiscal que busca ser progresiva, que busca redistribuir el ingreso y la riqueza, sería una franca inconsistencia ponerle un gravamen de este tipo a la vivienda social”, señaló.
Y para calmar los ánimos de sus impugnadores, Videgaray se dijo dispuesto a rectificar algunos puntos de la reforma hacendaria.
“Es justo y natural que deban escucharse todas las voces, y nunca en un debate sobre los impuestos se logra en una democracia la unanimidad”, atajó.
Enseguida, Videgaray señaló que Peña Nieto dio instrucciones a la dependencia que encabeza para escuchar todas las voces, y por ello funcionarios de Hacienda se han reunido con los representantes del sector laboral, agropecuario, empresarial, así como con los legisladores de ambas Cámaras.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.