lunes, 2 de septiembre de 2013

Dinero: El negocio de importar gasolina

 
 
Enrique Galván Ochoa
 
El mito del Mexican moment surgió de la revista The Economist. En noviembre del año pasado publicó un texto titulado “Mexico’s moment”. Narraba las metas del presidente que estaba por tomar posesión y decía que expertos de la industria financiera, incluyendo a Goldman Sachs y Nomura, predecían que la economía estaría entre las 10 más grandes del mundo en los próximos años. A partir de ahí los medios internacionales y nacionales se desbocaron en celebrar el Mexican moment como si ya hubiera llegado. La realidad es distinta, como puede verse al rendir Peña Nieto su primer Informe de gobierno. El telón de fondo tiene el mismo estampado: la corrupción. Y en primer plano, aparecen el desgobierno y una economía estancada. As usual.
El negocio de importar gasolina

Comprar gasolina en Estados Unidos se ha convertido en uno de los mayores negocios de refinerías, intermediarios y, presuntamente, políticos. A lo largo de la docena trágica de Fox y Calderón el gobierno gastó 100 mil millones de dólares en la importaciónn de gasolina de Estados Unidos. Las adquisiciones crecieron a partir de 1999, último año de Zedillo. Se dispararon de 769 millones a 18 mil millones de dólares el último año de Calderón (cifras redondeadas). Son 22 las compañías –entre productoras e intermediarias– las que venden gasolina a Pemex, de acuerdo con una información que envió a esta sección el director de Comunicación Social de la Secretaría de Energía, Víctor Manuel Avilés Castro, como respuesta a una pregunta que hiciera al secretario Pedro Joaquín Coldwell. Es complejo el mecanismo del negocio. Pemex no hace las compras directamente, sino a través de una de sus divisiones, Pemex Refinación, y ésta, a su vez, las lleva a cabo por conducto de la subsidiaria PMI Comercio Internacional. De acuerdo con un reporte reciente de la Auditoría Superior de la Federación, PMI está constituido por 15 empresas que son el brazo comercial internacional de Pemex, opera al margen de la Constitución y sus ganancias no las administra el gobierno federal, debido a vacíos en la legislación. Pareciera que se ha diseñado un esquema a fin de que se pierda la huella de los beneficiarios. Sólo sabemos quiénes son los perdedores: los consumidores de México.
¿Y el precio?
Es un secreto comercial. Pemex no quiere dar el dato del precio al cual compra la gasolina, porque la “información podría ser utilizada en perjuicio de la empresa, limitando la posibilidad de conseguir las mejores condiciones de mercado, en manos de proveedores que de antemano conocerían el precio promedio al que la empresa ha realizado sus operaciones en el pasado. Por lo tanto, la información correspondiente al precio de la gasolina de exportación de empresas extranjeras a México debe ser considerada como información reservada en virtud de que constituye un secreto comercial e industrial…” No es muy sólida su argumentación, a partir de que existe un precio promedio que fija el mercado internacional y es público. Si se oculta el dato como secreto comercial e industrial ¿podemos esperar que conoceríamos la forma como se hace la distribución en los contratos de utilidad repartida que propone la reforma de Peña Nieto?
e@Vox Populi
Quiero pedirle me oriente a recuperar una maleta que tenía que llegar del aeropuerto de Cancún al de Toluca en el vuelo 131 de Volaris, el miércoles 28 de agosto. Le comento que se levantó el reporte, se han realizado llamadas y hasta este momento seguimos sin el equipaje. Como usted sabe ahora cobran por llevar de más un cal...cetín (cobran sobrepeso) y no es justo que se pierda una maleta y menos, que después de tantos días no se recupere.
Matilde Cadena
R: Si hiciéramos una encuesta para conocer el grado de satisfacción de los clientes de las principales aerolíneas, posiblemente Volaris ocuparía uno de los peores lugares. No pierda el tiempo llamándoles. Cítelos en Profeco.
Twitter
Si se administrara bien un país, no habría necesidad de anarquías, un descontento social en el que estamos todos.
Danipower @YoArkitektor
Hay millones que esperamos la llegada de la época de la cosecha y sólo se nos dice que ya viene. No es justo.
EnriqueGarcíayGarcía @fisicogarcia
Comunicado: los adultos apoyamos a los jóvenes que hacen la tarea que nosotros por cobardes no supimos hacer. #Yosoy132.

Fuente La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.