jueves, 12 de septiembre de 2013

Paro de la CNTE pone al revés a casi todo el país



MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de maestros, padres de familia, normalistas y simpatizantes del movimiento magisterial protagonizaron este día en la mayor parte del país enfrentamientos con la policía, bloqueos carreteros y tomas de casetas de peaje, entre otras acciones, al sumarse al paro cívico nacional convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto promulgara las tres leyes secundarias incluidas en la reforma educativa, los mentores advirtieron que no regresarán a las aulas y radicalizarán sus protestas si el gobierno federal se empeña en no escucharlos.
En Campeche, policías antimotines desalojaron por la fuerza a maestros que bloquearon los accesos a las sedes del Ejecutivo y Legislativo estatales, impidiendo la salida por varias horas del personal que ahí labora.
La protesta de los docentes, a la que nutrieron contingentes de todo el estado, inició esta mañana de manera pacífica con una marcha multitudinaria alrededor del circuito Baluartes, a la que se sumaron padres de familia, normalistas y estudiantes.
La movilización, en la que se estima hubo una participación de 6 mil personas, concluyó sin contratiempos con un mitin en la plaza de la República, en el que se anunció que entre las estrategias a seguir estaba el trámite de amparos contra las leyes secundarias de la reforma educativa.
Asimismo, se determinó ir al paro indefinido de labores y mantener un plantón permanente en la plaza de la República, frente al palacio de gobierno, hasta que sus demandas sean escuchadas.
No obstante, un grupo de aproximadamente 400 inconformes radicalizó su postura y determinó cruzar a plantarse en los bajos del palacio de gobierno; una vez ahí, decidieron bloquear todos los accesos del palacio de gobierno y el Congreso.
Sin líderes, a las tres de la tarde, hora en que los burócratas concluyen su jornada, los manifestantes arrecieron su postura de no permitirles la salida hasta que el gobernador priista Fernando Ortega Bernés escuchara sus demandas.
“Queremos que salga, el justo y solidario… queremos que dé la cara el justo y solidario”, coreaban en alusión al eslogan de la presente administración.
A las 17:30, desde la Secretaría de Educación (Seduc), ubicada a la salida de la ciudad, evento al cual se avisó a la prensa con escasos minutos de antelación, el gobernador dio un pronunciamiento en torno al movimiento magisterial, en el que defendió la reforma educativa y advirtió sobre los límites de la tolerancia.
Las vías de acceso a la Seduc fueron acordonadas por policías preventivos.
“En este estado se han dado pruebas recurrentes del valor que tiene la tolerancia. Hago un llamado a los directores, supervisores y jefes de sector para que asuman conciencia, ellos son autoridades educativas. Y la vida de cada escuela, si bien es responsabilidad de todos, de gobierno y sociedad, lo es también de sus autoridades directas”, dijo.
“Reitero mi llamado respetuoso y afectuoso, pero firme, para el retorno de la normalidad de clases en todo el estado y en todas las escuelas”, advirtió.
Simultáneamente, en el palacio de gobierno, el secretario de Seguridad Pública, Jackson Villacís, intentó acercarse a los inconformes fue correteado por ellos.
Minutos más tarde, cientos de antimotines irrumpieron en el área para rescatar a los burócratas retenidos por los mentores. Para ello rompieron el cerco a golpes y con la dispersión de gases lacrimógenos.
Durante el embate policial, los maestros entonaban los himnos Nacional y de Campeche.
Hubo al menos cuatro maestros detenidos, quienes a fuerza de golpes fueron subidos a las patrullas.
Sin amedrentarse, los profesores se replegaron en la plaza de la República, donde esta noche iniciaron un plantón por tiempo indefinido.
En tanto, la policía cercó el palacio de gobierno con decenas de antimotines y pipas de agua, y otros accesos al centro de la ciudad para tratar de impedir que lleguen refuerzos a apoyar a los maestros.
En Escárcega, mentores bloquearon el entronque de la carretera Escárcega-Villahermosa, que es uno de los accesos a la península.
Hasta entrada la noche continuaba la tensión en Campeche.
En Yucatán, miles de maestros se sumaron hoy a la protesta nacional contra la reforma educativa con una marcha pacífica por el Paseo Montejo hasta el palacio de gobierno, donde esta noche aparentemente sus representantes llegaron a un acuerdo con el gobierno del estado.
A la convocatoria respondieron unos 10 mil maestros de esta ciudad y de diversos municipios del interior del estado, quienes se congregaron esta mañana en el monumento a la Patria para marchar hasta la plaza principal.
Una comisión de representantes fue recibida a la una de la tarde por funcionarios de gobierno, con quienes sostuvieron una reunión que se prolongó ocho horas.
Al respecto, esta noche se emitió un comunicado en el que se informa que autoridades estatales y maestros yucatecos acordaron reanudar este jueves las labores docentes en todos los centros escolares de la entidad, “bajo un clima  de tranquilidad en el interior de las mismas, con lo que se dará paso a la implementación de las modificaciones que deriven de la reforma educativa”.
En el documento, “las autoridades estatales establecen que con el retorno de los docentes a las aulas también está garantizada la estabilidad laboral y los pagos oportunos del personal de base y de contrato, así como el respeto irrestricto a la libertad de expresión de todos los que participen en las actividades que motivan estos acuerdos”.
De igual forma “se convino instalar mesas de diálogo y revisión para la implementación correcta de las leyes, en este caso del ramo educativo”.
No obstante, el acuerdo no fue del todo aceptado por las bases.
En Durango, los mentores tomaron la tribuna del Congreso local, hecho que obligó a los legisladores a suspender la sesión ordinaria.
La irrupción de los manifestantes se registró alrededor de las 11:30 horas, luego de una marcha que inició a las 10:00 horas y que circuló a lo largo de la avenida 20 de Noviembre, la principal del Centro Histórico de la capital.
Cuando los profesores arribaron a las instalaciones del recinto legislativo no había vigilancia policiaca, por lo que el grupo –integrado por unas 700 personas– ingresó sin problemas a la sala de plenos y se apoderó de la tribuna.
El presidente de la Gran Comisión, el priista Carlos Contreras Galindo, recibió a los líderes magisteriales y acordó abrir una mesa de diálogo para escuchar sus exigencias.
Minutos después los mentores abandonaron el recinto y continuaron con bloqueos en calles aledañas que se prolongaron un par de horas más.
Entonando el Himno Nacional y lanzando consignas contra el gobierno de Peña, alrededor de 18 mil maestros, padres de familia y estudiantes de diversos municipios del estado de Veracruz salieron a las calles y anunciaron que no regresarán a las aulas hasta que se hagan adecuaciones a la reforma educativa.
En la Plaza Lerdo de Xalapa, frente a las oficinas del gobernador Javier Duarte, los profesores pasaron lista de “traidores” y nombraron a cada uno de los diputados federales del PRI y del PAN que aprobaron la inicativa.
Los inconformes –muchos de ellos con orejas de cartón engrapadas, las mismas que se utilizaron durante la campaña presidencial contra Peña Nieto– salieron de diversos puntos de la capital del estado para hacer sentir su presión social.
En ciudades como Veracruz, Boca del Río, Poza Rica, Coatzacoalcos, Córdoba y Minatitlán también hubo manifestaciones del magisterio.
En Oaxaca, los sindicatos de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (Steuabjo) y Único de Trabajadores Docentes del Conalep (Sutdceo) realizaron un paro de 12 horas que afectó a más de 30 mil estudiantes.
Por separado, el Frente Único de Lucha y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, así como normalistas y jubilados, realizaron marchas, tomas de autobuses y bloquearon la sede de TV Azteca.
En tanto, alrededor de mil 300 manifestantes que apoyan la lucha de la Sección 22 del SNTE realizaron pintas en todo su trayecto del IEEPO al Zócalo de Oaxaca, mientras en el Congreso local, por mayoría de votos, los legisladores aprobaron un punto de acuerdo presentado por integrantes de la Junta de Coordinación Política, en el que se pide al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) que reajuste el calendario del ciclo escolar para recuperar las clases perdidas por las movilizaciones de los maestros.
En Tabasco, más de mil maestros iniciaron hoy la primera jornada de protesta contra las tres leyes secundarias incluidas en la reforma educativa: Ley General de Educación, del Instituto Nacional para la Evaluación y del Servicio Profesional Docente.
Un grupo de docentes se plantó frente al Congreso local, luego de marchar por calles de la capital, y otro más bloqueó durante un par de horas el puente Grijalva que comunica el sureste del país, así como el malecón Carlos Alberto Madrazo y la avenida Gregorio Méndez, provocando caos vial.
La Secretaría de Educación de la entidad informó que la mayoría de las escuelas del estado trabajaron con normalidad, y precisó que los directores de los centros escolares deberán reportar las faltas de profesores “con el fin de aplicar las sanciones administrativas a que haya lugar”.
En Puebla, cientos de maestros de escuelas normales y de educación básica y media superior se sumaron al paro nacional, confirmó Jorge Luis Barrera de la Rosa, líder de la Sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
De acuerdo con Barrera, participaron alrededor de 400 mentores, muchos de los cuales, añadió, se presentaron a sus centros de trabajo, pero no impartieron clases. Ello debido a que la Secretaría de Educación advirtió que habría sanciones para quienes se unieran a la protesta nacional convocada para este día por la CNTE.
Además de la capital, los profesores pararon labores en escuelas de Izúcar de Matamoros, Atlixco, San Pedro y San Andrés Cholula, Coronango, Teziutlán, Tepeaca, Huachinango, Acatlán, Tepexi de Rodríguez, Amozoc y Cuetzalan.
Por la tarde, alrededor de 2 mil maestros participaron en una marcha por las calles de Puebla para manifestar su rechazo a la reforma educativa y sus leyes secundarias.
En Guanajuato, alrededor de dos mil docentes de las secciones 13 y 45 del SNTE y agremiados al movimiento democrático magisterial allegado a la CNTE participaron en una movilización que se concentró en la capital del estado, donde marcharon desde la entrada de la ciudad, por toda la avenida principal, hasta el Palacio de Gobierno.
Otro contingente hizo lo propio en las calles principales de Celaya, con mantas en las que se leía: “Maestros luchamos por la escuela pública”.
El secretario de Educación, Eusebio Vega, advirtió que a los participantes en la concentración les será descontado el día de trabajo, pues su inasistencia a las aulas, señaló, afectó por lo menos a 10% de los alumnos de educación básica.
Incluso dijo que a quienes “reincidan” y acumulen faltas por participar en las movilizaciones, se les rescindirá el contrato de trabajo.
Vicente Díaz Quiñones, vocero del movimiento democrático magisterial, aseguró que los trabajadores educativos hicieron uso de sus permisos económicos de un día para reunirse en la capital del estado, “porque la lucha no se gana sentado, sino protestando en las calles”.
En Quintana Roo, los maestros aislaron por casi una hora la ciudad de Chetumal al bloquear la única vía que une a esa capital con el resto del estado y del país.
Por la mañana también cerraron los accesos a la sede de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) y marcharon a Palacio de Gobierno.
Alrededor de las 16:00 horas, cerca de mil 500 maestros bloquearon el llamado Kilómetro 19, punto de intersección hacia Cancún, Campeche y la ribera del río Hondo, donde permanecieron hasta las 17:00 horas.
En Cancún, los mentores entorpecieron por dos horas el acceso a la zona hotelera con una marcha que inició en el Malecón Tajamar y concluyó en el Parque de las Palapas.
Los manifestantes dieron a conocer un comunicado en el que anticiparon que no regresarán clases, y advirtieron que radicalizarán sus protestas.
En Chihuahua, integrantes del movimiento magisterial anunciaron que procederán legalmente contra las autoridades, luego de que la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte advirtió que cesará de sus funciones a los maestros que falten tres días consecutivos a sus labores para asistir a las manifestaciones.
“Esto es terrorismo de Estado”, dijo Rafael Velásquez, vocero del grupo. Sin embargo, añadió, con la Ley de Servicio Profesional Docente podrán hacerlo.
Además, el profesor reprochó que el presidente Enrique Peña Nieto haya dado por consumada la reforma, cuando aún está pendiente que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva sobre el caso.
Maestros de la capital, así como de Camargo, Jiménez, Parral, Cuauhtémoc y Juárez se solidarizaron con el movimiento.
En Baja California, profesores de los niveles de preescolar, primaria y secundaria tomaron de manera simbólica casetas de cuota.
Un contingente del Movimiento Resistencia Magisterial liberó del pago de peaje a los automóviles, autobuses y camiones de carga que transitaron por la autopista Mexicali a Tijuana.
“Nosotros no estamos bloqueando, estamos liberando las casetas”, dijo el dirigente del movimiento, Marco Antonio Pacheco, adscrito a la sección 2 del SNTE.
Detalló que mil maestros participaron en la protesta, pero en la entidad son 7 mil los profesores inconformes que mantendrán la lucha hasta que se derogue la reforma.
En Jalisco, cientos de escuelas pararon actividades ante el llamado de los maestros disidentes.
La Secretaría de Educación en la entidad reconoció que 200 planteles de educación básica y algunas secundarias estuvieron sin clases este miércoles.
Algunos de los maestros inconformes se manifestaron en las instalaciones del Congreso local y otros más se concentraron en la sección 47 del SNTE.
En varias escuelas los profesores hicieron un llamado a los padres de familia para que los apoyen en sus acciones de protesta contra de la reforma educativa, y explicaron que lo que persigue el gobierno con las modificaciones a las leyes es la privatización de los servicios educativos. (Con información de Rosa Santana, Armando Guzmán, Isaín Mandujano, Noé Zavaleta, Luis Lozano, Gabriela Hernández, Alberto Osorio, Verónica Espinosa, Pedro Matías y Sergio Caballero)

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.