miércoles, 12 de junio de 2013

Caen presuntos asesinos de 13 mujeres en Chihuahua



Patricia Mayorga

CHIHUAHUA, Chih., (apro).- La Fiscalía General del estado presentó a 12 presuntos homicidas, acusados de asesinar a 13 mujeres entre 2009 y 2011.
Los restos de las víctimas fueron localizados el año pasado en el arroyo El Navajo del Valle de Juárez y en el viaducto Díaz Ordaz, aunque no todos han sido reconocidos por sus familiares.
La Fiscalía acusó a los presuntos homicidas de prostituir a las jóvenes y obligarlas a vender droga, luego de ofrecerles empleo en agencias de modelaje y otros negocios.

Sobre la detención de los delincuentes, familiares de varias de las jóvenes, así como representantes de organizaciones civiles que coadyuvan en los casos, manifestaron su desconfianza por la manera en que las autoridades han procedido históricamente, y advirtieron que el Ministerio Público tendrá que demostrar que no hay personas inocentes en la cárcel.
Los fiscales especializados en Investigación y Persecución del Delito y en Atención a Víctimas del Delito por Razones de Género, Jorge Nicolás González Nicolás y Ernesto Jáuregui, respectivamente, aseguraron que cuentan con 150 declaraciones testimoniales.
Y detallaron que de los presuntos feminicidas, seis ya se encontraban presos, cuatro de ellos por delitos federales y dos por feminicidio.
De acuerdo con los investigadores, supieron de la implicación de los 12 sujetos por las confesiones de Adrián Arturo Roldán, El Miguelito, quien aportó información sobre la banda, antes de perder la vida durante un enfrentamiento con agentes municipales.
Los implicados son: Camilo del Real Buendía, Jesús Hernández Martínez, Víctor Chavira García, César Félix Romero Esparza, José Antonio Contreras, Manuel Vital Anguiano, Eduardo Sánchez Hermosillo, Esperanza Castillo Saldaña, Raquel Venegas Treviño, Rafael Mena y José Gerardo Puentes Alba, así como un menor de edad cuyo nombre fue omitido.
Las mujeres desaparecidas en 2009 son: Mara Guadalupe Pérez  Montes (1 de febrero), Lizbeth Avilés García (22 de abril) y Perla Ivonne Aguirre González (23 de julio).
En 2010 fueron reportadas Idaly Juache Laguna (24 de febrero), Beatriz Alejandra Hernández Trejo (28 de abril), Jessica Leticia Peña García (2 de junio), Deisy Ramírez Muñoz (27 de julio), Andrea Guerrero Venzor (19 de agosto), Mónica Liliana Delgado Castillo (diciembre) y Jessica Terrazas Ortega (20 de diciembre).
En enero de 2011 desapareció Jazmín Salazar Ponce. Los nombres de las otras dos víctimas no se dieron a conocer.

Las dudas
El pasado martes 4, cuando dio a conocer los resultados de los restos humanos que envió al laboratorio Bode Technology, la Fiscalía emitió un comunicado en el que informó que eran 15 los perfiles genéticos, posteriormente corrigió y envió una lista con 10.
Ese fue el inicio de una serie de irregularidades que las madres de las víctimas detectaron durante la entrega de los restos.
Norma Ledezma Ortega, coordinadora de la asociación Justicia para Nuestras Hijas, informó que la familia de Yanira Frayre Jáquez, una de las jóvenes que fue identificada por el laboratorio Bode, rechazó los resultados porque desconfía de la Fiscalía.
Explicó que la dependencia envió la lista de 15 muestras genéticas y otra más en la que cotejaba los resultados, pero nunca envió la base de datos de los ADN de las familias de las mujeres desaparecidas, motivo por el cual manifestaron su desconfianza, ya que la Fiscalía –advirtieron–  tuvo oportunidad de manipular los resultados debido a que ellos hicieron el cruce.
En el caso de la familia de Yanira Frayre, pidió directamente a los representantes del laboratorio Bode que coteje los resultados con el ADN de la familia. Las muestras de los restos que presuntamente corresponden a la joven resultaron  99% positivos, aunque la prueba de ADN sólo le fue practicada a la mamá porque el padre ya murió.
La osamenta fue localizada el pasado 4 de febrero durante un recorrido que otras madres hicieron en el Valle de Juárez. El cuerpo estaba casi completo y a su lado se halló la mandíbula de otra persona. Según la Fiscalía correspondía a un hombre, pero los resultados de Bode indicaron lo contrario. Dijo que pertenecía a una mujer.
Norma Ledezma pregunta: “¿cuántas veces más se habrán equivocado?”. Y es que en aquella ocasión se encontraron otros 10 restos, pero la Fiscalía aseguró que eran de animales.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.