martes, 18 de junio de 2013

Empresarios dan su apoyo a grupo de autodefensa en Guerrero



Ezequiel Flores Contreras

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región Centro condenaron la indolencia gubernamental frente a la delincuencia que opera impunemente en la capital y manifestaron su apoyo al grupo de autodefensa convertido en Sistema de Seguridad Ciudadana, adherido a la organización social denominada Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG).
Comerciantes y empresarios capitalinos afirmaron que la sociedad chilpancingueña se encuentra “secuestrada y asfixiada” por la delincuencia y corrupción que ha sido “tolerada y fomentada” por el gobierno estatal y municipal, que encabezan Ángel Aguirre Rivero y Mario Moreno Arcos.

El activista indígena Bruno Plácido Valerio dijo que la violencia no cesa en la entidad debido a que existen nexos entre autoridades y la delincuencia.
“Los candidatos no ganaron elecciones, compraron plazas en millones de pesos, y ahora se espantan porque la delincuencia los tiene sometidos como títeres, pero se les olvida que el que puso la lana es el que gobierna y el que pone directores en las principales áreas de los ayuntamientos”, afirmó.
Plácido Valerio es uno de los fundadores de la Policía Comunitaria creada en 1995. Actualmente dirige la UPOEG y los grupos de autodefensa surgidos este año en la región de la Costa Chica y que se han extendido a sangre y fuego a la zona rural de Acapulco y la región Centró para asumir las funciones de seguridad ante la ausencia o complicidad de autoridades con la delincuencia.
Lo anterior ocurrió durante una insólita reunión realizada por la mañana entre miembros de la UPOEG y de la Coparmex, en la que comerciantes y empresarios de esta capital –encabezados por su representante, Fernando Melendez Cortés– acordaron respaldar el proyecto de autodefensa para exigir respeto a los derechos ciudadanos y revertir los efectos de la narcoviolencia, que han colapsado al sector productivo.
Al respecto, el dirigente de esta cámara empresarial indicó que el respaldo a la UPOEG no es para que los empresarios de esta capital tomen las armas, sino para sumarse a las expresiones de inconformidad y a la exigencia de que las autoridades gubernamentales asuman su responsabilidad y corrijan el rumbo.
Durante el prolongado encuentro, los socios de Coparmex denunciaron la grave situación de violencia e inseguridad que se vive en Chilpancingo y que ha sido minimizada por el alcalde, el priista Mario Moreno Arcos, y las autoridades estatales.
Violencia y corrupción institucionalizada
Los testimonios de los comerciantes y empresarios capitalinos se enfocaron en denunciar cobros de cuota, extorsiones y secuestros ordenados por la delincuencia, que han obligado al cierre de comercios.
Acusaron la falta de apoyo y la corrupción gubernamental, que inhiben el desarrollo del sector empresarial en la entidad y privilegian a grupos empresariales foráneos.
“El comercio local se encuentra quebrado; los problemas no se van a resolver con folklore y festivales” afirmó el comerciante Víctor Martínez Toledo, un conocido priista propietario de dulcerías.
Por su parte, María Luisa Vargas Mejía, dirigente de la Asociación Civil de Textileros Unidos de Guerrero, señaló que el gobierno estatal ha emprendido una campaña de hostigamiento fiscal a partir de las denuncias que hizo sobre presuntas irregularidades en el programa estrella de la administración de Aguirre Rivero, la entrega gratuita de uniformes escolares.
Por ello, dijo que no es casual que los empresarios capitalinos estén buscando coordinarse con los miembros de las autodefensas adheridas a la UPOEG para evitar que sigan los abusos institucionales y delincuenciales en contra del sector productivo.
Otro miembro de la Coparmex señaló que los empresarios del ramo de la construcción tienen que entregar a funcionarios del gobierno de Aguirre 10% del valor de una obra que les asigna el gobierno estatal, “cuota institucional que ya debería estar contemplada en la ley, porque es obligatoria en cada administración estatal”, ironizó.
Ahora, también los empresarios tienen que pagar otro 10% a la delincuencia.
Contra los diputados
El dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido, criticó el hecho de que los políticos usan a la gente para votar y no para gobernar; por ello consideró que el sistema de democracia representativa ya no funciona, y se debe pasar a una etapa de democracia participativa.
Por ello, anunció una marcha de la UPOEG para el próximo lunes 24, que partirá del poblado de Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero rumbo a esta capital.
La movilización tiene como propósito manifestarse en la sede del Congreso estatal debido a que los diputados locales, dijo, se han dedicado a defender a sus partidos políticos y no representan a la sociedad: “Las leyes están hechas para sancionar a los ciudadanos y no a las autoridades que incumplen con su compromiso, por eso prevalece la impunidad institucional y los diputados se dedican a entregar butacas”.
Los miembros de la Coparmex y la UPOEG acordaron reunirse nuevamente previo a la manifestación, para definir el apoyo que ofrecerá el sector productivo al movimiento impulsor de los grupos de autodefensa.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.