miércoles, 17 de julio de 2013

Asesinan a Alberto López Bello, periodista policiaco de ‘El Imparcial’ de Oaxaca



Pedro Matías

OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- El procurador general de Justicia, Manuel de Jesús López López, confirmó que el reportero de nota roja del periódico El Imparcial de Oaxaca, Alberto López Bello, y el presunto informante del ayuntamiento capitalino, Arturo Alejandro Franco Rojas, fueron lapidados al ser victimados con piedras.
Sin descartar ninguna línea de investigación, entre ellas una posible ejecución del crimen organizado, precisó que alrededor de las 07:10 horas de este miércoles 17 de julio, se reportó el hallazgo de dos cadáveres del sexo masculino sobre la calle Sabino en el paraje La Humedad de la agencia municipal de Trinidad de Viguera.

En el lugar encontraron maniatado uno de los cuerpos, mientras que el reportero de la sección policiaca presentaba lesiones al parecer producidas con un poste de concreto con el que presuntamente victimaron a las dos personas.
Por lo pronto, el gobernador Gabino Cué Monteagudo dio instrucciones al procurador para que “este crimen se dictamine como un delito de alto impacto y se canalice a la Mesa Especial para la Atención a Periodistas, a fin de esclarecer el homicidio en coadyuvancia, en su caso, con la Procuraduría General de la República (PGR)”.
Asimismo, personal del Grupo de Homicidios de la Agencia Estatal de Investigaciones de la PGJE, así como de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se trasladaron hasta el lugar de los hechos para iniciar con las primeras diligencias y dictaminar las causas del doble homicidio.
El procurador manifestó que todavía se realizan las diligencias para la necropsia y esperan el reconocimiento para la entrega de los cuerpos.
Por lo pronto, dijo, “se revisa la actividad que hicieron la madrugada de hoy, con quiénes estuvieron y a quiénes llamaron, si tenían amenazas”.
Hizo hincapié que ya tuvo contacto con el directivo del diario El Imparcial de Oaxaca, Benjamín Fernández Pichardo, a quien expresaron sus condolencias.
Por lo pronto, abundó, “se están recabando datos porque parece que (el reportero y el informante) estaban en un bar del centro de la ciudad y ahí dejaron sus motos, entonces, estamos conociendo un poco la actividad que hicieron anoche y la madrugada de hoy”.
Alberto López Bello fue detenido, por espacios de cinco horas, el pasado mes de junio por llegar, junto con Jacobo Robles, también de El Imparcial, a tomar fotografías de una narcomanta que dejó un grupo delictivo en la avenida Símbolos Patrios, a la altura de San Antonio de la Cal. El procurador no descartó la línea de investigación “atribuida a una organización criminal”.
Lo que sí reconoció es que debido “al combate a la delincuencia organizada siempre hay ese riesgo latente de que ese tipo de organizaciones quieran marcar la línea editorial de determinados periódicos”.
Y “Oaxaca no está exento del contexto nacional, máxime que hemos tenido el efecto cucaracha. Hay operativos en Veracruz y Guerrero y Oaxaca está en medio de esas entidades federativas, entonces, siempre, reitero, existe ese riesgo.
“Lo que sí no puedo afirmar que sea un móvil de libertad de expresión, aunque existe el antecedente en el 2009 (cuando atentaron contra una camioneta de El Imparcial del Istmo cuando fueron asesinados tres trabajadores)”.
Cabe recordar que el pasado 19 de junio fueron detenidos Alberto López Bello y Jacobo Robles Martínez y remitidos a la delegación de la PGR, según consta en el expediente 401/PGR/2013 que se radicó en el IV agencia investigadora.
De acuerdo con la narración de los fotorreporteros Alberto López Bello y Jacobo Robles, fueron alertados que habían colocado una manta en el puente del Conalep en San Antonio de la Cal, por lo cual se desplazaron a la zona para cubrir la información.
Al lugar fueron interceptados por policías estatales que decidieron detenerlos e interrogarlos por su presencia en el lugar.
Respecto al caso se inició el cuadro de antecedentes en la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca DDHPO/CA/415/(01)/OAX/2013.
Antes, en octubre de 2007, un comando atacó, a plena luz del día, una camioneta propiedad del periódico El Imparcial del Istmo, y asesinó a dos voceadores y al chofer de la unidad.
El ataque fue perpetrado sobre la carretera transístmica, a la altura del kilómetro 291+700, entre Tehuantepec y Salina Cruz, donde fueron acribillados Agustín López, Mateo Cortés Martínez y Flor Vásquez López, quienes viajaban en una camioneta Chevy, color blanco, con placas de circulación RT-84503 y logotipos del periódico El Imparcial del Istmo.
Los hechos quedaron asentados en la averiguación previa 19/SC/2007.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.