viernes, 19 de julio de 2013

Entregan a dos madres, por partes, cadáveres equivocados de sus hijas



CHIHUAHUA, Chih., (proceso.com.mx).- La Fiscalía de la Zona Norte entregó los restos de dos mujeres desaparecidas en 2010 y encontradas en el Valle de Juárez en enero de 2012.
Las madres de las desaparecidas interpusieron una demanda para dar con los responsables de los crímenes.
Ambas se dedicaron a dar con el paradero de sus hijas en un proceso que exhibió mentiras e inconsistencias de las autoridades locales.
María García, madre de Jessica Leticia Peña García, enterró parte de los restos de su hija en febrero del año pasado, después de haber encontrado parte del cadáver junto con otras jóvenes asesinadas. Las autoridades le entregaron poco a poco y a pedazos  el cuerpo de María. Por ejemplo, el miércoles  pasado  le dieron una pieza de cuatro centímetros que identificó en el laboratorio Bode Technology.

A su vez, el mismo laboratorio identificó los restos de Yanira Fraire Jáquez, desaparecida el 26 de junio de 2010.
Cuando por fin recibió a su hija para sepultarla, una mentira más punzó el corazón de María de los Ángeles Jáquez, cuando obligó a la fiscalía a abrir el féretro de Yanira Fraire y encontró el hueso de menos de cuatro centímetros que en realidad pertenece a Jessica Leticia Peña.
Las autoridades reconocieron el error y culparon a la funeraria. Incineraron el cuerpo de Yanira sin autorización, porque los confundieron con el de Jessica Peña. Pero María de los Ángeles también duda de esa versión y exigió una explicación convincente.
El fiscal especializado en delitos de género, Ernesto Jáuregui Venegas, dijo que se trató de un error de la funeraria Perches, que se hizo cargo de las osamentas de las dos jóvenes.
Las mamás de las dos jóvenes y la representante legal de los dos casos y coordinadora dela asociación Justicia para Nuestras Hijas, Norma Ledezma Ortega, sostuvieron ayer una larga reunión con las autoridades de la fiscalía, e interpusieron formalmente la demanda.
La Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación contra la funeraria Perches.
Desesperada y enojada, María de los Ángeles Jáquez  les advirtió que llegará hasta las últimas consecuencias, ya que no cree en las autoridades, a quienes ha enfrentado durante más de tres años.
Yanira Fraire desapareció cuando tenía 15 años, cuando iba a pagar la inscripción de la secundaria en la que estudiaba, en  un banco del centro de la ciudad, zona en la que han desaparecido decenas de jóvenes. A varias de ellas las han encontrado en el Valle de Juárez.
La desaparición de Yanira podría haber estado relacionada con un crimen por internet.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.