martes, 16 de julio de 2013

Prevén lucha encarnizada por el control de “Los Zetas”



CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).-  La llegada de Omar Treviño Morales, alias “Z-42”, a la dirección del grupo delictivo “Los Zetas” podría agudizar la división del grupo y el recrudecimiento de la violencia  debido a que algunos jefes de plaza se oponen a que la familia Treviño Morales continúe al frente de la organización,  comentaron  fuentes relacionadas con las fuerzas armadas.
Desde que los “Zetas” se separaron del cártel del Golfo, en marzo de 2010, estuvieron dirigidos  por un triunvirato encabezado por Heriberto Lazcano Lazcano, alias ´”Z-14”, Jesús  Enrique Rajón Aguilar, “El Mamito”,  y  Miguel Ángel Treviño Morales.

La captura de  “El Mamito” después de la muerte del agente aduanal  estadunidense  Jaime Zapata en San Luis Potosí  y el asesinato de Heriberto Lazcano en Progreso, Coahuila,  dejaron  al  “Z-40” como líder máximo de “Los Zetas”.
La captura de Miguel Ángel Treviño Morales,  también conocido como “El Judas”, durante un operativo de la Marina la madrugada del lunes dejó momentáneamente  acéfala la dirección del grupo criminal.
Ahora se mencionan dos nombres para dirigir la organización,  la más peligrosa y ramificada del crimen organizado, comentó un exmilitar  que habló con Proceso  bajo la condición del anonimato.
Los hombres  que podrían dirigir la organización son Óscar Omar Treviño, alias “Z-42”, quien operaba  en la región de Piedras Negras  pero en los últimos meses se encargó de supervisar  las plazas del grupo en todo el país.
También se menciona al jefe  de la importante  plaza de Zacatecas, quien  es conocido como “el brazo derecho de Z-40”.
La división de “Los Zetas” comenzó cuando Iván Velázquez Caballero, alias “El Z-50”, acusó a  Treviño Morales  de entregar a la Policía Federal   a varios líderes regionales para quedarse con la dirección del grupo, entre ellos al propio  Jesús Enrique Rajón.
Velázquez Caballero y otros  jefes de plaza también se habían molestado al conocer que la familia Treviño  Morales manejaba  el dinero de la organización en negocios personales  a través   José Treviño Morales,  detenido en Estados Unidos.
José Treviño fue  acusado de lavado de dinero, ya que  gastó los pasados tres años alrededor de  dos millones de dólares por mes en más de 300 caballos cuarto de milla, la mayoría propiedad de sus hermanos.
En el juicio que se le siguió en la Ciudad de Austin, Texas,  contra José Treviño, Enrique Rajón se presentó como testigo de la fiscalía y declaró que “El Z-40” lo había entregado a las autoridades.
El exmilitar entrevistado comentó que  la captura del capo podría provocar  una nueva ola de violencia  y sus primeras manifestaciones serían en Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas.
Lo anterior debido a que el último movimiento de  Miguel Ángel Treviño  en la organización fue cambiar al jefe de  plaza en Victoria, pero un grupo no estuvo de acuerdo y manifestó su rechazo.
La fuente destacó que es probable que los “zetas rebeldes” ahora  desconozcan al nuevo jefe e  intenten ejecutarlo, junto a su equipo.
La fuente enfatizó que algunos funcionarios de Tamaulipas deben estar “muy preocupados” con la captura del líder de los Zetas, incluyendo  políticos de la alcaldía de Nuevo Laredo e incluso oficiales de la Octava Zona militar que operan en esa ciudad fronteriza.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.