martes, 17 de septiembre de 2013

Para el gobierno, el campo no existe



Patricia Dávila

Dirigentes de organizaciones que forman el Frente Auténtico del Campo (FAC) se quejan porque, dicen, la reforma hacendaria peñanietista simplemente excluye al agro. En una reunión realizada el jueves 5 se lanzaron contra la propuesta de crear una nueva institución bancaria que manejaría 200 mil millones de pesos y otorgaría créditos a los productores rurales. En los hechos, dijeron, sólo se beneficiaría a 3% de ellos, es decir, a las empresas agropecuarias.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- La propuesta de reforma hacendaria de Enrique Peña Nieto omite el tema nodal con respecto al agro, pues no menciona cómo se facilitarán los créditos directos a los pequeños productores.
Además, con un interés máximo de 4.5%, el gobierno federal pretende dejar en manos de la banca privada más de 200 mil millones de pesos para financiar al campo, con lo cual sólo permitirá que las instituciones crediticias sigan operando como intermediarias, ya que entregarían esos recursos entre los productores a tasas de hasta 40%.
El tema detonó el jueves 5, cuando los dirigentes de las organizaciones del Frente Auténtico del Campo (FAC), conformado oficialmente el pasado 8 de agosto en Zacatecas, se reunieron para analizar la reforma y concluyeron que la propuesta sólo plantea sustituir la nomenclatura de Financiera Rural (Finrural) por la de Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.
Sin embargo, dijeron, el documento del Ejecutivo no habla de incrementar los créditos para los productores ni de facilitarles el acceso a dichos recursos. En otras palabras, la propuesta de Peña Nieto excluye al sector agropecuario, dijeron los asistentes a ese encuentro.
En la reunión estuvieron Federico Ovalle Vaquera, de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC); Marco Antonio Ortiz, de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC); Álvaro López Ríos, de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA); Alfonso Ramírez Cuéllar, de El Barzón; Javier López Macías, de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social (Unimos), y José Narro Céspedes, de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA).
De acuerdo con estos dirigentes, el gobierno pretende dejar a los productores agropecuarios, a los pescadores y al desarrollo rural sin una verdadera institución bancaria. El organismo descentralizado que propone Peña Nieto, puntualizaron, dependerá de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público…
Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1924 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.