martes, 17 de septiembre de 2013

Propone líder de telefonistas un pacto incluyente y plural

Rosalía Vergara

MÉXICO, D.F. (apro).- El líder de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez, propuso un “pacto incluyente y plural” distinto al Pacto por México y al que se puedan sumar organizaciones sociales y a sindicatos.
“Expresamos nuestra disposición al diálogo, a participar y proponer para alcanzar un pacto laboral, y para aportar los esfuerzos que sean necesarios para la democratización del mundo del trabajo en México”, indicó Hernández Juárez en la ceremonia de inauguración de la trigésimo octava convención nacional ordinaria de los telefonistas
Además, criticó que el gobierno federal decidió hacer del cambio laboral “la punta de lanza de las llamadas reformas estructurales”, sin embargo, en su contenido se prefirió conservar el modelo corporativista en las relaciones obrero-patronales afianzado en sexenios anteriores.

Hernández Juárez recordó que la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), de la que forma parte, siempre denunció la imposición de esta reforma que no ha beneficiado a la clase obrera.
Por el contrario, sostuvo, “profundizó los peores rasgos neoliberales del mercado del trabajo en México, es decir, los empleos precarios, la inestabilidad laboral, los bajos salarios, la informalidad, la tercerización y la subcontratación”.
También condenó que, junto a la laboral, se pretenda aprobar la reforma energética y hacendaria, utilizadas como instrumentos adicionales para imponer cambios que lesionan los derechos de los trabajadores.
Hernández Juárez repudió que el gobierno “una vez más” cargue a los trabajadores los costos de las funciones del Estado en reformas que ni siquiera fueron consultadas con la ciudadanía.
“Es tiempo de que ahora paguen por los cambios quienes se han beneficiado de ellos: las empresas que han sido eximidas de pagos millonarios de impuestos, las que han sacado provecho de la fuga de capitales y de la especulación, las que han sido rescatadas con fondos públicos o que han recibido estímulos crediticios y financieros generosos y flexibles”, exigió.
Asimismo, resaltó que el sindicalismo de protección patronal constituye la antítesis de la democracia en el mundo del trabajo en el país. “Es el mayor agravio a los trabajadores mexicanos. El más grande engaño a los jóvenes”, acusó.
Luego demandó al gobierno federal aplicar iniciativas de ley que no afecten las finanzas de los trabajadores.
“Nos referimos  en particular al caso de Teléfonos de México que, por título de concesión, quedó obligada a prestar el servicio en comunidades con más de 5 mil habitantes, lo que implicó inversiones muy considerables que las empresas de la competencia no hicieron porque sencillamente no es rentable”, señaló.
En su opinión, “no es justo ni honesto” que en la reforma de telecomunicaciones se proponga castigar a Telmex declarándola operador dominante, y aparte se le siga impidiendo prestar los servicios de triple y cuádruple play, obligándola además a entregar a los clientes de mayores ingresos a las competidoras.
Al acto de los telefonistas acudieron el subsecretario del Trabajo Rafael Adrián Avante Juárez; el director general de Telmex, Héctor Slim Meade; el secretario general del STUNAM, Agustín Rodríguez Fuentes, y el senador petista Manuel Bartlett.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.