lunes, 8 de julio de 2013

El PRI no pudo con Moreno Valle en Puebla



Gabriela Hernández

PUEBLA, Pue. (apro).- Cuatro encuestas de salida dadas a conocer tras los comicios de este domingo dieron de nueve a 19 puntos de ventaja al candidato de la coalición “Puebla Unida”, Antonio Gali Fayad, a la alcaldía de la capital, por encima del priísta Enrique Agüera Ibáñez.
La firma Mas Data señala que el candidato del PAN, PRD, Panal y Compromiso por Puebla obtuvo una diferencia de 15.5 puntos sobre su competidor de la coalición 5 de Mayo, al registrar 53.5 contra el 37.8% de votos.
Parametría obtuvo en su encuesta de salida que Gali Fayad obtendría 58% de la votación y Enrique Agüera 39%. La firma Stratics dio a conocer que Gali tendría 45.6% de los sufragios y Agüera el 35.7 por ciento.

En tanto que el estudio realizado por el Centro de Estudios Consultivos (CEC) marca una tendencia de 47.2% de los votos para el panista, contra 33.6% para Agüera Ibáñez
Esta última empresa también dio a conocer las encuestas de salida de los distritos electorales de la capital, en donde los candidatos de la Coalición Puebla Unida supuestamente ganarán seis distritos.
De acuerdo con estos estudios, sólo en el distrito VI se registraba un empate entre los candidatos de Puebla Unida y 5 de Mayo, Julián Rendón y Víctor Giorgana, respectivamente.
Por única ocasión, en estas elecciones los alcaldes y diputados que resulten electos estarán en el cargo por un periodo de cuatro años y ocho meses, por la reforma electoral con la que se empatarán las elecciones federales y las locales en 2018.
Al cierre de la votación, la secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, aseguró en rueda de prensa que el candidato Enrique Agüera había obtenido el triunfo en la jornada electoral, pero en la noche los festejos fueron sólo en la sede panista.
La dirigente priista aseguró que la jornada electoral estuvo plagada de irregularidades relacionadas principalmente con la intervención del gobierno de Rafael Moreno Valle para favorecer a los candidatos de Puebla Unida.
En tanto, en la sede de Puebla Unida, los candidatos a la alcaldía y a las diputaciones se declararon triunfadores.
Antonio Gali Fayad hizo un llamado a los priistas y a los demás partidos a que se unan a su proyecto de ciudad. “Tony no guarda rencores, sólo amor por Puebla”, ofreció.
La jornada
Durante la jornada electoral se registró una serie de denuncias de supuestas irregularidades como compra de votos y acarreos de electores, así como la detención de un candidato, el bloqueo de casillas y el robo de otras.
El dirigente estatal del PRI, Pablo Fernández del Campo, denunció que Guillermo Moro, candidato a alcalde de Yehualtepec, municipio ubicado al sureste de la entidad, fue detenido por elementos policíacos la madrugada del domingo cuando se dirigía a su casa.
“Sin duda estamos viviendo una elección de estado”, aseguró el dirigente priísta al calificar de arbitraria y con fines políticos la detención de Moro.
Sin embargo, el representante de la coalición Puebla Unida (PAN, PRD, Panal y Compromiso por Puebla) ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), Rafael Guzmán Hernández, afirmó que la detención de Moro se debió a que fue sorprendido con “propaganda negra” y además portaba un arma de fuego.
Otro de los incidentes reportados ante el Instituto Electoral de Puebla ocurrió en el municipio de Cuapiaxtla de Madero, en la zona central de Puebla, donde un grupo de ciudadanos impidió la instalación de cinco de las nueve casillas que estaban programadas para operar en ese municipio, luego de que detectaron que policías municipales repartían “propaganda negra”.
El consejero presidente del Instituto Electoral del Estado, Armando Guerrero Ramírez, aseguró que fueron enviados policías estatales a Cuapiaxtla, así como representantes del instituto para dialogar con los manifestantes a fin de concretar la instalación de las casillas.
Además de en Cuapiaxtla, en los municipios de Xochitlán de Vicente Suárez, Tenampulco y Hueyapan, los partidos de la coalición Puebla Unida denunciaron que desconocidos colocaron piedras y troncos en las carreteras para dificultar la llegada de los electores para ejercer su derecho ciudadano de votar.
La casilla 1113, ubicada en el centro histórico de Puebla, fue asaltada por un grupo de unos 20 hombres, que además de llevarse las boletas y las urnas despojaron de dinero, celulares y otras pertenencias a los funcionarios de casilla y a los representantes de partido y observadores.
Ya por la tarde, reportes policíacos dieron cuenta del robo de otra casilla electoral, ubicada en la colonia Belisario Domínguez, aparentemente por el mismo grupo de sujetos.
A la casilla 1101, ubicada en la escuela primaria Narciso Mendoza que está en la 33 Sur, entre 17 y 19 Poniente, llegó un grupo de entre 15 y 20 hombres armados con toletes, y una pistola, los cuales empezaron a agredir a los funcionarios electorales, representantes y votantes que se encontraban en el lugar .
Incluso, los testigos aseguran que los asaltantes golpearon e intimidaron a la presidenta de la casilla, una joven de 20 años con un embarazo de siete meses, que tuvo que ser llevada a un hospital luego de que recibió un golpe y sufrió una crisis nerviosa.
Igual que ocurrió en la mañana en el centro histórico, los asaltantes se llevaron las urnas con los votos emitidos, así como el dinero y pertenencias de las personas.
Según los testigos, los sujetos huyeron a bordo de dos camionetas, una tipo Van y la otra Frontier, similares a las que utilizaron por la mañana en la casilla del Centro Histórico.
En San Martín Texmelucan, un grupo de alrededor de 100 personas armadas con tubos y palos y con el rostro cubierto resguardaron por una hora las oficinas del Comité Municipal del PRI, en la colonia Domingo Arenas, ante supuestas amenazas de que militantes del Movimiento Ciudadano acudirían a tomar las instalaciones.
El PRI también denunció que detuvo a un convoy de tres autobuses procedentes de Morelos, en los que supuestamente trasladaban a personas para que votaran a favor de la coalición del Puebla Unida.
En la colonia Agua Santa en esta capital, observadores electorales detectaron un gimnasio lleno con despensas de la coalición Puebla Unida.
En tanto, la diputada panista Josefina Buxadé denunció que el PRI estaba ofreciendo entre 500 y mil pesos por compra del voto en distintas colonias de la capital de Puebla.
Fernando Treviño, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, informó que entre las irregularidades que detectaron en su programa de observación electoral está la compra de votos en la capital, el “acarreo” de personas a través de unidades de taxis y de transporte público, propaganda de distintos partidos en las inmediaciones de las casillas y listas de datos personas con firmas.
Lozano vota sin estar en el listado
El senador panista Javier Lozano Alarcón pudo emitir su voto en la casilla 1664 de San Andrés Cholula, aunque su nombre no aparecía en el listado nominal de electores.
Los funcionarios electorales no cumplieron con el procedimiento de verificar el nombre del votante en el listado nominal antes de entregar las boletas a Lozano.
Ya cuando el senador había colocado los votos en las urnas, los funcionarios de la casilla confirmaron que no aparecía en el listado.
El panista dijo que todo se debió a un “exceso de confianza”, debido a que los representantes de casilla lo conocen y saben que vive en esa zona.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.