lunes, 8 de julio de 2013

En suspenso, elección en BC: nombrarán al ganador hasta revisar todas las actas



José Gil Olmos

TIJUANA, B.C., (proceso.com.mx).- Tras una larga jornada electoral y con severos problemas en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP),  el triunfo del candidato de la coalición PAN-PRD-PANAL, Francisco “Kiko” Vega, quedó en suspenso, pues debido a un error en el conteo rápido, el órgano electoral estatal determinó no declarar un triunfador hasta que se revisen todas las actas de cómputo.
De esta forma, a pesar de mantener una ventaja de tres puntos sobre el candidato del PRI-PANAL, Fernando Castro Trenti, con el 96 por ciento de las casillas contabilizadas, el panista tendrá que esperar hasta mediados de semana, cuando se realice la revisión de las actas, para saber si en realidad ganó la elección.

El resultado del PREP con el que las dirigencias del PAN y PRD dieron como triunfador a Vega ayer por la noche ya fue impugnado por los priistas, que alegan que el error benefició al panista y por eso demandaron la revisión de todas las actas.
Los cinco consejeros electorales acordaron no dar a un ganador definitivo sino hasta que se cuenten todas las actas de las casillas. Es decir, aún no hay un ganador oficial de las elecciones a gobernador en Baja California.
El PRI anunció que la empresa PROISI, contratada por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Baja California, cometió un grave error aritmético que invalidó el PREP, por lo que habrá que esperar el escrutinio al de las actas en los consejos distritales para determinar el candidato triunfador de la elección para gobernador.
Por la madrugada, el líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, manifestó que el PAN y PRD quieren utilizar el error del PREP para dejar la impresión de que el resultado es definitivo.
Lo que sucedió en el conteo fue que desde las 22 horas, se “congeló” el PREP, cuando llevaba el 50 por ciento de avance de las 4 mil 230 casillas instaladas en la jornada electoral de este domingo, día en que se registró un abstencionismo del 60 por ciento.
Las autoridades electorales detectaron desde el inicio de este programa informático la existencia de inconsistencias en la captura de resultados de las actas por personal de la empresa PROISI, originaria de Saltillo, Coahuila, la cual obtuvo la licitación convocada por el IEPCBC, pero que ya tuvo problemas en otras elecciones,  como ocurrió en Puebla.
De acuerdo con fuentes consultadas en el instituto, el error aritmético provocó una diferencia de más de 46 mil votos entre la sumatoria de los sufragios obtenidos por las alianzas encabezadas por el PAN y el PRI, Movimiento Ciudadano, votos nulos y candidatos no registrados con el total de votos emitidos.
El problema es que al ser detectado el error, la empresa PROISI distribuyó los sufragios de manera porcentual entre los candidatos a gobernador, lo que generó mayores inconsistencias.
Al reanudarse la sesión, cinco horas después del cierre de casillas, entre los consejeros electorales se discutió la propuesta de suspender el PREP, por considerar que no había certeza en ese instrumento electoral.
El consejero Jorge Aranda señaló que los partidos políticos tienen copia de las actas de casillas y pueden hacer valer sus cifras en sesiones de cómputo o en tribunales, pero los ciudadanos están en indefensión, por lo que se pronunció por continuar y no interrumpir la única herramienta que tienen para conocer los resultados de las elecciones, la cuales “se ganan por votos y no por porcentajes”.
El representante de la alianza Unidos por Baja California (PAN, PRD, PANAL y PEBC), Francisco Gárate, relacionó la postura de suspender el PREP con “uno de los hechos más tristes, lamentables, de la política mexicana, cuando en 1988 se cayó o se calló el sistema. Este penoso incidente, triste, permitió una importante reforma constitucional que dio origen al COFIPE y después al IFE”.
La consejera Carola Andrade dijo estar de acuerdo que la elección se gana en las urnas, por lo que advirtió que esperará al cómputo de los votos en los consejos distritales por ser el que tiene valor jurídico. “Es increíble que con tanta experiencia (de la empresa) tenga un error de esa naturaleza, se me hace extraño y sospechoso, por eso no voy a confiar en ese sistema, sino en el voto ciudadano”.
Tras una discusión que se prolongó durante seis horas, el presidente del Consejo Electoral, Rubén Castro Bojórquez, criticó el error aritmético de la empresa PROISI y señaló que el cómputo oficial se llevará a cabo del miércoles al domingo, “ese es el que vale, el PREP es un instrumento y el más eficiente es el conteo del voto”.
Refirió que aún no es decisiva la tendencia del PREP, porque “faltan por contar más de 250 mil votos y con una ventaja de 25 mil votos cualquier cosa puede suceder”. En ese momento se han computado en el PREP 550 mil de los 822 mil 935 votos que se emitieron en la jornada electoral.
La propuesta de Castro Bojórquez, aceptada por mayoría de los consejeros, consistió en admitir que el cómputo definitivo será el que se realice del miércoles al domingo, de acuerdo con la LIPE, continuar con el PREP “pero que no lo validemos, quedarnos (en sesión permanente) hasta que termine y después auditarlo, si hay errores sustanciales no se paga (a la empresa) y se hace efectiva la fianza” establecida en el contrato.
La coalición Compromiso por Baja California anunció que solicitará una revisión minuciosa de las actas en los cómputos distritales para demostrar el triunfo de su candidato a gobernador, a raíz de las “evidentes irregularidades presentadas en el PREP.
El coordinador General de la Campaña, René Adrián Mendívil, dijo que de acuerdo con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana se desconoció la validez de los resultados emitidos por el PREP porque la empresa reportó un error aritmético en las sumatorias porcentuales, lo que se convirtió en factor para que se emitieran resultados preliminares erróneos.
A las cinco de la madrugada de este lunes, el PREP arrojó resultados de un porcentaje de 96 por ciento de las actas computadas, en las que el candidato panista Francisco Kiko Vega tenía una ventaja de tres puntos sobre el priista Fernando Castro Trenti.
La alianza Unidos por Baja California obtuvo el triunfo en Mexicali y Playas de Rosarito con los panistas Jaime Díaz Ochoa y Silvano Abarca Macklis, quienes ya fueron presidentes municipales de esas demarcaciones.
La coalición Compromiso por Baja California ganó lo municipios de Tijuana, Tecate y Ensenada con los priistas Jorge Atiazarán Orcí, César Moreno y Antonio Hirata, quienes ya habían contendido por ese cargo de elección popular en anteriores elecciones.
En la elección de diputados, la alianza Unidos por Baja California obtuvo diez distritos electorales por siete de la coalición Compromiso por Baja California.

(Con información de Antonio Heras)

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.