martes, 2 de julio de 2013

Las casitas de Tony Gali en Miami y Acapulco



Álvaro Delgado

MéXICO, D.F. (apro).- Si Antonio Gali Fayad, el candidato de la amorfa derecha a la alcaldía de Puebla capital, ha omitido explicar el vertiginoso crecimiento de su fortuna en dos año y medio como secretario de Infraestructura estatal –que pasó de 23 a 77 millones de pesos–, seguramente callará también sobre los departamentos de lujo que posee en Miami y Acapulco.
Ninguno de los dos inmuebles, naturalmente, está incluido en su declaración patrimonial como servidor público de Puebla, cuyo gobernador, el también panista Rafael Moreno Valle, ha hecho un gobierno tanto o más autoritario que los priistas de los que se amamantó.

El departamento de Miami, Florida, fue adquirido el 27 de septiembre de 2011, en 810 mil dólares –unos 10.5 millones de pesos– y el de Acapulco se ubica en la zona Diamante, cuyo costo multimillonario no se detalla.
La identificación de estas propiedades que se le atribuyen a Gali Fayad se produjo en el marco de una amplia investigación sobre él llevada a cabo por FTI Consulting, una firma mundial de asesoramiento empresarial que realiza también trabajos de inteligencia, cuyo informe final concluyó el 20 de junio y de inmediato le fue entregado a su “cliente”, que no identifica.
El documento de la investigación, del que el reportero tiene copia, ubica a Gali Fayad como el dueño del departamento 601 de la torre II de Brickell Avenue 495, en Miami, Florida, aunque el propietario formal es la empresa IconTwo 601 Inc., cuyo presidente es el abogado Marcelo Aguado.
Este departamento –que mide mil 810 pies y que consta de tres recámaras y dos baños– se ubica en el mismo desarrollo residencial donde también tiene una propiedad Andrea Agüera, hija de Enrique Agüera Ibáñez, el adversario priista de Gali Fayad, según la información publicada por Reforma.
Conforme al diario, la hija de Agüera adquirió, en 2009, un departamento en el 495 de la avenida Brickell en 568 mil dólares a través de la empresa Icon 3003 Inc, cuyo representante era justamente Marcelo Aguado, el mismo abogado que representa a la empresa que compró la propiedad de Gali Fayad.
La información de las propiedades de la hija y dos hermanos de Agüera en Miami se publicó el martes 18 de junio, el mismo día del debate entre ambos contendientes, en el que ninguno de los dos abordó el tema, gracias a un “pacto de no agresión” que establecieron, en privado, según reveló el propio Gali.
Además del departamento en Miami, la investigación de FTI Consulting identifica al que supuestamente posee en Acapulco, localizado a partir de un número telefónico a nombre de Gali y que se ubica en costera Las Palmas, lote H-1, Torre 4, departamento 302-C, Playa Diamante, CP 39900.
“En el directorio telefónico de Teléfonos de México fue encontrada una línea telefónica a su nombre en un departamento de la exclusiva zona de Playa Diamante, en Acapulco, Guerrero. Esta propiedad no aparece registrada en su declaración patrimonial. Podría tratarse de una reciente adquisición o que esté a nombre de su esposa u otro familiar”.
En la investigación llevada a cabo por la firma estadunidense se detalla el increíble crecimiento del patrimonio de Gali, candidato de la coalición formada por el PAN, el PRD y el Panal, el partido de Elba Esther Gordillo, jefa política de Moreno Valle.
Prototipo del amorfo y corrupto panismo vigente, que a nivel nacional encabeza Gustavo Madero, Moreno Valle logró reactivar la coalición que lo llevó a la gubernatura en 2010 y ahora busca catapultarse como candidato presidencial en 2018 a partir de su éxito en las elecciones de este 7 de julio, todo con base en el dinero.
En su última declaración patrimonial como servidor público federal, la correspondiente a 2010, Gali declaró bienes por 22 millones 954 mil pesos, una cantidad que de por sí estaba bajo sospecha por sus escasas percepciones que tuvo en la década reciente, pero lo que llama la atención es cómo triplicó su fortuna en menos de tres años.
A partir de que fue nombrado secretario de Infraestructura, en febrero de 2011, y hasta mayo de este año, Gali pasó de poseer esos casi 23 millones a 77 millones 470 mil pesos. “Es decir, 54 (millones) más de lo que consiguió en una década”, subraya el informe en que se precisa que su sueldo mensual era de apenas 51 pesos.
“La fortuna de Gali Fayad triplicó la del gobernador Moreno Valle, quien proviene de una familia de abolengo en Puebla. En la declaración patrimonial que presentó el mandatario menciona tener 234 millones 475 mil 365 pesos en bienes, cuentas bancarias e inversiones en 2012”.
Por como van las cosas, Gali vencerá a Agüera, el exrector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) que no levantó por sí mismo y fue abandonado por Enrique Peña Nieto, pero los que pierden, en realidad, son los poblanos que –ante las evidencias– legitimarán a un rufián.
Gali, otro emblema del envilecimiento del Partido Acción Nacional (PAN) y sus socios perredistas, oculta muchas truculencias, como el fraude de REFA Mexicana SA de CV, y los negocios inmobiliarios a través de NAI México City S de RL de CV.
Lo triste es, también, que los poblanos sólo pueden escoger entre el malo y el peor, como en tantas partes de México, donde el próximo domingo habrá un torneo de mapaches contra tejones…
Apuntes
Los intereses de Gali, que son los de Moreno Valle, atraviesan a todos los partidos en Puebla: Su hijo Antonio es diputado local del PRD y su yerno, el expriista Elías Abaid Kuri, es también diputado local por el Partido Verde. Y su concuño es Jorge Estefan Chidac, secretario de Finanzas del PRI nacional en la campaña de Peña Nieto, actual director general de Bansefi y uno de los diputados federales priistas más tenaces para convalidar el fraude Fobaproa…

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.