viernes, 9 de agosto de 2013

Astillero : Paciencia contenida / Todo sea por la RE / Barriles partidistas / Expropiación electorera

Julio Hernández López

Nada es más importante hoy para la administración peñista que el sostenimiento de una apariencia superficial de que el sistema sigue funcionando de manera relativamente aceptable. A pesar de la sabida vocación represiva de la clase política mexiquense e hidalguense actualmente entronizada, todo ánimo violento está siendo pospuesto, en espera de que sea legislativamente aprobado el negocio definitorio del sexenio, el de la renta petrolera compartida con particulares.
El escenario nacional de caos e incluso sublevación en algunas regiones es sometido a un tratamiento de contenida paciencia, con la convicción cupular de que un desbordamiento de la violencia podría trastocar de manera grave el curso de una delicada construcción de la escenografía mediática y legislativa que permita la aprobación de la suerte mayor del sexenio, la de la reforma energética (RE).

Miguel Ángel Osorio Chong hace malabares declarativos para atender y hacer como que emprende soluciones para los múltiples problemas desbocados (a la sombra, el subsecretario personal de EPN en Gobernación, Luis Miranda, atiende, distiende, promete, sobrelleva). Por ejemplo, el de Guerrero, donde la tradición bravía y guerrillera, más ciertos intereses grupales del narcotráfico, se conjuntan con la necesidad de policías no gubernamentales que sean confiables para las comunidades, lo que ha llevado a un constante choque con las fuerzas oficiales, policiacas y militares, al grado de llegar a circunstancias impensables en otras circunstancias, como el virtual secuestro de soldados y oficiales del Ejército Mexicano y su posterior canje luego de negociaciones que lastiman el espíritu castrense y que van acumulando expectativas de revanchismo para cuando los términos de la ecuación política cambien, es decir, para cuando la multimencionada reforma energética sea aprobada y ya no sea necesario seguir guardando las formas.
El espíritu de Atenco no es reivindicado por su enérgico creador mexiquense, pero no por falta de ganas de orden y mano dura, sino por petroleras necesidades tácticas. Así ha sido posible ver por todo el país a grupos sociales en enérgica protesta, tomas de carreteras federales, liberación de casetas de peaje, enfrentamientos directos con policías federales y estatales y, ahora, la retención de militares (60 de ellos, durante 30 horas, en la comunidad guerrerense de El Pericón, ante lo cual Osorio Chong ha anunciado que no se permitirán más actos similares, luego de reunirse con dirigentes de las policías comunitarias y con el gobernador en permanente jaque, Ángel Aguirre Rivero).
Por su lado, cada uno de los principales partidos quiere sacar su barril de ganancia política y electoral. Los panistas, por voz de Gustavo Madero, han llegado al extremo de considerar que el PRI acabará mordiéndose la lengua al impulsar un proyecto de reforma energética que dicen que en términos generales es como los presentados en otras ocasiones por los legisladores de blanco y azul pero obstruidos por los de tres colores. Desde la desventaja electoral, luego de haber perdido el poder federal, los panistas pretenden convertir la privatización peñista en un logro de la derecha desde la retaguardia. A su canasta básica de esperada recuperación desean añadir reformas electorales en un proceso confeso de intercambio de fichas políticas y económicas: el PAN ayudará al PRI en lo energético a cambio de que éste promueva lo que el primero propone en términos de comicios. Con el telón de fondo de los pleitos entre calderonistas y gusmaderistas, el PAN quiere compartir con el PRI la renta electoral derivada de lo energético.
En el PRD no aspiran a conseguir grandes barriles de producción electoral pero sí, cuando menos, a conservar el combustible necesario para el gasto cotidiano. Su suerte está atada al peñismo en razón del pactismo subsistente, pero ensayan consultas y sueltan ciertas bravatas con sordina en espera de que el desenlace privatizador no les afecte demasiado. No buscan un beneficio en positivo (frenar el proceso peñista) sino, en todo caso, no perder en demasía el apoyo de su electorado en retirada.
Aun cuando no tiene registro, el partido Morena también está en la tesitura de recibir ganancias en esta batalla. El movimiento social de oposición a la reforma compartidora no estará exento en esta ocasión de tintes partidistas, tanto que una de las definiciones ya anunciadas es la de caminar en solitario este tramo de lucha, lo que contrasta con ocasiones anteriores en las que el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, hacía esfuerzos extremos por mantener en el templete a los representantes de otros partidos y del mismo sol azteca, a pesar de que desarrollaban conductas similares (siempre vistas y previstas) a las que ahora provocan rechazarlos.
La unicidad de la lucha legítima que proclamó AMLO ha permitido al dirigente del PRD, Jesús Zambrano, comenzar el esbozo de presuntas responsabilidades de un fracaso así ya anunciado. La división es la madre de las derrotas, dijo el sonorense, como si la presunta unidad escenográfica de otras batallas hubiese dado frutos exitosos.
Astillas
Luego de informar que de manera decidida, la próxima semana se presenta la iniciativa peñista de reforma energética (con seguridad, el miércoles), Manlio Fabio Beltrones dijo, en respuesta a las críticas de AMLO a los priístas que dicen que en las calles la defenderán: “La verdad es que de aquellos que son los políticos del ‘no’ constante, debemos esperar siempre declaraciones como estas: inconsistentes totalmente y que buscan satisfacer a las galerías y no están del lado de trascender”... Y, mientras el Tribunal Superior de Justicia de Veracruz ha revocado, por pifias diversas, la sentencia impuesta al presunto homicida de la corresponsal de la revista Proceso, Regina Martínez, ¡hasta el próximo lunes, con EPN presidiendo reuniones de gabinete y otros actos en busca de denotar un pleno ejercicio del poder!

Fuente La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.