viernes, 9 de agosto de 2013

Desmiente Judicatura versiones sobre la excarcelación de “Don Neto”



Patricia Dávila

MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) apagó los rumores surgidos durante la tarde de este viernes sobre la presunta excarcelación de otro emblemático narcotraficante mexicano surgido en la década de los 80: Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto.
En un comunicado, el organismo aclaró que la única persona liberada fue el también narcotraficante, Rafael Caro Quintero, quien ganó un amparo interpuesto por su abogado.

La ola de rumores se desató luego de que el diario Milenio difundió una declaración de José Luis Guízar, abogado de Don Neto, quien aseguró que su cliente Ernesto Fonseca también había alcanzado su libertad.
“Este mediodía los familiares de ‘Don Neto’ me informaron que ya estaba libre y por cuestiones de salud lo trasladaban a la Ciudad de México… A sus casi 90 años padece de problemas renales”, aseguró el litigante, quien es presidente del Colegio de abogados penalistas de Jalisco.
“El mismo tribunal que ordenó la liberación de Rafael Caro Quintero fue el que determinó la salida de Fonseca, quien junto con Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo, fueron las cabezas principales del Cártel de Guadalajara”, consignó el rotativo.
Además, indicó que recientemente la familia de Ernesto Fonseca, así como su abogado argumentaron que, por su edad, debía cumplir su condena bajo la figura de arresto domiciliario.
De acuerdo con Milenio, José Luis Guízar dijo tener toda la información y documentos que confirman la liberación de su cliente, pero al no tenerlas a la mano, dijo no poder especificar más datos por el momento.
Por la tarde del mismo viernes, autoridades del Consejo de la Judicatura aclararon que Don Neto, quien forma parte del grupo de narcotraficantes conocido como jefe de jefes – a diferencia de Rafael Caro Quintero– no promovió amparos contra las acusaciones por las cuales fue detenido en 1985, entre ellas, el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar.
Autoridades del CJF dijeron que la resolución judicial a favor de Rafael Caro Quintero solo tuvo efectos para el exlíder del Cártel de Guadalajara, además de que ningún juzgado federal emitió un fallo de libertad a favor de Don Neto, quien se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco.
El pasado 27 de abril, después de 26 años de juicio –cuyo expediente suma 170 tomos– se resolvió la causa penal 82/85 y se dictó sentencia condenatoria de 40 años de prisión en contra de Ernesto Fonseca y Rafael Caro Quintero por el secuestro y homicidio del agente de la DEA, Enrique Camarena.
En esa misma resolución se absolvió a Fonseca Carrillo de los cargos por narcotráfico en todas sus modalidades:
“Se modifica la sentencia apelada y se absuelve a Ernesto Rafael Fonseca Carrillo de la acusación ministerial formulada en su contra por la responsabilidad penal en la comisión del delito contra la salud, en las modalidades de siembra, cultivo, cosecha, elaboración, preparación y acondicionamiento de paquetes de mariguana, posesión y tráfico de la misma, así como en la modalidad de aportación de recursos económicos para la siembra y cultivo de ese estupefaciente…”, establece el apartado cuarto del dictamen.
Con ello, Fonseca Carrillo también está en posibilidad de recuperar los bienes que la PGR le aseguró tras su aprehensión y que, según sus familiares, consisten en un terreno y una casa que ya está destruida por el paso del tiempo.
“Veo muy cerca la liberación de mi padre si se cumple la ley. Lo que más deseo en la vida es que mi papá no se muera en la cárcel”, declaró a Proceso en agosto de 2011 Esther Fonseca Valencia, una de las hijas de Don Neto.
–¿Está muy enfermo su padre?
–La cárcel ha sido muy dura. Las enfermedades lo han agobiado; está mal alimentado y mal atendido por los médicos. Todo esto lo hemos denunciado ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pero nadie nos hace caso.
Veintiséis años después de su aprehensión en Puerto Vallarta, Jalisco, Ernesto Fonseca fue absuelto en abril último de los cargos por narcotráfico. Meses atrás también se le eximió de otros delitos, en particular por su relación en el escándalo del rancho El Búfalo. En ese predio, propiedad de Rafael Caro Quintero, fueron descubiertos enormes sembradíos de mariguana –de casi 3 mil hectáreas– que eran protegidos por militares.
Sin embargo, Don Neto se mantiene en reclusión por el secuestro y homicidio del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena y del piloto mexicano Alfredo Zavala, cuyos cuerpos fueron localizados en el rancho El Mareño, en Michoacán, en 1985.
Ese caso, que sigue abierto ante la justicia mexicana, implicó no sólo a Fonseca Carrillo, sino también a Miguel Ángel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero, entre otros personajes del llamado cártel de Guadalajara que en los ochenta eran investigados por Camarena por sus vinculaciones con el tráfico de drogas.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.