viernes, 30 de agosto de 2013

Gobierno de Peña sin respuesta al problema de los desaparecidos: Amnistía



Gloria Leticia Díaz

MÉXICO, D.F. (apro).-El representante de Amnistía Internacional en México, Daniel Zapico, lamentó que el presidente Enrique Peña Nieto no de respuesta concreta al problema de las desapariciones.
En el marco del Día Internacional del Desaparecido, Zapico lanzó la misma pregunta que cientos de familias de desaparecidos hicieron a Felipe Calderón en su gobierno: “¿Cuándo se van a convertir en hechos las muchas promesas del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de no tolerar las desapariciones y buscar a las víctimas?”.

Acompañado de decenas de familias de desaparecidos, el representante de la organización internacional lamentó que pese a la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, de la Procuraduría General de la República (PGR), hasta ahora no hay avances en las investigaciones.
Se corre el riesgo, advirtió Amnistía, de que termine en “una institución creada para servir de pantalla, de contención de las protestas públicas”.
Al insistir en que “no se están resolviendo lo casos ni los que ya venían de los últimos años ni los nuevos”, el defensor atribuyó la omisión a “una falta de voluntad de las autoridades de los diferentes niveles para actuar, para investigar y llevar a la justicia a los responsables”.
Apuntó: “Es inaceptable que los pasos más básicos que se pueden dar desde ya, o en estos nueve meses de gobierno, no se han dado, no hay avances sustantivos y hasta donde sabemos no ha habido ninguna condena durante lo que llevamos en este sexenio. Desde 2006 a la fecha solamente hemos documentado dos condenas por desaparición forzada en el país, una en 2009 y otra en 2010”.
Al mencionar las desapariciones forzadas de tres jóvenes en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y uno en Colombia, Nuevo León –casos de los que da cuenta Proceso en su edición 1921–, Zapico consideró que el gobierno federal sigue incurriendo en el error del sexenio pasado, en el sentido de negar la participación de fuerzas armadas o policías en las desapariciones forzadas.
“Las autoridades sí han reconocido que las desapariciones son un problema, pero no han dicho nada de las desapariciones forzadas, que ocurren con participación de funcionarios públicos, están queriendo mirar a otro lugar y eso es muy peligroso, pues cualquier problema que no se reconoce, crece como una bola de nieve”.
Precisamente, recordó, “el gobierno de Calderón nunca quiso dar atención a las desapariciones ni al resto de víctimas de su política de seguridad, y eso fue una de las cosas que alimentó que las violaciones a derechos humanos siguieran produciéndose durante todo el sexenio”, resaltó.
Sobre el programa de recompensas para localizar sólo a algunos de los más de 27 mil desaparecidos del sexenio anterior, el representante de AI consideró que “no está mal ofrecer recompensas, puede que tengan razones poderosas para que ofrezcan en unos casos sí y en otros no, pero si no hay una investigación efectiva de los casos, si no se recogen pruebas, si no se tienen en cuenta los testimonios de sus familias y su participación, difícilmente van a avanzar los casos”.
Zapico explicó que hay casos en los que los familiares han aportado información valiosa para localizar a sus seres queridos y a los responsables de las desapariciones, pero que las autoridades no han hecho nada al respecto.
También dijo que Amnistía estará pendiente si es que el presidente Peña Nieto hace mención de las violaciones a derechos humanos en su gobierno y en especial al tema de las desapariciones.
“Nuestra valoración es que ha habido muchas palabras, muchas promesas pero pocas acciones reales”, lamentó.
Familiares presentes en el evento de Amnistía rindieron sus testimonios sobre las fallas de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la PGR.
María Guadalupe Fernández Martínez, madre de José Alfredo Robledo Fernández, desaparecido en Coahuila el 5 de julio de 2009, dijo que logró que la PGR ofreciera recompensa para localizar a su hijo, pero que el ofrecimiento no se difundió en el estado donde la víctima fue vista por última vez.
Fernández Martínez, integrante también de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos de México (Fundem), creada en Coahuila, dijo que de agosto de 2007 a agosto pasado esa organización ha documentado 314 desaparecidos y, de 2011 a la fecha, ha registrado 99 casos de otras entidades.
Los familiares realizaron un plantón frente a las oficinas de la Unidad Especializada de la PGR, donde emplazaron al presidente Peña Nieto a buscar a los desaparecidos, a crear el marco legal para el reconocimiento de personas desaparecidas, ordenar la articulación de instituciones investigadoras y que en su primer informe de gobierno y en los sucesivos dé cuenta de las acciones de localización para encontrar a las víctimas.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.