lunes, 5 de agosto de 2013

Inculpan a directivos de hidroeléctrica en crimen de activista en Veracruz



Patricia Dávila

MÉXICO D.F. (apro).- La hidroeléctrica El Naranjal “intimida” y “amenaza” a los campesinos del municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz. Es, de hecho, un intento por apoderarse de sus recursos naturales y minerales, denunció José Jacobo Femat, presidente de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp).
Acusa: “Los directivos de hidroeléctrica El Naranjal son quienes se encuentran atrás de la muerte de nuestro compañero ambientalista Noé Salomón Vázquez Ortiz”, asesinado el pasado viernes 2 en el municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz.

Recordó que el ambientalista Noé Salomón Vázquez Ortiz se oponía a la instalación de esta empresa.
Por ello, Femat pidió la intervención directa del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, con el fin de que investigue las anomalías que cometen estos empresarios que están generando, dijo, violencia dentro de las comunidades.
“Hidroeléctrica El Naranjal se ha convertido en depredadora del medio ambiente, los recursos naturales y minerales en perjuicio de comunidades campesinas e indígenas en el estado de Veracruz”, afirmó.
Por ello, señala que la intervención de Plascencia Villanueva, titular de la CNDH, es fundamental para que se lleve a cabo una investigación a fondo y apegada a la legalidad.
La CNDH debe de garantizar una investigación imparcial y a fondo, apuntó, que descubra y sancione ejemplarmente a los responsables intelectuales y materiales de este violento asesinato, ejecución sólo comparable con aquellas que ejecutan los grupos violentos ligados a los grupos de poder.
“Ha sido una constante que en los lugares en donde las empresas privadas encuentran resistencia a sus planes de inversión y expansión para explotar y saquear los recursos naturales de la nación, implementan estrategias de división de la comunidad con el apoyo de algunas autoridades, para comprar la voluntad de ciertos representantes de la comunidad y parte de la población”.
Explica que, una vez logrado esto, provocan enfrentamientos entre la población que rechaza la presencia de las empresas y aquellos que por interés de “migajas económicas” defienden su presencia, quienes también son usados para hostigar a los líderes del movimiento opositor.
“Esta fue la situación que prevaleció en el municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz y el caso de la lucha que enfrentaba Noé Vázquez. Su acción opositora a la instalación de la empresa hidroeléctrica El Naranjal coloca a los directivos de la empresa en la relación de los primeros que deben ser investigados por la autoridad correspondiente, ya que para ellos representaba un serio obstáculo en sus planes de inversión y explotación del agua”, afirma.
Incluso, señala que los organismos de inteligencia del estado de Veracruz y de la Federación, en donde se conocían bien los pasos de Noé, Vázquez, tienen mucho qué decir respecto a su asesinato.
Afirma que tratar de confundir a la población con supuestos enemigos personales, ajenos a la construcción de la hidroeléctrica, es buscar distraer la atención respecto al fondo de las verdaderas causas de su asesinato.
“Los responsables intelectuales y materiales tienen nombre y apellido, las autoridades del Poder Judicial están obligadas a resolverlo a la brevedad”, exigió Jacobo Femat.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.