jueves, 29 de agosto de 2013

Interpondrán recurso legal contra fallo favorable a Dragon Mart



Sergio Caballero

CANCÚN, Q. Roo (apro).- El alcalde de esta ciudad, Julián Ricalde, lamentó que la Sala Constitucional  y Administrativa  (SCA) del Tribunal Superior de Justicia del estado (TSJE) aplicara al ayuntamiento una normativa tipo “Domino’s Pizza” al aprobar el desarrollo Dragon Mart Cancún.
Señaló que la SCA dio un plazo de hasta cinco días para que el ayuntamiento respondiera a la solicitud  de los promoventes de Dragon Mart, pero debido a que se excedió del término legal, el magistrado José Manuel Ávila Fernández determinó que hubo afirmativa ficta para dar luz verde a la licencia de construcción al complejo comercial y habitacional.

“Nos aplicaron una normativa tipo Domino’s Pizza: si no sale en 30 minutos es gratis, ¿no? Así está pasando”, puntualizó.
El alcalde detalló que el reglamento de construcción da un plazo de hasta cinco días para aprobar licencias, pero el Reglamento de Procedimientos Administrativos acepta hasta 45 días, y fue ese el criterio que empleó el ayuntamiento, de común  acuerdo con los promoventes de Dragon Mart.
Julián Ricalde –quien dejará el cargo el próximo 29 de septiembre– indicó que la comuna presentará un recurso legal contra el resolutivo del magistrado Ávila Fernández, único integrante de la SCA.
“De momento puedo decir que hay dos vías: una es la vía de la reclamación ante el mismo Tribunal. Entonces, como comprenderán, es de obviedad, y la otra es la posibilidad de un amparo”, apuntó.
De acuerdo con el alcalde perredista, es materialmente imposible decidir sobre un proyecto como el Dragon Mart en cinco días, y el criterio de la SCA, añadió, supone una cascada de megaproyectos que buscarán ser aprobados  mediante la “afirmativa ficta”.
“Nosotros nos sostenemos en nuestro dicho de que el juzgador debió contemplar el tema de los 45 días, y se los puedo poner como un ejemplo fácil: este criterio va a hacer que en cascada cualquier proyecto de magnitud más o menos importante, que materialmente no diera el tiempo para revisarlo o revisar bien, tenga por efecto que se den las positivas fictas o meter a Desarrollo Urbano una dinámica que se antoja altamente complicado”, subrayó.
Y acusó:
“Yo no veo cómo haya manera de que en cinco días se responda a un proyecto de tal magnitud. ¡Digo!, no sé si alguien pueda. Este ayuntamiento, con todas las condiciones, no podía ni en 10 (días resolver)”.
Por separado, organizaciones ambientalistas que participaron en la consulta sobre el proyecto comercial Dragon  Mart cuestionaron la sentencia de la SCA, que resolvió en sentido afirmativo la solicitud de licencia de construcción.
A su vez, la diputada federal Graciela Saldaña señaló que el TSJE carece de autonomía e independencia y actuó por “línea” del gobernador Roberto Borge para revertir la negativa del ayuntamiento a la licencia de construcción de Dragon Mart.
Destacó que el único permiso con el que contaban los promoventes del proyecto es la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que les otorgó el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental (Inira), de la Secretaría Estatal de Medio Ambiente (SEMA), en octubre pasado.
El representante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Alejandro Serrano, refirió que hubo un acuerdo entre el ayuntamiento y los representantes del proyecto Dragon Mart de esperar una revisión  “profunda” de la Secretaría Municipal de Ecología y Desarrollo Urbano (SMEDU).
No obstante, la SCA decidió aprobar la licencia de construcción, por lo que corresponde  al propio ayuntamiento, dijo, emprender las acciones legales para revertir ese fallo.
Además, indicó que están abiertos  dos procesos contra Dragon Mart promovidos por el Cemda.
Detalló que hay una denuncia popular ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) debido a que el Inira se excedió en sus facultades al otorgarle la MIA a Dragon Mart, y hay otro recurso ante la SCA por el resolutivo  de este instituto en favor del proyecto. “Todavía hay mucho camino que andar”, apuntó.
De su lado, Rosa Elisa Rodríguez, de Voces Unidas de Puerto Morelos, señalo que se trata de un resolutivo de forma y no de fondo. “Es absurdo  que por los plazos se esté dando luz verde a un proyecto de Dragon Mart”, dijo.
También Tulio Arroyo, de Ombligo Verde, señaló que es un fallo de forma sin atender el fondo, y exigió al ayuntamiento “aplicarse a fondo” para revertir el fallo de la SCA.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.