jueves, 1 de agosto de 2013

Se agrava ingobernabilidad en Michoacán: renuncia procurador y titular de finanzas



MÉXICO D.F. (apro).- En medio de la embestida del crimen organizado y la revuelta social en varios municipios, el gobierno de Michoacán enfrenta ahora el resquebrajamiento del gabinete, con la renuncia de funcionarios en dos áreas clave de la estructura gubernamental: la Secretaría de Finanzas y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
La primera baja se dio a conocer la noche del pasado miércoles. Fue la del procurador Plácido Torres, quien llegó al puesto el 15 de febrero de 2012, designado por el gobernador con licencia Fausto Vallejo.
“Plácido Torres presentó la noche del miércoles al Gobernador del Estado, Jesús Reyna, su renuncia al cargo de Procurador General de Justicia del Estado por motivos de carácter personal”, dice el comunicado difundido por el gobierno estatal.

Al anunciar su decisión, el funcionario dijo que se va tranquilo porque dejó la procuraduría mejor de lo que la recibió. “Hay mucho trabajo por hacer, trabajé con lo que había y tuve que cesar a muchos por corruptos y por ineptos, hice muchos movimientos y puse mi mejor esfuerzo junto con mis colaboradores”.
Asimismo, dijo que su ciclo en la PGJE terminó y que regresará a la sala del Supremo Tribunal para continuar con su trayectoria judicial, pues pidió permiso para aceptar la encomienda que le dio el gobernador con licencia, Fausto Vallejo, de encargarse de la procuración de justicia en Michoacán.
La renuncia de Plácido Torres se da en medio de la racha de violencia que la semana pasada dejó 47 muertes violentas, así como de la serie de acusaciones lanzadas por un líder comunitario contra el gobernador interino Jesús Reyna en el sentido de que mantiene vínculos con los Templarios.
Además, el pasado domingo hombres armados dieron muerte al vicealmirante Carlos Salazar Ramonet y a uno de sus escoltas, cuando circulaban en las cercanías de la autopista México-Guadalajara.
La PGJE quedó temporalmente a cargo del subprocurador Marco Vinicio Aguilera, en tanto Reyna presenta una propuesta al Congreso del Estado, como lo marca la ley para ese puesto.
Con horas de diferencia, el secretario de Finanzas, Carlos Río Valencia, también dimitió por motivos personales.
El extesorero del Ayuntamiento de Morelia tomó posesión del cargo el pasado 13 de marzo, en sustitución de Luis Miranda, y su partida se da en momentos se da en medio de la dificultad financiera que atraviesa el gobierno estatal, debido a una deuda pública histórica para la entidad.
De 152 millones de pesos que se debía a bancos en 2002, la deuda estatal pasó en 2008 a casi 7 mil millones y continuó creciendo hasta cerca de 16 mil millones en 2012.
Con créditos adquiridos por la actual administración estatal, se estima que la deuda pueda superar este año los 20 mil millones.
Sobre esta última baja, el gobierno de Michoacán no ha dicho nada hasta ahora, aunque trascendió que los ajustes forman parte de conformar un equipo afín al gobernador interino.
Esto incluye el nombramiento del secretario general de Gobierno, cargo que se encuentra acéfalo luego de que Reyna asumió la gubernatura de manera interina tras la ausencia por enfermedad del mandatario constitucional, Fausto Vallejo.
Para ese puesto se perfilan, el exalcalde de La Piedad, Jaime Mares, y el actual Secretario de Educación, Jesús Sierra.
Actualmente, esa dependencia es atendida por el subsecretario de Gobernación estatal, Fernando Cano, en calidad de encargado de despacho.
Luego de las dos bajas, el gobernador interino Jesús Reyna García viajó a la Ciudad de México, junto con los dirigentes estatales de las tres fuerzas políticas, PAN, PRI y PRD, donde sostuvo una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.