lunes, 22 de julio de 2013

Secuestran a madre e hija; tres días después aparecen muertas



Isaín Mandujano

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició sus investigaciones para esclarecer el secuestro y homicidio de dos mujeres localizadas el sábado pasado en el municipio de Oocozocoautla, a unos 40 kilómetros al poniente de la capital del estado.
María de los Remedios Jiménez Gordillo y María Virginia Morales Jiménez, fueron privadas de su libertad durante las primeras horas del miércoles 17 de julio y sus cuerpos aparecieron el sábado pasado tirados a orilla del tramo carretero entre Tuxtla y Ocozocoautla.

De acuerdo con las investigaciones que realiza la Fiscalía Especializada Contra el Secuestro de la PGJE Chiapas, el esposo y padre de las víctimas denunció la mañana del miércoles la desaparición de sus familiares.
El denunciante afirmó que tuvo conocimiento que a las cero horas del miércoles su hija María Virginia Morales Jiménez recibió una llamada por parte de un hombre, quien le hizo saber que su padre había sufrido un accidente.
En ese momento, agregó, la víctima salió de su domicilio ubicado en el Fraccionamientos Laureles de Tuxtla Gutiérrez, junto a su madre, a bordo de su vehículo tipo Town Country 2005, color plata, con placas de circulación del estado de Chiapas.
Contó que fue hasta la mañana del jueves 18 cuando un hombre desconocido lo contactó vía telefónica y le dijo que su esposa e hija se encontraban secuestradas.
Alrededor de las cinco de la tarde y por la noche de ese mismo día volvió a tener comunicación con el presunto secuestrador, quien le pidió un millón de pesos como pago por la liberación de sus familiares. Asimismo, le dijo que le volvería a llamar en tres días.
A partir de ese momento, los delincuentes no se volvieron a comunicar.
Ante ello, el viernes 19 de julio decidió denunciar ante la Fiscalía de Secuestros, instancia que de inmediato dio inicio a la averiguación previa 36/FES/2013-07, por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de plagio o secuestro, y le designó un asesor de negociación y asesoría psicóloga para la atención de manejo de crisis.
Sin embargo, la mañana del sábado 20 de julio elementos del grupo interinstitucional ubicaron los cuerpos sin vida de María de los Remedios Jiménez Gordillo y María Virginia Morales Jiménez en la entrada del Centro Ecoturístico Selva El Ocote “Cascadas del Aguacero”, en el municipio de Ocozocoautla.
Ambos cuerpos presentaban una herida provocada por arma blanca a la altura del cuello.
Con este caso, van 54 muertes violentas de mujeres, de los cuales, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos y la Procuraduría General de Justicia del estado, 40 han sido tipificados como feminicidios.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.