viernes, 5 de julio de 2013

Justicia, exigen militares liberados



MÉXICO, D.F. (apro).- Los generales Rubén Pérez Ramírez, Roberto Dawe González y Ricardo Escorcia Vargas, y el teniente coronel Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto, quienes esta madrugada fueron excarcelados del penal de máxima seguridad del Altiplano, exigieron castigar a los responsables de la “farsa” que inventó el gobierno de Felipe Calderón para encerrarlos durante más de 11 meses.
A su salida de la cárcel, luego de ser exonerados de las acusaciones de delincuencia organizada e ilícitos contra la salud, el general Pérez Ramírez dijo que lo que les hicieron fue “una villanía” y demandó al gobierno de Enrique Peña Nieto “que no deje de castigar a los responsables de todo esto”.
Añadió:

“Claro que hay resentimiento (con la anterior administración federal) por cómo se manejaron las cosas. También lamento que la institución a la que represento se le haya agraviado de esta forma, pero, bueno, ya serán las autoridades las que determinen lo conducente”.
Por su parte, Ricardo Dawe manifestó que a pesar del agravio que sufrió, ahora sólo queda mirar para adelante y esperar a que la Procuraduría General de la República (PGR) investigue y castigue a los responsables de toda esta situación.
“La verdad no me explico, ni idea tengo quién haya sido el responsable de haberme metido en este problema. Espero que las instancias investiguen quién cometió estas anomalías que hubo y que terminaron con este ‘usted disculpe’”, apuntó.
De su lado, Ricardo Escorcia sostuvo que aunque no sabe exactamente quién orquestó todo esta situación que los mantuvo en prisión, imagina que Calderón y la exprocuradora Marisela Morales tuvieron mucho que ver, “porque al final ellos son los que daban las órdenes, o al menos eso es lo que dice la Constitución”.
No obstante, subrayó que no guarda resentimiento contra nadie. “Bien lo dice el Salmo 98 y el 101: la venganza no es mía, la venganza es de Dios. … Claro que tiene que haber justicia, pero esa no lo imparto yo”, dijo.
El teniente coronel Isidro Silvio Hernández Soto no dio declaraciones a su salida de la cárcel, en tanto que el mayor Iván Reyna Muñoz, quien también fue absuelto por el juez, seguirá en prisión, porque si bien quedó sin cargos de tener vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva, enfrenta un juicio por extorsión en el estado de Querétaro.
A las 18:15 horas de ayer, Rodrigo Archundia, encargado de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a nombre del procurador Jesús Murillo Karam entregó al juez la ratificación de las conclusiones no inculpatorias, para que todos los militares que fueron detenidos dentro de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010 quedaran en libertad.
En la averiguación también fue señalado como presunto responsable de proteger las operaciones de los Beltrán Leyva el exsubsecretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles Dauahare, quien obtuvo su libertad en abril pasado.
Como era de esperarse, a la PGR de Jesús Murillo Karam le resultó difícil sostener las acusaciones de delincuencia organizada contra los generales, fincadas por su antecesora Marisela Morales con el apoyo del entonces subprocurador Cuitláhuac Salinas y el teniente coronel de infantería y ahora coronel Avigaí Vargas Tirado, uno de los enclaves que tuvo el Ejército en la PGR durante el gobierno de Calderón.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.