viernes, 5 de julio de 2013

La vandálica disputa por Cancún e Isla Mujeres



Jenaro Villamil

MÉXICO, D.F. (apro).- Dos de los principales centros turísticos del país –Cancún e Isla Mujeres- gobernados por la oposición del PRD y PAN, respectivamente, se han convertido en el principal objetivo del PRI y del gobernador quintanarroense Roberto Borge en los comicios del próximo 7 de julio en los que se renovarán 10 alcaldías y 25 diputaciones locales.
Y para lograrlo, los priistas han inaugurado el “turismo electoral”, denunciado desde marzo de este año por la prensa local, así como otras prácticas irregulares y de intimidación y desvío de fondos clasificadas por las dirigencias nacionales perredista y panista como “terrorismo electoral”.

Con el objetivo de “inflar” el padrón electoral en ambos municipios –que concentran más del 50% de los 961 mil votantes de la entidad–, operadores priistas de Yucatán y Campeche han sido denunciados por trasladar a más de 6 mil ciudadanos de los municipios de Valladolid, Tizimín, Panabá y Sucilá, entre otros, en el operativo bautizado como Primavera Electoral.
Los días 13, 14 y 15 de marzo pasados, previo al cierre de la credencialización electoral, el Diario de Yucatán documentó que fueron detenidos tres camiones que salieron la mañana del viernes 15 con 150 militantes priistas de Valladolid, municipio que está a la mitad entre Cancún y Mérida, y otros dos autobuses partieron de Tizimín, municipio ganadero de Yucatán, con militantes priistas acarreados por operadores del PRI.
Los yucatecos “cachirules” fueron transportados en unidades del sindicato Maya Caribe, organismo vinculado al PRI quintanarroense, y por el sindicato de taxistas “Adalberto Aguilar Osorio”. Los 150 prisitas de Valladolid tenían peculiares “guías” de turismo electoral: Bartolo Osorio, exdirector del cementerio vallisoletano; Germán Canché, empleado del sector salud; Rocío Salazar, conocida como la maestra Sarabia, y Daniel Mendoza, conductor de un programa local de televisión y de eventos de la comuna de Valladolid.
De acuerdo con los testimonios publicados, les ofrecieron mil pesos y comida, a cambio de un comprobante domiciliario para tramitar su credencial de elector en el municipio de Benito Juárez, nombre oficial del ayuntamiento de Cancún, gobernado por el PRD desde hace más de una década.
Los tres autobuses fueron detenidos por la Dirección de Tránsito del municipio de Benito Juárez, gobernado por el perredista Julián Ricalde, pero fueron “rescatados” por elementos de la Policía Estatal Preventiva, a cargo del general Bibiano Villa, secretario de Seguridad Pública del gobierno de Beto Borge.
Después del episodio de marzo, el pasado 2 de julio, el Diario de Yucatán volvió a publicar una lista de burócratas de los ayuntamientos de Sucilá, Panabá y Tizimín que acarrearon a ciudadanos de estos municipios para “inflar” el padrón de Benito Juárez, a cambio de mil pesos.
“Alrededor de siete mil ciudadanos de Campeche y Yucatán se empadronaron en Quintana Roo. Se detectaron dos mil que aportaron documentación falsa y que tramitaron su credencial de elector y alrededor de 200 son servidores públicos de Valladolid y otros gobernados por el PRI, que son frontera con Quintana Roo”, denunció Eduardo Martínez Arcila, dirigente estatal panista.
El PAN y el PRD van aliados en los ayuntamientos de Benito Juárez e Isla Mujeres. En el primer caso, la candidata a alcaldesa Graciela Saldaña, diputada federal por el PRD que encabezó una serie de protestas contra el proyecto del Dragon Mart en Puerto Morelos, perteneciente al municipio de Benito Juárez.
Saldaña ha denunciado no sólo el “turismo electoral” sino una serie de actos vandálicos en contra de ella y sus colaboradores. Un listado de denuncias presentadas ante el ministerio público, cuya copia tiene Apro, describe la quema de carros, allanamientos de casas para robo computadoras, destrucción de propaganda electoral, especialmente espectaculares.
Es “terrorismo verbal” contrataca el PRI
Frente al cúmulo de denuncias presentadas por los candidatos del PAN y del PRD, la dirigencia nacional del PRI y los delegados de este partido en Quintana Roo reviraron este 3 de julio señalando que se trata de “terrorismo verbal”, especialmente del dirigente nacional perredista Jesús Zambrano.
Oscar Rosas González, senador del PRI, contraatacó al anunciar que presentarán pruebas de la “compra masiva” de credenciales de elector a 2 mil pesos en Isla Mujeres, el municipio aledaño a Benito Juárez, en el norte de la entidad.
En Isla Mujeres, el dirigente nacional del PRI, César Camacho advirtió el 2 de julio que “hasta aquí llegó el PAN” en ese municipio y apoyó al candidato priista Agapito Magaña Sánchez. Fue la primera vez que un líder nacional priista visitó la isla.
Distribuye PRI un Manual de Respuesta Inmediata
“Me parece una falta de respeto que la oposición diga que hay problemas en Quintana Roo, más bien es que ellos no tienen propuesta y no convencieron”.
“Dice el dicho ‘no hagas bulla si la gallina es tuya’, y eso aplica a la inversa al PRD: se le fue la gallina y por eso anda en la quejadera”.
Estos son tan sólo algunos de los más de treinta “ejemplos de mensajes” que están en el documento “Apoyo para dar Respuesta Inmediata en Redes Sociales Q. Roo”, elaborado por el Centro internacional de Creatividad Estratégica para la Opinión Pública y que ha servido para “unificar los mensajes” frente a la guerra en redes sociales y en medios masivos durante los comicios del estado sureño.
De acuerdo con el documento de 12 cuartillas, al cual tuvo acceso Agencia Apro, el PRI advierte que “en las últimas dos semanas, la oposición ha aumentado su beligerancia en medios de comunicación, sobre todo, en estados donde se anticipan resultados que no les son favorables”.
“Una de esas entidades es Quintana Roo. Aquí, el PRD y su aliado coyuntural el PAN han acusado intromisión de las autoridades estatales (sic) y han dejado a un lado su discurso de ‘triunfo’ para quejarse, como en el pasado, de ‘fraude’”, argumenta el documento distribuido entre operadores electorales priistas de Benito Juárez, nombre del municipio que abarca Cancún, gobernado por el PRD.
Es ésta, la plaza electoral más importante para el PRI. En el mismo documento advierten que “conforme se acerca el Día D, es evidente que el PRD y el PAN han abandonado ya el optimismo en torno a la posibilidad de ganar en Benito Juárez”.
“En los últimos días, los dirigentes nacionales de esos partidos han dicho que varios estados de ‘foco naranja’ a ‘foco rojo’” y “han acusado también que el gobierno del estado (encabezado por el priista Roberto Borge) mete las manos en el proceso y que ‘no deja’ a los ciudadanos votar en libertad”.
Frente a este panorama, el programa de Respuesta Inmediata en Redes Sociales del PRI señala dos objetivos específicos de los mensajes antes de los comicios del 7 de julio próximo:
“1.-Consolidar la percepción de nuestras fortalezas que anticipan el triunfo, y
“2.-Hacer énfasis en la desesperación de los adversarios frente a la inminente derrota de sus candidatos”.
Para unificar los “mensajes”, el documento enlista una serie de ejemplos de cómo “consolidar la percepción” del triunfo priista, sobre todo, en Cancún, la plaza más disputada entre los 10 municipios quintanarroenses.
El manual tiene ejemplos como los siguientes:
-“Yo nunca supe que hubo algún problema en las campañas de Quintana Roo, no se por qué vienen dirigentes de México a decir mentiras”.
-“Los dirigentes del PAN y el PRD quieren vender una película diferente, en Quintana Roo las campañas se realizaron en paz y con libertad”.
-“Algunos hubieran querido que las campañas se hubieran manchado con problemas, qué bueno que todo transcurrió en santa paz en el estado”.
-“Si hubieran postulado mejores candidatos, el PRD no andaría quejándose de fraude; deberían aprender a perder como hombrecitos”.
La mayoría de los mensajes no alude a ningún candidato en específico, pero sí se orienta más hacia desacreditar al PRD, partido que busca refrendar el gobierno en Benito Juárez a través de Graciela Saldaña, diputada federal, candidata actual a alcaldesa.
Tanto Saldaña como el dirigente nacional perredista, Jesús Zambrano, han acusado al PRI y al gobernador de encabezar una estrategia de “terrorismo electoral”.
Han presentado varias denuncias por incendios a vehículos, propiedad del ayuntamiento de Benito Juárez. Por ejemplo, el 13 de junio levantaron la averiguación previa AP/ZN/CAN/01/01/2936/6/2013 por presunto “vandalismo electoral” al incendiar una camioneta propiedad de Sergio Luis Contreras Estrada, suplente de Julián Lara Maldonado.
También han denunciado la destrucción del “60 por ciento de la propaganda de la candidata a la presidencia municipal, pendones, espectaculares” y han distribuido fotografías sobre estas presuntas agresiones.
El PRI ha negado que estos hechos sean su responsabilidad. Ha contraatacado, conforme al manual obtenido por Apro, señalando que ésta es una muestra de que el PRD puede perder el gobierno del centro turístico más importante del país.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.