miércoles, 10 de julio de 2013

Responsable del PREP en BC, con historial de turbiedades en seis estados



Antonio Heras

MEXICALI, B.C. (apro).- Profesionales en Ingeniería y Sistemas (Proisi) tuvo a su cargo el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de Baja California, cuyo mal funcionamiento llenó de incertidumbre la elección de gobernador, de legisladores y de alcaldes, el pasado domingo.
No es la primera vez que esa empresa tiene anomalías. En sólo cinco años, Proisi —fundada en 1989 en el estado de Coahuila–, pasó de ser un negocio de venta de equipo de cómputo a una empresa dedicada a diseñar y operar los PREP en varias entidades del país.
Esta empresa incursionó en 1994 en el diseño del PREP. Ese año registró su propio modelo de operación, que le ha permitido obtener contratos en media docena de entidades federativas.

Lo cierto es que sus servicios han sido descalificados durante los últimos comicios por autoridades electorales y representantes de diversos partidos políticos, entre ellos el PAN y el PRI. De este modo, Baja California no es el único sino el más reciente proceso electoral donde la empresa incumplió con la calidad del servicio, ya que existen inconsistencias en comicios de Veracruz, Oaxaca, Yucatán, Campeche y Tamaulipas, además de Baja California.
Los panistas, incluso, se pronunciaron por vetarlos por su “vergonzosa” actuación en Veracruz.
La pifia más reciente
El día de la jornada electoral bajacaliforniana, el PREP se “congeló” por un error aritmético cometido por la empresa. Se generaron 46 mil votos de diferencia entre la sumatoria de los votos nulos y la de los candidatos de las alianzas del PAN, del PRI y de Movimiento Ciudadano. Cuando personal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Baja California (IEPCBC) detectó el error, la empresa encontró la solución: distribuirlos de manera porcentual entre cada uno de los participantes, lo que generó nuevas inconsistencias.
Carlos Treviño, representante de la empresa, dijo ante el Consejo Electoral de Baja California que han participado en 41 procesos electorales y que nunca ha tenido queja ni denuncias por su trabajo. Esto es inexacto.
En conferencia de prensa, sostuvo que el error aritmético había sido en porcentaje y no en el conteo de votos. Lo calificó de ser “casi casi un redondeo”. Tras aceptar que se le practique una auditoría al sistema, dijo que habían cumplido con un servicio “bueno” que no afectaba la tendencia del voto, por lo que no regresarán el anticipo de 3 millones de pesos —la mitad del monto total por el servicio.
Más allá de la opinión de Treviño, el hecho es que la diferencia de votos entre el panista Kiko Vega (quien según el PREP sería el nuevo mandatario) y el priista Fernando Castro Trenti es de poco menos de 26 mil votos.
La auditoría al PREP de Baja California inició este martes, mediante la revisión del coordinador de Informática del organismo electoral. En los procesos de 2004 y 2010, el organismo electoral realizó un PREP alterno, pero en esta ocasión el ejercicio dejó de realizarse por la Dirección de Procesos Electorales.
Sobre el contrato, el Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del IEPCBC informó que el resultado de la convocatoria de la Licitación Pública Nacional del PREP se otorgó al Grupo Proisi el 5 de abril de 2013 por un monto de 5 millones 220 mil pesos más impuesto, según el documento LPN-IEPCBC-2013/01, de los cuales se proporcionó el 50 por ciento como anticipo, lo que implica la existencia de dos fianzas: la del anticipo y la del servicio.
Nube de casos
Proisi se ha convertido en un jugador fundamental de la democracia mexicana, aunque nadie haya votado por él.
La página de internet de la compañía presume. “Hemos implementado y operado el PREP en procesos electorales en 17 Estados de la República Mexicana, en los cuales se han renovado 18 Gobernaturas (sic), 2,114 Alcaldías o presidencias municipales, 718 Diputaciones; computadas en 111,138 casillas correspondientes a un total de 63,927,682 electores en lista nominal”.
Pero lo que no dice es que en buena parte de esos procesos ha tenido problemas. En los comicios de Veracruz de 2010 se produjo un cuestionamiento. En el pleno del Consejo Electoral se cuestionaron fallas en el conteo de votos de la elección de alcaldes y los altos honorarios que cobró Proisi: 42 millones de pesos.
El 7 noviembre de 2011, el representante del PAN ante los órganos electorales de Veracruz, Víctor Manuel Salas Rebolledo, alertó a su par en Sonora, Sergio César Zugich Encinas, sobre los antecedentes de Proisi, que consistían en desestabilizar y opacar el proceso electoral y provenían de parte del PRD, Panal, Convergencia, PAN y el propio consejero. Aseguró que la falta de eficacia provocó “desestabilización” y lo que se acusó de ser “fraude electoral”.
En ese caso, acudió ante el consejo electoral Abel Treviño —propietario de Grupo Proisi— para tratar de contestar los cuestionamientos sobre la caída del sistema por más de ocho horas y por la existencia de una oficina de “captura espejo”, donde se alteraban los resultados a través de la intervención del “núcleo del sistema operativo”, denominado Kernel.
El panista calificó de cínico a Treviño, porque en lugar de una plataforma tecnológica de excelente nivel y una actuación ética y profesional como se comprometió, dio un servicio deficiente que generó un escenario de falsedad, ilógico, de torpeza e inseguridad, pues se trataba de una simulación.
“Cuando el sistema se reanudó se presentaba una constante de incremento en el porcentaje de información capturada sumamente tendenciosa, lo cual se reflejaba en sus propias gráficas, en las que se evidenciaba que el incremento era constante e idéntico en cada actualización, como si el sistema se encontrase automáticamente reflejando un incremento previamente programado de voto o de determinado partido”, señala en un documento del Comité Directivo Estatal del PAN en Veracruz, en el que entera al panismo de Sonora de la postura de solicitar el veto de esta empresa, con el fin de que se encuentre impedida de prestar sus servicios en procesos electorales “ante tan deplorable y vergonzosa actuación”.
En aquella ocasión, Proisi argumentó que estaba siendo atacada por hackers, pero durante los meses previos, la empresa había asegurado que el sistema estaba seguro y se tenían respaldo para la transmisión segura de datos.
El 8 de marzo de 2012, el entonces presidente del Instituto Electoral Veracruzano, Luis Fernando Reyes Rocha, realizó un informe sobre el cumplimiento de las empresas contratadas para otorgar servicio en procesos electorales a petición del presidente del Conejo General Electoral de Campeche, Jesús Antonio Sabido Góngora.
Sobre Proisi dijo: “Si bien el PREP cerró en el horario previsto, durante la operación del mismo se evidenciaron severos problemas técnicos, como la suspensión de flujo de la información durante periodos prolongados, poniéndose en duda la robustez y seguridad del sistema”, explicó. Dijo también que hubo problemas de transmisión de datos capturados en diversos puntos de la entidad y en el desarrollo de la logística. Además, se registraron fallos en procedimientos como la digitalización de las actas.
Sobre la versión de Proisi de que hackers habían atacado el PREP, “sus justificaciones resultaron insuficientes y carentes de sustento”, además que se reportaron deficiencias técnicas y operativas.
En junio de 2012, el dirigente y el delegado del PRI en Puebla, Pablo Fernández del Campo y Fernando Moreno Peña, rechazaron la contratación de Proisi para encargarse del PREP al considerar que marcaría una tendencia en favor de la coalición Puebla Unida.
Sin embargo, al final sí se contrató, pagándole 16 millones de pesos. Durante la jornada electoral el secretario ejecutivo del Instituto Electoral Estatal, Miguel David Jiménez López, dio a conocer que se tardaría “más de lo previsto” en difundir los primeros resultados de la elección en la entidad.
En la elección de 2010 de Baja California (la tercera de ese estado en la que Proisi participaba), la empresa fue contratada por adjudicación directa por un monto de 6 millones 609 mil 564 pesos. Ese monto requería la celebración de una licitación pública, según lo dicho por el PAN en octubre de 2012.
Durante la noche del domingo en que se celebraron las elecciones en Baja California, el especialista en sistemas Mario Reyes Cristóbal advirtió que, alrededor de las 22:30 horas, el sistema se congeló, y duró así 20 minutos, “cuando antes de eso casi cada dos minutos se refrescaba y arrojaba nuevas cantidades de captura”.
“Ante esto —agregó— empecé a sacarle copias a algunas pantallas y revisando me di cuenta que había errores en los porcentajes. Actualmente ya es un hecho que muchos lo detectaron, y lo que me sorprende es que todos han dado su opinión ¡pero las cifras sigue sin ser corregidas (en los porcentajes)! Si a esta empresa (Proisi) ya se le dijo que hay algo raro en sus porcentajes y sumas, ¿Por qué no lo ha corregido?”
Reyes Cristóbal sostuvo que ese sistema “es un Frankenstein, un sistema hecho de varios programitas, y aunque no es malo este tipo de programación todas las compañías se deslindan de responsabilidades del uso de sus código u otros programas”.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.