martes, 13 de agosto de 2013

La prensa estadunidense desestima reforma energética de Peña



J. Jesús Esquivel

WASHINGTON, (apro).- Ante la falta de comentarios o reacciones del gobierno de Barack Obama, la prensa estadunidense destacó el anuncio que hizo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, sobre la reforma energética, y con ella las modificaciones a los artículos constitucionales 27 y 28 para abrir Petróleos Mexicanos (Pemex) a la inversión extranjera.
The Washington Post, el diario más importante de la capital de Estados Unidos, señaló que la propuesta de reforma energética de Peña Nieto abre una agrietada puerta a las gigantes petroleras como Exxon Mobil y Shell para invertir en la paraestatal mexicana.

“Habrá que ver si la oferta de riesgo y ganancias compartidas que hizo Peña Nieto será suficiente para enganchar a compañías como Shell, BP, Exxon Mobil y la brasileña Petrobras, que tienen el tipo de experiencia necesaria para modernizar a la industria petrolera mexicana”, indicó The Washington Post.
Al rotativo estadunidense le parecieron insuficientes los cambios propuestos por Peña Nieto, sobre todo, porque, pese a las reformas, el petróleo continuará siendo de los mexicanos, como lo estableció el expresidentes Lázaro Cárdenas en 1938.
“En un discurso que se esperaba con ansiedad en las capitales petroleras, desde Houston (Texas) hasta Río de Janeiro (Brasil), Peña Nieto se quedó corto y no ofreció a las empresas extranjeras lo que realmente querían: el derecho a adueñarse y vender el petróleo que extraigan en México”, subrayó.
The Wall Street Journal, el diario especializado en asuntos económicos y financieros, destaca en su articulo de primera plana que la intención es acabar con el monopolio de Pemex y revivir la bonanza petrolera en México.
“La iniciativa pudo quedarse corta en lo que algunas compañías petroleras esperaban y en lo que más ofrecen las naciones productoras de petróleo: No ofrece, por ejemplo, a las compañías privadas el derecho de adueñarse de los campos petrolíferos vía concesiones”, enfatiza.
The Wall Street Journal agrega que la propuesta del presidente mexicano “también falló al no tocar las reservas de gas y petróleo en su lado del Golfo de México, las cuales habrían sido un gran beneficio para las compañías que operan del lado de Estados Unidos”.
Por su parte, The New York Times, otro de los periódicos más influyentes en Estados Unidos y en el mundo, indica en su artículo publicado en la página 4A que el plan de Peña Nieto “reta a una sólida suposición sobre la identidad mexicana (su total soberanía sobre los recursos energéticos) al invitar a las empresas extranjeras para explorar y extraer petróleo y gas natural”.
La reforma energética de Peña Nieto, explica, permite a las empresas petroleras extranjeras negociar con el gobierno mexicano acuerdos de utilidad compartida para extraer el petróleo y gas natural.
“Bajo este esquema las reservas energéticas continuarán perteneciendo al Estado mexicano, pero los inversionistas podrán obtener una parte de las ganancias; la inversión privada se permitirá en la refinación, los oleoductos y la producción petroquímica”, matiza The New York Times.
Los tres periódicos estadunidenses vaticinaron que pese a la oposición política de izquierda (PRD) y alguna por parte de la derecha (PAN), la propuesta de Peña Nieto será aprobada por el Congreso federal mexicano.
Respecto de la posición del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador a la reforma energética del Ejecutivo mexicano, The Washington Post, The Wall Street Journal y The New York Times sostienen que es el reto más difícil para el avance de la apertura de Pemex al capital extranjero.
“Si tiene éxito llenando con manifestantes las calles de la capital, podría dificultar el respaldo de los líderes políticos al plan”, considera The New York Times.
“La verdadera oposición a las propuestas podría venir de las calles”, acota en el mismo sentido The Wall Street
Journal.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.