martes, 27 de agosto de 2013

Policía Comunitaria libera el ayuntamiento de Tixtla



Ezequiel Flores Contreras

TIXTLA DE GUERRERO, Gro. (apro).- Integrantes de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (PC-CRAC) “tomaron” durante tres horas el ayuntamiento local, en demanda de la liberación de autodefensas detenidos la semana pasada por la Marina, el Ejército y la Policía Federal (PF).

Pasado el mediodía, medio centenar de guardias comunitarios procedentes del barrio El Fortín y la colonia El Zapote, armados con rifles, pistolas y escopetas, irrumpieron en el zócalo de este poblado, localizado a 16 kilómetros de esta capital.
Enseguida, los guardias comunitarios dependientes de la Casa de Justicia de El Paraíso, ubicada en el municipio de Ayutla de los Libres, encabezados por el activista Gonzalo Molina, sometieron a golpes y desarmaron a cinco policías municipales que resguardaban el inmueble; incluso, dos de ellos fueron retenidos durante dos horas.
En ese momento, otro grupo de municipales encabezados por el director de Seguridad Pública municipal, Rubén Reyes Cepeda, encaró a los comunitarios apuntando sus armas y cortando cartucho para tratar de evitar la toma del ayuntamiento.
De inmediato se generó un forcejeo en el que participaron mujeres de la PC-CRAC y donde el jefe policiaco resultó con una herida superficial en la palma de la mano cuando trató de arrebatarle un machete a un guardia comunitario; además, uno de sus escoltas fue sometido a golpes y también desarmado.
Al ser sometidos, el resto de los policías municipales se replegó del lugar apuntando sus armas contra los comunitarios, quienes se apostaron en las jardineras en posición de tiro.
La situación provocó pánico entre los pobladores ante el riesgo de que se registrara un enfrentamiento armado entre comunitarios y municipales.
No obstante, los policías municipales optaron por retirarse del lugar, mientras que las autodefensas tomaron el ayuntamiento durante poco más de tres horas y se quedaron con al menos cinco fusiles automáticos de la policía municipal.
El edificio fue desalojado por los trabajadores municipales que se encontraban en el lugar, donde previamente autoridades municipales y diputados locales se habían congregado para desayunar por la inauguración de una exposición referente al bicentenario de la conmemoración del Primero Congreso de Anáhuac.
Autoridades municipales y diputados locales se habían retirado del lugar cuando las autodefensas “tomaron” la sede del ayuntamiento donde se encontraban trabajadores y decenas de adultos mayores, quienes recibían apoyos económicos del programa 60 y Más del gobierno estatal.
En ambos bandos se reportaron personas con golpes leves.
Al respecto, el promotor de la PC-CRAC en Tixtla, Gonzalo Molina, dijo que esta acción de protesta es para demandar la liberación de la coordinadora de la Policía Comunitaria en Olinalá, Nestora Salgado, así como de más de 20 autodefensas detenidos por fuerzas federales el miércoles y jueves de la semana pasada.
Cerca de las 16:00 horas, los miembros de la PC-CRAC se retiraron a su cuartel que mantienen en el barrio de El Fortín y, una hora después, arribaron decenas de militares y policías estatales con equipo antimotín para resguardar el inmueble.
Hasta el cierre de la edición el ambiente en la cabecera municipal de Tixtla era de tensión, pues circularon versiones de que los soldados podrían irrumpir en la base de la PC-CRAC para recuperar el armamento oficial que los comunitarios quitaron a los policías municipales.
Durante una gira de trabajo en Acapulco, el gobernador Ángel Aguirre condenó la acción de los policías comunitarios de Tixtla y anunció la suspensión del diálogo entre autoridades estatales y los dirigentes de las autodefensas.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.