martes, 27 de agosto de 2013

Siguen los malos augurios: economía no crecerá este año como se esperaba



Juan Carlos Cruz Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) redujo su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana a 1.7% al cierre del presente año, sin embargo, confió en que el comportamiento de la actividad económica mejorará en el segundo semestre.
Al dar a conocer su análisis semanal, el organismo dirigido por Luis Foncerrada sentenció: “prácticamente imposible que aritméticamente al cierre del año la economía reporte un crecimiento de 3.0%”.

Lo anterior, precisó, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelara el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el segundo trimestre del año (1.5% a tasa anual), como resultado de los ajustes que tuvo la serie estadística tras el cambio de base a pesos de 2008.
La semana pasada, el Inegi informó que la economía se expandió 1.5% en el segundo trimestre del 2013. Esta cifra obligó a las autoridades hacendarias a bajar su previsión de crecimiento para este año de un 3.1% a 1.8%.
El CEESP señaló que cuando la Secretaría de Hacienda (SHCP) disminuyó su pronóstico “este nuevo entorno generó un mayor grado de incertidumbre que ha llevado las expectativas de todos los indicadores macro a la baja, de tal manera que ahora se anticipa que solo habrá posibilidad de generar 450 mil nuevos empleos formales con un ritmo de crecimiento económico inferior al 2.0%”.
Ya la semana pasada la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que la creación de empleo no superaría las 400 mil plazas formales, cuando la demanda del mercado laboral en el país requiere por lo menos, la creación de un millón de plazas.
Sin embargo, los indicadores macro caminan en sentido contrario: El pasado 23 de agosto, el Inegi reveló que la tasa de desempleo se colocó en 5.12% en julio, lo que significó que existen 2.6 millones de mexicanos sin trabajo. Mientras que las ventas al menudeo se desplomaron 1.9% y al mayoreo 8.5% en junio pasado.
Aunque los especialistas del CEESP confiaron en que la segunda parte del año mejorará, lanzaron la siguiente advertencia:
“…Es clara la necesidad de impulsar la actividad interna del país, en lo cual ayudará la aprobación de las reformas estructurales, pero será mucho más importante que el estado de derecho sea la principal variable, toda vez que es fundamental un ambiente de confianza para que la inversión fluya de manera constante. No hay que olvidar que la inversión es el principal motor del crecimiento”.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.