miércoles, 4 de septiembre de 2013

La juez es cómplice de Montiel en el juicio por la custodia de mis hijos: Versini



MÉXICO, D.F. (apro).- Maude Versini, exesposa de Arturo Montiel, denunció que la juez que lleva el caso de la custodia de sus tres hijos es cómplice del exgobernador del Estado de México.
De visita en el país para asistir a los exámenes psicológicos ordenados por la juez, la ciudadana francesa –quien durante 22 meses no ha podido ver a sus hijos, uno de ellos con autismo– afirmó que los pequeños fueron manipulados en los interrogatorios que se les practicaron hace unas semanas, de los cuales tiene videos.

“Me chocó ver en este video cómo el licenciado Montiel tutea a la juez durante el juicio, cómo le dice ‘Lupita’ entre cada pregunta. A mí me choca esto, me choca esta cercanía, esta familiaridad del licenciado Montiel con la juez. No me parece correcto”, puntualizó en entrevista con la periodista Carmen Aristegui para la primera emisión de Noticias MVS.
Ataviada con una camisa a cuadros, el cabello recogido, sin maquillaje y con un tono pesimista, la exesposa de Montiel manifestó que ya no sabe si puede confiar en la justicia mexicana, en particular en la del Estado México, que gobernó Montiel, y donde se desahoga el caso de la custodia de sus hijos.
“Tengo muy poca fe y muy poca esperanza de que esto salga a mi favor. Yo siento que todos ellos, y lo siento así, son cómplices de esto, y quieren demostrar ahora –y ese es el objetivo del tribunal– que mis hijos ya están muy instalados en México, que están muy felices con su papá, que son muy consentidos, muy apapachados, y que sería un crimen sacarlos de México para llevármelos a Francia”.
Insistió:
“Me van a decir en poco tiempo que sería demasiado monstruoso sacar a mis niños ya muy instalados, muy felices en México para regresármelos a Francia, eso es lo que va a pasar”.
De acuerdo con Versini, están ganando tiempo y reponiendo el juicio “para que vuelva a perder dos años y que en dos años mis hijos –que no me habrán visto– ya tendrán la facultad de decir: ‘no queremos regresar a Francia, queremos quedarnos con nuestro papá’”.
Sostuvo que ella tiene la custodia de sus hijos, pues así lo decidió un juez en primera y segunda instancia, y que el juicio que ahora lleva es por la retención ilegal de los pequeños.
“Yo tengo la custodia, no me han quitado la custodia”.
–¿Están en pleito para quitársela? –preguntó la periodista.
–Quieren transformar este juicio, que es un juicio de retención ilegal, es un juicio por restitución de niños retenidos ilegalmente. No es un juicio de custodia, lo quieren transformar en un juicio de custodia –respondió.
Maude relató que en múltiples ocasiones intentó ver a sus hijos, aunque fuera de lejos, en la escuela a la que asisten –el Colegio Miraflores del municipio de Lerma, en el Estado de México–, pero no tuvo éxito.
Incluso dijo que después de ganar la primera y segunda instancia fue a ver al director de la escuela, con papeles en mano, rogándole que la dejara ver a sus hijos y explicándole que tenía derecho de llevárselos a Francia.
“No los quiso ver (los papeles). Me dijo que el que estaba pagando la escuela era el licenciado Montiel y que no podían ellos enfrentarse al licenciado. Yo le dije: ‘¡ah!, bueno, entonces se trata de dinero, si quiere yo puedo pagar también la escolarización de mis hijos si esto me dejaría un derecho de verlos’.
“Ni siquiera me quiso enseñar los carnets de notificaciones, se quedó frío diciéndome que no podía hacer nada y que se quería quedar al margen”, añadió.
Pese a ello, apuntó, la escuela ha hecho declaraciones públicamente en las que afirma que “los niños están muy felices, muy a gusto y que los ven muy bien”.
Versini confió en que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) –que aceptó tomar el caso luego de que la francesa denunció que le fue devuelta, abierta y sin respuesta una carta enviada al organismo– la ayude para impedir que se sigan violando sus derechos y los de sus hijos.
“No podemos dejar que una madre no vea a sus hijos, yo tengo todos los derechos, tengo la custodia, y aun así ninguno de los jueces me quiso dar un papelito para dejarme ver a mis hijos.
“Nuestros derechos son violados, el tratado que se firmó entre Francia y México está violado. Se tenía que haber resuelto este asunto hace mucho tiempo. Se dice que son seis semanas para tratar problemas de este tipo, yo voy a cumplir 22 meses”, reprochó.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.