domingo, 1 de septiembre de 2013

Supuestos federales “levantan” a 20 jóvenes de un antro en Chilpancingo

Ezequiel Flores Contreras

CHILPANCINGO.,Gro. (proceso.com.mx).- Un grupo armado que se desplazaba en camionetas con logotipos de la Policía Federal (PF), irrumpió en un antro de esta capital y se llevó a una veintena de jóvenes de quienes hasta el momento se desconoce su paradero.
El hecho ocurrió durante la madrugada de este sábado en Room Night Club, ubicado en la colonia Universal, donde testigos difundieron su experiencia en redes sociales y calificaron la presunta acción policiaca como aterradora:
“De repente más de 20 personas ingresaron con armas y nos gritaron TODOS AL SUELO, separaron a los hombres y empezaron a manosear a todas las personas hombres y mujeres, todos estábamos callados nos gritaban y cortaban cartucho amenazándonos que no los veamos a los ojos, estuvieron así un largo tiempo amenazado chavas llorando, golpeando a otros más.

Al final después dijeron que en cinco minutos podíamos abrir los ojos y enseguida todos escuchamos cómo se fueron subiendo a camionetas y arrancaron, empezaron a llorar todos mujeres histéricas nadie sabía qué decir, Gracias a dios sobrevivimos pero jamás volvemos a salir de noche en Chilpancingo”, expresó un usuario de Facebook, identificado como Carlos Guerrero en un foro denominado Queja y Propuesta Ciudadana de la misma red social.
Al respecto, el administrador de este antro que se identifica como Misael El Tigre Marín, en su cuenta personal de Facebook afirmó que se trató de un operativo “mal ejecutado” de la Policía Federal, por lo que pidió una disculpa a sus clientes “afectados” y ofreció los videos de las cámaras de seguridad del establecimiento para deslindar responsabilidades.
También, dijo que los federales catearon otros antros de la capital de forma paralela y rechazó que los presuntos agentes federales hayan incurrido en actos de rapiña y vejaciones en contra de mujeres.
“Como comento fue un operativo mal ejecutado pero un mal necesario”, expresó el propietario del Room Night Club.
No obstante, testigos consultados por Proceso señalan que el grupo de supuestos federales se llevó a una veintena de hombres que estaban en el antro; al menos a tres jóvenes los dejaron abandonados sobre la autopista Del Sol, en las inmediaciones del poblado de Palo Blanco, municipio de Chilpancingo.
El resto de los hombres que se llevaron siguen desaparecidos, indicó un testigo que pidió omitir su nombre.
Incluso, otro usuario de Facebook identificado como Hugo Days convoca a los afectados del supuesto operativo de la PF que fueron víctimas de robo, a presentarse en la comisaría de la corporación policiaca en esta capital para que les regresen sus pertenencias.
También exigió una explicación por la que los agentes federales actuaron contra los clientes como si fueran delincuentes “al tirarnos a todos al piso y amagarnos con armas”, indicó el usuario, quien se encontraba en el lugar cuando se registró este hecho.
“Me di cuenta que a muchas mujeres les vaciaban sus bolsas, les tiraban sus pertenencias al piso y algunas cosas se llevaban. Mucha gente salió afectada por este abuso de autoridad. Si el dueño del establecimiento Misael Marín amablemente está dispuesto a ofrecer los videos como prueba contundente del abuso de autoridad y robo de ese día, es una prueba contundente para que se les haga justicia a los afectados”, remata el testigo en una publicación emitida este domingo cerca del mediodía.
Hasta el momento ninguna autoridad gubernamental ha reivindicado este presunto operativo federal y el hecho sólo es comentado en las redes sociales exhibiendo la autocensura de los medios de comunicación tradicionales de la ciudad que han tenido que asumir el silencio como garantía ante el nivel de violencia que se vive en la capital guerrerense.

Fuente Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tus comentarios en cualquier momento, solo trata de poner buenos argumentos y sobre todo trata de evitar el uso de palabras altisonantes, este blog es de ustedes.
Saludos.